domingo, 11 de abril de 2021

La joven Laia murió asfixiada pero no sufrió una agresión sexual

En el cuerpo de la víctima no se encontraron signos evidentes de penetración.


La joven Laia murió asfixiada pero no sufrió una agresión sexual
  • whatsapp
  • linkedin

La autopsia realizada a la joven Laia, la niña autista de 13 años asesinada en Vilanova i la Geltrú, en Barcelona, ha determinado que murió asfixiada. Además, las pruebas forenses realizadas sobre el cadáver de la menor han descartado que hubiera violación tras no haber descubierto signo alguno de penetración. No obstante, no se descarta que el agresor le realizara algún tocamiento. 







Las pruebas no han podido determinar si fue estrangulada o ahogada. Cabe destacar que el cuerpo tiene varias heridas perimortem, es decir, golpes proferidos a la víctima justo en el momento de antes y después de la muerte. En ningún caso estos golpes fueron la causa de la muerte de la chica. 







El asesino de Laia fue detenido el pasado lunes 4 de junio, pocas horas después de haber acabado con la vida de la niña. Desde el pasado viernes por la noche se encuentra ingresado en la cárcel de Brians I, en una unidad psicológica. 







Te puede interesar