Conoce la ley que regula las comunidades de propietarios

Por COLUMNA CERO. 28/04/2020

Vivir en una comunidad de vecinos puede producir algunos inconvenientes. Es importante conocer la legislación que se encarga de establecer los derechos y obligaciones de la comunidad

Conoce la ley que regula las comunidades de propietarios

Conoce la ley que regula las comunidades de propietarios

¿De qué trata la ley?

La ley sobre propiedad horizontal se encarga de regular las comunidades de propietarios, desde aspectos como otorgar el título constitutivo, nombrar los cargos de la comunidad, celebrar juntas, etc..., y todo con la finalidad de tener un mayor control sobre las labores que se necesitan dentro de la propiedad, garantizando así una mejor convivencia entre los propietarios.

También se encarga de las actas de juntas, del administrador, así como del ejercicio del derecho de voto, entre otros aspectos importantes dentro de la comunidad.

Debido a que siempre hay personas que van a infringir las normas de la comunidad, es importante elaborar manuales, carteles y circulares que les permitan conocer dichas normativas con la finalidad de que estén al tanto de sus derechos y obligaciones, evitando así cualquier tipo de problemas derivados de malentendidos.

¿A qué tienes derecho?

Dentro de una comunidad, tú como propietario tienes numerosos derechos de acuerdo con esta legislación.

Tienes un dominio total sobre tu espacio privado, por lo que puedes vender, o ceder la propiedad a cualquier persona. Sin embargo, hay algunos límites, como no usarlo como un local comercial o una oficina.

Además tienes derecho de utilizar las áreas comunes, como son el jardín o el ascensor de la propiedad horizontal. Usando los espacios de acuerdo a la finalidad de los mismos, por ejemplo, no puedes dejar muebles en el estacionamiento o motos en lugares interiores o en el acceso de entrada.

También debes tener en cuenta el uso correcto de las zonas comunes, evitando ensuciarlas o dañarlas, ya que esto puede afectar a los otros propietarios, porque todos tienen derecho a un espacio limpio, higiénico y estético.

Por tal motivo las normativas establecen que no se arroje basura, papeles y otros tipos de desechos, como los de mascotas en las áreas comunes, como tampoco usar las ventanas para colgar prendas de ropa, ya que afecta a la estética del edificio.

En las propiedades horizontales son varios los problemas que pueden presentarse, sin embargo, hay dos que son los más comunes en todas las comunidades. Ambos se encuentran regulados por la legislación para lograr mantener un buen ambiente de convivencia.

Uno de los principales es el ruido. La contaminación auditiva suele afectar a la convivencia con los demás propietarios, ya que puede afectar a la tranquilidad de su hogar o perturbar su sueño. Y como propietario tienes la oportunidad de reclamar tu derecho en caso de ruido excesivo.

La ley se encarga de asegurar la tranquilidad, reducir la contaminación auditiva y visual para garantizar el bienestar. 

En estos casos se recomienda un diálogo con el otro propietario para que disminuya el ruido, y en caso de no hacerlo, se puede proceder con la intervención de la Policía.

Otro problema bastante común es con las mascotas, siendo uno de los que mayores discusiones y reclamaciones puede generar entre los propietarios, ya que muchos de ellos no tienen conocimiento sobre las normativas de la tenencia de mascotas en estas comunidades.

Dentro de las normativas que se regulan en la ley, se mencionan que las mascotas no pueden estar sueltas en zonas comunes, los perros peligrosos deben contar con un bozal y estar amarrados, así como se deben recoger los excrementos de los animales evitando que esto se haga en las áreas comunes, ya que puede afectar al bienestar de los otros propietarios.

Administradores de fincas

Un servicio que se puede contratar para garantizar que se cumplan todas estas normativas y la mejor convivencia dentro de la propiedad horizontal, es el de un administrador de fincas. 

Las distintas funciones de un administrador de fincas son las de atender todas las necesidades de la comunidad, para así resolverlas con la mayor eficacia posible.

Un administrador tiene como función principal mantenerse atento al estado y funcionamiento de los distintos servicios e instalaciones de la comunidad, como la electricidad y el agua, realizando recomendaciones y advertencias a todos los copropietarios.

Eso sí, pudiendo realizar las reparaciones y acciones necesarias para que las instalaciones funcionen de forma óptima y después dando detalle de las cuentas, tanto al presidente como a los propietarios.

También se encarga de elaborar una organización optimizada de gastos que ayude a reducir gastos en el presupuesto anual, consiguiendo así un ahorro de dinero para los propietarios, sin embargo, este plan debe ser aprobado por la junta de vecinos.

Entre sus funciones está conservar y proteger todos los documentos legales relacionados con la comunidad. De igual manera está en su obligación realizar los debidos cobros necesarios, así como realizar los pagos pertinentes. Y en caso de existir propietarios morosos, el administrador de fincas puede reclamar estas deudas.

El administrador de fincas también se encarga de notificar a los propietarios de las sanciones que hayan recibido por no cumplir con sus obligaciones, asimismo hace efectivas estas sanciones de acuerdo con lo previsto en la ley de propiedad horizontal, así como las establecidas por las organizaciones interiores de la comunidad, como la Asamblea General o el Consejo de Administración.

Por otro lado ofrecen asesoría jurídica a cada uno de los propietarios en diferentes temas, tanto en sus derechos como obligaciones.

En cuanto a la gestión de los empleados de la comunidad, así como con las compañías de seguro, el administrador de fincas se encarga de todas estas gestiones para garantizar la mayor seguridad a los propietarios y funcionalidad en sus espacios.

Los administradores de fincas tienen que hacer cumplir las normativas dentro de las comunidades, permitiendo que todos los propietarios cumplan con sus obligaciones y conozcan sus derechos.

Gracias a esta legislación y a los administradores de fincas, tienes garantizada la mejor convivencia dentro de la comunidad, evitando así conflictos que puedan crear un ambiente pesado que afecte al bienestar de todos los vecinos. 

 

flecha izquierda flecha derecha NOTICIAS AL ALZA ...