viernes, 7 de mayo de 2021

PP y PNV acercan posturas respecto a los presos de E.T.A.

El PP y el PNV están aproximando posiciones para acercar presos de E.T.A. a cárceles próximas del País Vasco.


PP y PNV acercan posturas respecto a los presos de E.T.A.
  • whatsapp
  • linkedin

Como condición previa los presos de la organización terrorista tendrían que aceptar primero la Ley Penitenciaria vigente, algo que podrían empezar a acatar a partir de este mismo verano.

Fuentes de ambas formaciones políticas confirman estas negociaciones y las desligan a la aprobación de los Presupuestos. Lo circunscriben a la decisión de E.T.A. de desarmarse y principalmente al posible cambio de rumbo de los internos de la banda ahora desarmada, de aceptar los beneficios penitenciarios que recoge la Ley actual, según fuentes de la Cadena Ser.

Acuerdo

El acuerdo marco que hay sobre la mesa establece que los presos de la exorganización terrorista estarán en cárceles que no superen la distancia de 250 kilómetros del País Vasco. Se ha establecido un mapa de 10 prisiones que incluyen las cárceles de Zaragoza (Duera y Zuera), Burgos, Soria, Teruel, León y Asturias, entre otras. Ninguna de ellas supera esta distancia que se ha establecido como límite y todas están acondicionadas para comenzar a trabajar con programas iniciales de reinserción que recoge la Ley Española Penitenciaria vigente. De momento no hay ningún plan firmado. Tampoco hay fecha concreta para que se produzca este movimiento, pero fuentes cercanas al proceso, creen que los primeros pasos se podrían ejecutar en tiempo no superior al año.

Sería prácticamente un traslado automático, aunque se llevaría a cabo en varias fases. En la práctica, esto supone que las cárceles de Andalucía y Madrid, donde cumplen pena la mayor parte de presos de E.T.A., van a quedar vacías de internos de la organización terrorista, que durante años han estado sometidos a la política de dispersión que se diseñó en los años más duros de E.T.A. y que no está incluída en la Ley Española Penitenciaria vigente.

Este acercamiento de posturas entre PP y PNV incluye además el traslado de la veintena de presos enfermos que tiene cuantificados la antigua Izquierda Abertzale.

Todo apunta a que el traslado de estos presos se va a hacer en un período de tiempo más corto. Los más graves y críticos podrían incluso terminar de cumplir su pena en cárceles del País Vasco, aunque la mayoría lo van a hacer también en cárceles cercanas.

Otro asunto que se está estudiando como tercera fase del plan, y que se pondría en marcha en los próximos años, es la posibilidad futura de que los 274 presos que tiene E.T.A. en diferentes prisiones españolas, acaben en la cárcel alavesa de Zaballa y en la de Pamplona. La cárcel de Zaballa es la que actualmente acoge a presos que se acogieron a la fórmula de reinserción de Nanclares de Oca. En el año 2009, con José Luis Rodríguez Zapatero como Presidente del Gobierno y Alfredo Pérez Rubalcaba como Ministro de Interior, 23 presos decidieron abandonar la disciplina del autodenominado Colectivo de Presos Políticos Vascos (EPPK) y decidieron acogerse de forma individual, a los beneficios penitenciarios que recoge la Ley Penitenciaria Española. Entre esos reclusos se encuentran exmiembros de E.T.A., que formaron parte de los comandos más sanguinarios de la organización armada como, Idoia López Riaño, alias " La Tigresa", José Luis Álvarez Santa Cristina, alias " Txelis" o Joseba Urrusolo Sistiaga.

Transferencia de competencia

La transferencia de la política penitenciaria al País Vasco es una negociación que se plantea a más largo plazo. Es una vieja reivindicación de los nacionalistas vascos y de la Izquierda Abertzale, pero de momento tiene una serie de condicionantes, como la construcción de un nuevo centro en Gipuzkoa.

Los últimos datos que ha ofrecido el Ministerios de Interior en el Senado, aseguran que las cinco cárceles que tiene el País Vasco y Navarra, tienen capacidad para 2.739 presos. A día de hoy, la ocupación llega a los 1.562 internos.

La transferencia de competencia en materia penitenciaria siguiendo el modelo catalán, incluiría entre otras cosas, el nombramiento de Jueces de Vigilancia Penitenciaria ubicados en Euskadi, que decidirían acerca de los permisos y concesiones de grados que recoge la normativa central.

Presos de E.T.A.

Los internos de la exorganización armada están a punto de concluir en los próximos meses sobre los pasos que tienen que seguir en política penitenciaria. Según fuentes nacionalistas y del entorno Abertzale, la votación, que se está haciendo de forma inédita preso por preso y no de forma asamblearia como hasta ahora, va a finalizar con un respaldo mayoritario a la propuesta que ha puesto sobre la mesa Bildu y Sortu. Se calcula que aproximadamente el 75% de la población reclusa de E.T.A. está de acuerdo con la iniciativa.

Lo que se está debatiendo es que los presos dejen de seguir las instrucciones de lo que se conoce como autodenominado Colectivo de Presos Políticos Vascos ( EPPK) y que cada uno de forma individual acepte los beneficios que recoge la Ley, siempre y cuando se acepte la normativa vigente. Hasta ahora, los miembros de E.T.A. encarcelados no podían acogerse a la Ley porque no la reconocían. Acogidos a la Ley Española actual la situación es más favorable para el Gobierno Central, a la hora de hacer cambios en materia penitenciaria, porque desarmada E.T.A. y con los presos cumpliendo la Ley, la medida política de la dispersión no tendría sentido.

De hecho, es una de las condiciones que siempre ha puesto sobre la mesa el ejecutivo de Rajoy para hacer cambio con los presos que cumplen condena por pertenencia a la organización terrorista E.T.A.

El paso es fundamental dentro de lo que se conoce como frente makos (frente de las cárceles) y va a suponer que muchos reos que han cumplido más pena pasen a segundo grado penitenciario. A partir de aquí, muchos podrán optar a salidas programadas para trabajar.

Ahora mismo hay 274 presos de E.T.A. que cumplen condena en diferentes puntos de España. La mayoría están en prisiones de Andalucía, Extremadura, Madrid y alrededores de la Comunidad madrileña.

En Francia hay alrededor de otros 70 que también se encuentran en el norte del país galo a aproximadamente 700 kilómetros de París.

El Gobierno

Fuentes del Ejecutivo aseguran a la Cadena Ser que ahora mismo no existe ningún plan concreto firmado para acercar a presos de E.T.A. a cárceles cercanas al País Vasco y que la condición que se sigue exigiendo es que los internos, que cumplen condena por pertenencia a E.T.A. se acojan a la Ley Penitenciaria vigente.

Fuentes del PP y PNV reconocen sin embargo, que existen contactos al más alto nivel pendientes de ese debate que está teniendo lugar en las cárceles desde hace más de medio año.

Te puede interesar