martes, 18 de mayo de 2021

PACMA y FAPAS llevan a los tribunales a los furtivos de Palencia denunciamos hace un año

Se dedicaban a cazar jabalís, lobos y hasta osos pardos, de forma ilegal, en el Parque Natural de Fuente Carrionas y Fuente Cobre (Palencia), y fueron pillados y grabados en su delito.


PACMA y FAPAS llevan a los tribunales a los furtivos de Palencia denunciamos hace un año
  • whatsapp
  • linkedin

Gracias a unas imágenes grabadas por miembros del Fondo para la Conservación de los Animales Salvajes (FAPAS), se pudo demostrar que grupos organizados de cazadores se dedicaban a masacrar a lobos y jabalís, utilizando perros para destrozarlos. Ahora, el Partido Animalista (PACMA) y FAPAS, sientan en el banquillo de los acusados a estos acusados de varios delitos contra la flora y la fauna, y maltrato animal.

Para el PACMA, “nuestra perseverancia para acabar con la caza no afloja”, dicen en una nota informativa. “Con este nuevo hito, conseguimos que un juzgado se fije en el atentado contra la fauna que han cometido estas personas, que esperamos sean condenadas. Pero, sobre todo, supone un paso más en nuestro camino para conseguir la prohibición legal de la caza”. En unos meses, se celebrará el juicio. “Mientras tanto, trabajamos cada día, en cada rincón, para defender a los animales”.

La denuncia la interpusieron en 2018, sobre grupos organizados de furtivos que practicaban la caza con perros, para matar jabalís y osos jóvenes en el Parque Natural de Fuente Carrionas y Fuente Cobre (Palencia), donde realizaban batidas sin tregua ni control, incumpliendo los convenios y directivas internacionales. “Esta situación está poniendo en peligro a la fauna salvaje del parque en la montaña palentina”, explican los defensores de la dignidad de los animales.

Un vídeo, grabado en 2017, y que ha sido utilizado como prueba acusatoria, “demuestra que los cazadores utilizan perros, para acabar con la vida de los animales a los que cazan. En las imágenes se ve cómo un perro destroza a un jabalí de forma agónica, hasta que le causa hasta la muerte. La vigilancia de miembros de FAPAS y la perseverancia de PACMA, en su batalla judicial contra la caza, han permitido que estos cazadores furtivos vayan a ser juzgados como acusados por un presunto delito contra la fauna. “Ya logramos, hace unos meses, la suspensión cautelar de la actividad cinegética en Castilla y León y continuaremos perseverantes, hasta conseguir que la caza sea ilegal”.

Te puede interesar