contador web

ECONOMÍA | PRIVACIDAD

¿Por qué contratar los servicios de un detective privado?

Por COLUMNA CERO. 14/05/2019

Los problemas de pareja y los casos de familiares desaparecidos son dos de los motivos más habituales para contratar un detective privado.

Zaragoza
Detective
contratar
Privado

¿Por qué contratar los servicios de un detective privado?

Un detective privado es un profesional liberal que realiza algún tipo de investigación de carácter reservado tanto para particulares como para empresas. Una investigación que siempre se lleva a cabo al amparo de la ley y a través de la cual el detective redactará un informe profesional para el interesado.

Intercol es una agencia de detectives privados Zaragoza que lleva más de una década de experiencia en el sector. Su equipo de trabajo se caracteriza por la seriedad, la calidad y discreción en los trabajos, contando con la Tarjeta de Identidad Profesional (TIP) para llevar a cabo labores de investigación en el marco de la legalidad vigente.

Razones por las que contratar un detective privado

Hay diversas razones por las que contratar los servicios de un detective privado, aunque las más habituales suelen ser las siguientes:

- Problemas de pareja

- Casos de personas perdidas o desaparecidas

- Problemas laborales

- Fraudes internos empresariales

Los detectives privados son las figuras encargadas de ayudar a investigar un problema. Hay casos muy particulares que pueden subyacer de las razones anteriores. Por ejemplo, investigar el currículum vitae de un posible empleado, rastrear el paradero de algún moroso, investigar algún asunto en el que la policía no pueda entrar, etc.

El detective privado en la empresa

Las empresas que contratan un detective privado Zaragoza lo hacen con la intención de cumplir las normas y evitar posibles fraudes internos. De entre estos posibles fraudes, hay algunos que se dan con relativa frecuencia, como pueden ser los casos de fuga de datos confidenciales, bajas fraudulentas de los empleados, fraude empresarial, etc.

La fuga de información, sin ir más lejos, es uno de los principales problemas que suelen sufrir muchas empresas. Una información que puede llegar a terceras personas y que la usen de manera imprudente o perjudicial para la empresa. Lo que, a posteriori, puede derivar en consecuencias graves para la compañía.

Este tipo de fraude se da principalmente entre los empleados de la propia empresa. Es aquí precisamente donde entraría en juego la figura del detective privado, quien se encargaría de obtener de manera encubierta la información necesaria para dar con la raíz del problema.

Por otro lado, las bajas fraudulentas es otro de los casos más habituales con los que trabajan los detectives privados. Una manera de tratar de conseguir la baja laboral mediante informes ficticios con el objetivo de seguir cobrando la nómina sin trabajar. Las empresas suelen poner especial hincapié en este tipo de fraudes, de los que cada vez se dan más casos.

Por último, habría que hablar de los fraudes empresariales en general. En España los casos más perseguidos son la apropiación indebida de activos de una empresa, el soborno, la corrupción y la manipulación contable. Casos así son los que llevan a muchas compañías contratar los servicios de un detective privado.

Los detectives privados para particulares

Son numerosos los individuos particulares que también requieren de los servicios de un detective privado. Por lo general, se asocia este asunto a los problemas de infidelidad en parejas, pero el ámbito de actuación de un profesional de este tipo puede ir mucho más allá.

Por ejemplo, sus investigaciones pueden darse en casos como la obtención de pruebas para la custodia de menores, el impago de pensiones, la extinción de pensión compensatoria, el control de menores, malas compañías y toxicomanía, la localización de personas perdidas o desaparecidas o informes sobre conductas prematrimoniales.

De alguna manera, lo que cada persona pretende es acreditar una situación personal que se está viviendo. El detective privado será el encargado de poner de manifiesto la situación real de cada individuo para que haga frente a sus obligaciones correspondientes.

La confidencialidad y la experiencia

Tal y como puede verse, las ventajas de contratar un detective privado tanto para la empresa como para particulares son numerosas. Un profesional de este tipo no solo garantizará la ejecución de los trabajos, sino también la máxima confidencialidad. Un aspecto que en estos casos se antoja fundamental.

Las posibilidades de éxito se multiplican cuando se acude a estas agencias profesionales. En este sentido, la experiencia de más de una década de Intercol es un bagaje a tener muy en cuenta. Los detectives privados de esta agencia cuentan con las herramientas, los conocimientos y las técnicas necesarias para llevar a cabo cualquier tipo de investigación.

Es muy importante pues que el detective privado sepa discernir en todo momento la información que necesita el cliente. Un profesional cualificado que sabe cómo aplicar la ley y hacer uso de los recursos a los que puede recurrir.

En definitiva, la figura del detective privado es más que importante en muchos casos que pueden suceder tanto a particulares como a personas jurídicas. Contratar sus servicios puede ser la mejor solución y la manera más rápida y efectiva de llegar a ella.

NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar