viernes, 7 de mayo de 2021

Descubre la rehabilitación de adictos del Instituto Castelao

La constante entrada de droga y el desarrollo de otros tipos de adicciones en la sociedad moderna, ha promovido la creación de centros especializados en el tratamiento de esta enfermedad.


Descubre la rehabilitación de adictos del Instituto Castelao
  • whatsapp
  • linkedin

Adicciones: una enfermedad que cada día requiere de una mayor atención asistencial

Así nace el Instituto Castelao en Murcia, un centro único en la ciudad, creado para apoyar a toda la comunidad de la región en el tratamiento integral a pacientes adictos.  El tratamiento de recuperación incluye etapas claves de la superación, deshabituación y reinserción social.

El objetivo principal del tratamiento es abordar la adicción desde varios enfoques, utilizando los mejores recursos disponibles, desde las terapias individuales y de grupo, hasta tratamientos farmacológicos y alternativos que involucren tanto a los pacientes  como a todo su entorno.

Las adicciones son cada vez más un problema de salud frecuente dentro de la sociedad española y afectan a personas de cualquier edad y posición social. Pero ser adicto no significa solo ser  dependiente a una sustancia, sino padecer una enfermedad mental (ya que los circuitos neuronales se modifican) que afecta tanto al individuo como a su entorno.

Se calcula que un 10% de la población padece la enfermedad de la adicción y probablemente necesite de ayuda, ya que el adicto no es capaz de controlar su consumo de la misma forma que un hipertenso no puede controlar su presión arterial, por lo que el tratamiento es la mejor opción para mejorar las condiciones de la enfermedad y llevar una vida de calidad.

Es por eso que en centros como el Instituto Castelao Murcia, el tratamiento para la adicción comienza con la concienciación de la enfermedad por parte del paciente, como el primer y más importante paso hacia la meta final que es la recuperación.

En este caso, los especialistas certificados de nuestro instituto comienzan detectando los síntomas característicos de la adicción, que pueden ser varios o uno solo de acuerdo a la magnitud del trastorno ,para trabajar sobre ellos.

Algunos de los síntomas más comunes son, la falta de control; caracterizado por un intento fallido de controlar el impulso que provoca el consumo, siendo casi siempre inútil, lo que ocasiona mayores niveles de reincidencia.

También se miden los grados de obsesión que pueda presentar el paciente, es decir, la frecuencia con la que el adicto piensa en consumir y cómo se maneja ese ciclo o círculo vicioso. Por último está la negación como el síntoma más sensible a tratar y donde se refleja los demás síntomas, ya que la negación manifiesta el grado de vínculo del paciente con su adicción.

Dimensiones de nuestro tratamiento para la adicción

Ya que toda adicción es en sí una enfermedad, su recuperación debe pasar por un tratamiento especializado en el que se aborde el problema desde diferentes enfoques y con un personal médico cualificado.

Es por eso que en el centro de desintoxicación en Murcia, el tratamiento para adicciones es una fusión de la terapia especializada junto con la medicina necesaria para abordar este tipo de enfermedad.

Para ello cuentan con verdaderos médicos especialistas en adicción que se comprometen a dirigir personalmente el proceso de recuperación y reinserción de los pacientes.

Este tipo de tratamiento llamado “Tratamiento Castelao”, fue introducido en los años ochenta en Barcelona por los doctores Montal, Bach y Freixas, reconocidos psiquiatras de la localidad, consiguiendo durante esa década el mayor índice de recuperaciones de todo el país.

El tratamiento está dividido en cuatro fases que componen el método Castelao. La primera es la desintoxicación, en la que el paciente deja de consumir la sustancia bajo supervisión médica y recibe apoyo para minimizar las consecuencias del síndrome de abstinencia.

En la deshabituación se identifican los hábitos más nocivos y se trabaja identificándolos y sustituyéndolos por hábitos sanos que modifiquen las malas actitudes del paciente.

En la rehabilitación, el paciente vuelve a retomar sus habilidades y a desarrollar otras, gracias a la terapia individual y grupal; y por último, en la reinserción, el equipo prepara al paciente para volver a su ambiente familiar y social con una nueva perspectiva de la vida habiendo aprendido a vivir en abstinencia.

Te puede interesar