ECONOMÍA | PUBLICIDAD

Los calendarios personalizados continúan siendo una herramienta de marketing vigente

Por COLUMNA CERO. 29/11/2018

Los calendarios son una de esas cosas que las nuevas tecnologías no han logrado desplazar totalmente. Por el contrario, los han incorporado a la lista de herramientas de marketing actuales.

Los calendarios personalizados continúan siendo una herramienta de marketing vigente

Los calendarios personalizados continúan siendo una herramienta de marketing vigente

Ninguno ha podido reemplazar a los convencionales calendarios de escritorio, o colgantes. Los calendarios, desde que se tiene uso de razón, han servido para organizar el tiempo, las citas, los vencimientos, en qué días caen los cumpleaños y los no menos importantes eventos.

La impresión de calendarios

Se pueden imprimir calendarios personalizados baratos, con la mejor calidad de impresión, en un tiempo súper rápido. Se imprimen por encargo vía online, en el formato deseado, entre una gran cantidad de opciones, para obtener calendarios realmente únicos, y a la medida. Solo se debe subir el archivo desde un ordenador, sin salir de casa, y luego recibirlos de la misma forma, con entrega gratuita.

Las ventajas de las impresiones de calendarios online son varias:

- Diseño propio.

- Encargo hecho desde casa de forma online.

- Rapidez en la impresión y prontitud en la entrega.

- Precio realmente económico teniendo en cuenta la calidad profesional.

Algo que es esencial para empresas, autónomos, comerciantes o particulares, es que necesitan que los trabajos sean rápidos y baratos. Y que cuanto más unidades se encarguen, mejor precio de consiga.

El formato y el tipo de calendario son a elección del cliente, para apoyar en la mesa o escritorio, con imanes, calendarios de pared y muchísimas otras opciones de acuerdo a lo que el cliente necesita. Con los mejores acabados, grosor de papeles y diferentes tamaños.

¿Qué es un calendario personalizado?

Es una forma de organización de las fechas que nos importan, pero con el agregado de que el diseño es propio y personal. En los calendarios se pueden imprimir fotos de los mejores recuerdos, en familia, con amigos, con personas que ya no están, o lo que se prefiera, otorgándole a esos recuerdos un lugar de privilegio. O también el logo de marca o la imagen de los productos o servicios que se trabajan.

Los calendarios personalizado, son los que se imprimen a gusto del cliente, que los puede personalizar de la manera que más prefiera. El diseño se puede realizar desde el propio ordenador. Lo mismo se hace con el envío del archivo a la imprenta, para luego recibirlos sin haber salido de la casa.

La importancia de los calendarios desde los primeros tiempos

En los orígenes de los calendarios no se imprimían, pero si se dibujaban en la pared de una cueva, sobre una madera o una piedra. Inicialmente, el tiempo se medía por medio de los diferentes ciclos lunares, y en la actualidad, un calendario completo es el ciclo que describe la tierra alrededor del sol. Por esta razón se les denomina calendario solar. El primero de estos calendarios solares fue el utilizado por los egipcios en el tercer milenio antes de Cristo.

Ya en la era romana, el año comenzaba en marzo y finalizaba en diciembre, por lo que el año tenía una duración de diez meses, o 304 días. Algunos meses eran nombrados en honor a los dioses, otros por la ubicación en el año. Martius, Aprilis, Maius, Iunius, Quinctilis, Sextilis, Septembris, Octobris, Novembris y Decembris.

Luego, a partir de aproximadamente el 700 AC, se instauró un calendario más cercano al que se conoce hoy, con el agregado de enero y febrero, y una duración de 365 días. Diversos motivos fueron cambiando la cantidad de días de algunos meses. Por ejemplo, Julio César nació en Julio y por ésto decidió agregar un día a ese mes, por esto es que el nombre del mes se asocia con su nombre. También decretó que el año tenga comienzo el 1 de enero, porque ese día asumían sus cargos los funcionarios de su gobierno. Luego Augusto César hizo lo propio con el octavo mes, que por él se llama agosto.

Los dos días agregados a julio y agosto se le descontaron a febrero, que tiene por esta razón 28 días, y para compensarle, los años bisiestos le agregan un día a este mes, que cada 4 años tiene 29 días.

Dado que este calendario tenía sus imperfecciones, el papa Gregorio XIII, encarga una reforma de acuerdo a nuevas mediciones, al que se le llamó calendario gregoriano, que fue lentamente adoptado por todos los países y es el que se conoce actualmente.

flecha izquierda flecha derecha NOTICIAS AL ALZA ...