martes, 22 de junio de 2021

AECID. 75 años de una biblioteca excepcional y escasamente conocida (2)

Dirige esta peculiar y excepcional departamento, con gran escasez de presupuesto, la Facultativa y Doctora en Filología Araceli García Martín.


AECID. 75 años de una biblioteca excepcional y escasamente conocida (2)
  • whatsapp
  • linkedin

Más de tres cuartos de siglo avalan una impecable trayectoria bibliográfica en la Agencia Española de Cooperación Internacional y para el Desarrollo (AECID). Una historia de entusiasmo por los libros, recopilaciones de diplomáticos y estudiosos, donaciones particulares, y valiosas adquisiciones. Una institución que alberga casi medio millón de volúmenes y que últimamente está haciendo un gran esfuerzo por digitalizar todos sus fondos sonoros; amén de aportar valiosos fondos a exposiciones simultáneas con la Biblioteca Marqués de Valdecilla (Universidad Complutense), como las últimas sobre el poeta, periodista y diplomático nicaragüense Rubén Darío o los Universalistas, doctrina filosófica ésta que afirma la existencia de ciertos principios universales, veraces e indiscutibles que deben ser admitidos por todos como guía para sus conductas.

Una institución regida desde 2014 por la Doctora en Filología Araceli García Martin que pese a la escasez de plantilla que ha forzado su cierre por la tarde y diversos recortes presupuestarios, presta servicio a innumerables universitarios e investigadores, americanistas, islamistas, etc… cuyo catálogo está entre los mejores de Europa. A cargo de la Biblioteca Félix María Pareja (nombre de su fundador) islámica se encuentra la filóloga Luisa Mora Villarejo. Ambas dependen orgánicamente del Departamento de Cooperación y Promoción Cultural, regido por el diplomático Jorge Peralta Momparler.

Llegada de María del Carmen (Maimén) Díaz Hoyo como responsable y unificación de las bibliotecas hispánica e islámica

La destitución de Cabello Moya como Director de la Biblioteca Hispánica a finales de 1989, dio paso a la filósofa y filóloga María del Carmén Díaz Hoyo, a principios de 1990.

Licenciada en Filosofía y en Filología Inglesa por la Universidad Complutense de Madrid; bibliotecaria del Cuerpo Facultativo de Archivos, Bibliotecas y Museos, trabajó en bibliotecas de la Universidad Complutense y Biblioteca Nacional de España. Disfrutó de una Beca Fulbright en la Universidad de Maryland en Estados Unidos, donde cursó un master de Biblioteconomía.

Fue durante su trayectoria cuando las dos Bibliotecas Hispánica e Islámica de la AECI, se unificaron. No obstante, pese a esta modificación orgánica siempre hubo una persona responsable de los tesoros bibliograficos traidos de Oriente Próximo, Oriente Medio y el conjunto del Islám. De este modo, Felisa Sastre continúo dos años más, hasta 1992, como Jefa de la Islámica.

Durante una década, con María del Carmén Díaz Hoyo a la cabeza, varias personas colaboraron al engrandecimiento de la “Félix María Pareja” (Islámica) hasta que -en octubre de 2002- tomo las riendas María Victoria Alberola Fioravanti.

No fue muy prolífica en aportaciones editoriales, pero realizó interesantes estudios y aportaciones sobre la presencia del investigador cubano José María Chacón Calvo o el valor y signíficado de esa biblioteca para América Latina. También presentó la edición facsimil del Arte de la Lengua Metropolitana del Reyno Cakchiquel o Guatemalico, compuesto por el P. F. Ildefonso Joseph Flores (Madrid, 2002).

En 2010, Maimén Díaz (como era conocida por todos) creó la Coral “Gente Habanera”, formada por bibliotecarias de diferentes instituciones, e instauró la -tradicional en otros ámbitos- lectura pública del Quijote durante el Día de San Jorgé para celebrar el Día del Libro. Se jubiló en 2014. Sus 24 años de servicios fueron recompensados con la Gran Cruz de Isabel la Católica.

Durante su dirección continúo encargada de la islámica, la historiadora María Victoria Alberola Fioravanti, quien años antes había abandonado el departamento para dirigir la Biblioteca de la Real Academía de Historia, publicando en 1995 una guía de ese departamento. Dos años antes, vió la luz su libro “La revolución de 1868 y la prensa francesa” (Editora Nacional, Madrid 1973).

Licenciada en Filosofía y Letras (rama de Historia) por la Universidad Complutense, la nueva jefa (de facto) de los fondos islámicos, fue una de las impulsoras de la Revista de Análisis y Pensamiento sobre el Mundo Árabe e Islámico Contemporáneo (AWRAQ). En abril de 2009, se reunió por primera vez su Consejo científico, donde se encontraba Alberola junto a otros 21 arabistas y reputados expertos de diversas universidades europeas y norteamericanas. También formó parte del Patronato de la Casa Árabe en Madrid.

Durante su periodo en este la Islámica “Felix María Pareja” fue coautora de los libros de temática árabe “Homenaje a Fernando Valderrama” (AECI 2005, con Fernando de Agreda) y “Ramón Lourido y el estudio de las relaciones hispano marroquíes” (AECID 2010, con Fernando de Agreda y Bernabé López García). En abril de 2011, María Victoria Alberola concluyó esta responsabilidad.

