Descubre qué es la Última Milla: uno de los mayores retos logísticos en la actualidad

El término de "la última milla" hace referencia al reparto en el interior de una localidad, la entrega final al cliente.

Descubre qué es la Última Milla: uno de los mayores retos logísticos en la actualidad
Descubre qué es la Última Milla: uno de los mayores retos logísticos en la actualidad

De todos los procesos de la cadena logística, de distribución y de gestión de flotas, hay uno que resulta especialmente crítico hoy en día, por el impacto enorme del eCommerce. Se trata de la última milla, también conocida como entrega final. El término última milla logística hace referencia al transporte y al reparto de una mercancía dentro de una localidad, hasta llegar al destinatario final. 

Este proceso se inicia desde que el paquete sale del último punto de distribución o almacén hasta que llega al cliente final. Es el último eslabón, y además, el más importante, ya que el usuario espera su compra en buenas condiciones y en el tiempo acordado.

En esta fase final de la logística de una empresa se suelen recorrer muy pocos kilómetros, pero existen muchas dificultades y gastos de transporte implicados. Optimizar de forma correcta la última milla logística -con rapidez, efectividad y rentabilidad- es de suma importancia para las empresas, ya que en ella está en juego la satisfacción del cliente y su confianza, y también una parte muy importante del coste que implica el envío para la compañía. 

¿Cuáles son los retos de la última milla para empresas de logística, distribución y reparto?

Las empresas de logística y distribución, sobre todo las centradas en el servicio courier, deben cuidar mucho la fase de la última milla, ya que de su eficacia dependerá la rentabilidad de su servicio y de todo el esfuerzo realizado previamente. Los principales retos a los que se enfrentan son:

- Gestión de costos. Los recorridos de la última milla logística suponen para los vehículos realizar muchas paradas, controlar la circulación de la localidad, aparcamientos y gastos en gasolina, además de los propios relacionados con el mantenimiento de la flota de la dispone la empresa y las horas invertidas por los repartidores en los trayectos de cada jornada. Es imprescindible controlar estos gastos para no perder rentabilidad ni subir los precios de nuestro servicios.

- Eficiencia. El cliente demanda cada vez más velocidad en los envíos y más flexibilidad en cuanto a los horarios de entrega. Las nuevas tecnologías tienen un papel destacado en este campo, sobre todo en lo que a geolocalización y gestión de mensajería se refiere.

- Localización de clientes. En muchas ocasiones, las empresas de mensajería carecen de datos suficientes para realizar las entregas de manera efectiva, ya que muchas de ella carecen de la herramienta tecnológica necesaria para automatizar datos de clientes, horarios de envío y ubicar localizaciones en el mapa digitales en tiempo real.

- Envío en el mismo día. El envío en el mismo día es una buena manera de obtener más clientes. La inmediatez es uno de los factores que más se valoran hoy en día, y afrontar este requisito con éxito es fundamental para mantener un servicio competitivo.

Características y funciones que ofrece un software de gestión de flotas para una óptima gestión.

Un software de gestión de flotas es imprescindible para controlar toda la flota de vehículos y hacer una planificación de las mejores rutas teniendo en cuenta los gastos y el cumplimiento de los tiempos estipulados en el servicio de reparto. Así, una de las principales funciones de este tipo de programas de gestión es el seguimiento vía  GPS de los vehículos, lo que permite rastrear la flota y el estado de cada servicio de transporte y reparto en tiempo real. Sus principales funciones son:

- Gestión y mantenimiento de vehículos: permite recopilar información acerca del estado del vehículo para conseguir un correcto mantenimiento del mismo.

- Control completo de los gastos e incidencias, así como realizar punteos y recepciones de facturas de forma automatizada.

- Planificación de rutas: con esto se consigue reducir el consumo de combustible y los tiempos de entrega, ya que es posible planificar de manera automática los trayectos más eficientes.

- Gestión del tráfico: se puede conocer la velocidad a la que se circula o si hay atascos o accidentes que ralenticen los trayectos. De este modo podemos anticiparnos y hacer modificaciones para cumplir con los plazos de entrega. 

- Realización de un seguimiento de las flotas mediante sistemas telemáticos con un dispositivo GPS. Así es posible recibir información relativa a posición, dirección y velocidad. 

- Gestión del conductor: este tipo de software permite controlar los tiempos de descanso de los conductores en las rutas y asignar horarios y conductores a los vehículos.

- Elaboración de perfiles de conductores o vehículos para conocer su disponibilidad y controlar la eficiencia de cada uno de ellos.

- Envío de notificaciones y mensajes a los conductores.

- Generación de informes para el análisis de tendencias y la toma de decisiones.

- Integración de la gestión administrativa de la flota y de los clientes, la facturación y la cartera de cobros y pagos.

flecha izquierda flecha derecha NOTICIAS AL ALZA ...