lunes, 17 de mayo de 2021

Sánchez busca los apoyos de los grupos minoritarios para encarar una nueva investidura

El presidente del Gobierno en funciones quiere llegar a septiembre con un programa social escuchando a grupos sociales y formaciones parlamentarias que aumenten la presión sobre Podemos.


Sánchez busca los apoyos de los grupos minoritarios para encarar una nueva investidura
  • whatsapp
  • linkedin

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, no disfrutará de la residencia de verano del Gobierno La Mareta (Lanzarote) ni en Las Marismas (en el Parque de Doñana, en Huelva), como hizo el año pasado. El excandidato a la Presidencia del Gobierno ha llenado su agenda de reuniones con grupos parlamentarios minoritarios para intentar recabar sus apoyos y aumentar la presión sobre un posible apoyo de Podemos a un gobierno monocolor del PSOE. Por ello, el secretario general de los socialsitas mantuvo ayer una reunión con Compromís en Valencia y con algunos de sus principaes íderes políticos: la vicepresidenta de la Comunitat Valenciana, Mónica Oltra; o el portavoz del partido en el Congreso de los Diputados, Joan Baldoví. 

Según fuentes cercanas a La Moncloa, el presidente en funciones está intentando elaborar “un espacio común de reflexión en la izquierda”. La mano derecha del presidente de la Comunitat Valenciana aseguró tras el encuentro con Sánchez y el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, recordó que los ciudadanos "quieren que sepamos gestionar su voto y su decisión, no que les volvamos a preguntar", en referencia a una repetición de las elecciones. Sin embargo, se mostró optimista respecto a apoyo de su partido al Gobierno. Baldoví recordó que "con quien se tiene que reunir muchas horas, mucho tiempo y si puede ser con mucha discreción es con los que tenemos que decir sí, no o abstención el día de la investidura”.

Compromís no será el único partido minoritario con el que el Gobierno en funciones mantenga reuniones formales para intentar caminar hacia una nueva sesión de investidura con más garantías de éxito. El propio Sánchez se reunirá con el PNV el próximo 19 de agosto para intentar que los seis escaños del partido vasco se pongan de lado de programa social que Sánchez está intentando elaborar escuchando a grupos sociales. El pasado 25 de julio, Sánchez volvió a la casilla de salida para intenter revalidar su cargo, por lo que es necesario unas negociaciones serias para que España pueda afrontar los retos a los que se enfrenta a corto y medio plazo, entre ellos la sentencia del procés contra los 12 líderes soberanistas y las posibles consecuencias políticas que pudiera tener. 

Te puede interesar