Desde febrero de 2002 hasta febrero de 2002 ejerció como Directora de la Biblioteca Islámica "Félix María Pareja", la filóloga Nuria Torres Santo Domingo, Facultativa del Cuerpo de Archivos, Bibliotecas y Museos. Tras 7 años y cuatro meses en ese destino, se desplazó a otra institución; retornando nuevamente a la AECID como Jefa de Servicio, en junio de 1012, y finalizando su estancia en enero de 2014 . Durante todo este tiempo llevó a cabo numerosos proyectos tales como automatizar su catálogo, planificar espacios, editar una base de revistas y elaborar numerosas bibliografías.

Las filólogas Araceli García Martín y Luisa Mora Villarejo; y nombramiento de la primera como actual responsable bibliotecaria en la AECID

Tras la jubilación de Maria del Carmén Díaz Hoyo, compitieron para dirigir la Biblioteca de la Cooperación Española, las filólogas y Facultativas del Cuerpo de Archivos, Museos y Bibliotecas Araceli García Martín (hispánica) y Luisa Mora Villarejo (islámica), resultando adjudicataria la primera por su condición de Doctorada frente a Licenciada la segunda.

Araceli García Martín es Doctora en Filología Hispánica y Diplomada en Historia y Estética de la Cinematografía por la Universidad de Valladolid. Entre su Curriculum cuenta con un Master en Gestión y Análisis de Políticas Públicas cursado en la Universidad Carlos III y el título de Experta en Cooperación al Desarrollo por la Universidad Complutense.

Bibliotecaria del Cuerpo Facultativo de Archivos, Bibliotecas y Museos, anteriormente fue directora -en Albacete- de la Biblioteca interfacultativa de la Universidad de Castilla-La Mancha. También trabajó como documentalista en el Consejo Superior de Deportes.

A su labor intelectual, desde el año 2000, se suma su actividad como profesora asociada de Biblioteconomía en el Máster de Bibliotecas y Patrimonio Documental de la Universidad Carlos III. En julio de 2014, fue nombrada directora de la Biblioteca AECID, donde continúa en la actualidad.

Forma parte de organismos internacionales y nacionales como el Comité de América Latina y el Caribe en la International Federation of Library Associations and Institutions (IFLA), la Red Europea de Documentación e Información sobre América Latina (REDIAL) y el Grupo de trabajo permanente sobre Cooperación para el Desarrollo y Bibliotecas en la Federación Española de Sociedades de Archivística, Biblioteconomía, Documentación y Museística (FESABID).

Además es autora de obras como: “al pie de la música”, “el libro de horas de Isabel de Portugal” y “el papel de las bibliotecas en las políticas culturales de cooperación (Estudio y evaluación del modelo de gestión de la biblioteca de la Agencia Española de Cooperación Internacional AECI)”.

Actualmente la Biblioteca de la AECID está digitalizando sus fondos sonoros, integrándolos en sistemas de archivos universalmente accesibles a todo tipo de públicos

Supeditada a la anterior, ejerce como Jefa de Servicio en la Islámica Luisa Mora Villarejo. Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad Complutense y Facultativo de Bibliotecas de la Administración General del Estado, ha impartido masters, cursos y seminarios (Granada, Toledo, Marruecos, Estambul, siendo jurado en varios premios literarios (SM, Edelvives) y siendo galardonada en 2007, por la Junta de Andalucía con el segundo premio del Concurso Internacional sobre propuestas de Gestión “El Parque de los niños”

Además, obtuvo una beca para investigar sobre Literatura Infantil en la Sección Iberoamericana de la Internationale Jugendbibliothek (Munich, Alemania), habiendo publicado numerosos artículos especializados y estudios sobre” libros infantiles y juveniles para hacer buenos lectores”, siendo coautora de otros como “Necesitamos más poesía. Cancionero de ausencias en aulas y espacios bibliotecarios españoles”. Anteriormente trabajó en la Subdirección General de Coordinación Bibliotecaria del Ministerio de Cultura y en la Biblioteca Pública del Estado de Guadalajara (México).

Con sus más de 100.000 documentos árabes y andalusíes, y un patrimonio bibliográfico donde destacan obras como el Lexicon arabicum de Franciscus Raphelengius, de 1613, el Thesaurus linguarum Orientalium Turcicae-Arabicae-Persicae de Franciszek Mesgnien Meninski, aparecido entre 1680 y 1687, o la Gramática arábigo-española de Francisco Cañes, publicada en Madrid en 1775; en 2015 la Biblioteca Islámica fue galardonada con el Premio UNESCO-Sharjah para la cultura árabe 2015, dotado económicamente con 30.000 dólares, que Irina Bokova (Directora General de la UNESCO) entregó a Luisa Mora durante una ceremonia en la Sede parísina de la Organización.

La Biblioteca Islámica presta apoyo técnico a otras bibliotecas del mundo árabe a través de intercambios y de formaciones, al tiempo que colabora activamente con varias cátedras universitarias de lengua árabe y cultura islámica, participando en conferencias internacionales organizadas por la Asociación Europea de Bibliotecas sobre Oriente Medio (MELCOM).

Uña con hombro, Araceli García y su subordinada Luisa Mora gestionan un auténtico tesoro bibliográfico, escasamente publicitado por falta de medios y pendiente aún de ser descubierto.

Te puede interesar