ECONOMÍA | VEGANISMO

La economía vegana y los millennials

Los 600 millones de personas veggie en el mundo mueven un mercado que cada vez genera más ingresos y obligan a la industria cárnica a reconvertirse

Vegetales y frutas. Thebittenword

Vegetales y frutas. Thebittenword





La comunidad vegana, vegetariana y en general veggie, está creciendo a niveles nunca vistos, llegando a alcanzar en la actualidad la cifra de 600 millones. Todos estos consumidores de productos que por norma no son cárnicos, poseen un nivel adquisitivo importante, lo que empuja al mercado a satisfacerlos.



Es innegable que la economía que ha crecido alrededor de esta corriente se está convirtiendo en un peso pesado de la economía, pues la demanda global, según datos de Markets and Markets, de productos veggie mueve actualmente 4.000 millones de dólares y se observa un crecimiento del 6% anual. Esto supondría que en 2020 la cifra supere los 5.000 millones.




En Estados Unidos la venta de alimentos a base de plantas aumentó un 8,1% durante el año pasado superando los 3.100 millones de dólares, según una investigación realizada por Nielsen para la Asociación de Alimentos a Base de Plantes (PBFA).



El caso más curioso es el del país germánico, donde ha habido un crecimiento de los productos vegetarianos en un 633% y veganos de 1800% en periodo comprendido entre 2011 y 2015, según la firma privada de investigación de mercado Mintel.



En el caso español, de 353 restaurantes vegetarianos que había en 2011 pasó a una cifra de 703 en 2016 según la guía de restaurantes vegetarianos, veganos y saludables HappyCow. Otro dato que destacar es la crecida de repartos de alimentos vegetarianos por parte de Deliveroo en 2016, cuyos datos muestran un aumento del 161%.



El descenso de del consumo de carne aumenta sus sustitutos a base de plantas lo que supone uno de los seis grandes desafíos para la agricultura en 2018, según palabras de Chuck Jolley, presidente del Salón de la Fama de la Industria de la Carne.

Las empresas más importantes de comida vegana están sustentadas por los inversores más ricos del planeta, es el caso de la cadena de hamburguesas veganas Beyond Burguer, cuyos apoyos más reconocidos son Bill Gates y Leonardo DiCaprio. La marca de quesos veganos Kite Hill obtuvo 18 millones de dólares por parte de General Mills.

Los millennials

Como casi toda tendencia rompedora en el mercado y en la sociedad, todo lo relacionado con lo veggie viene dado de la mano de los jóvenes.

Fiona Dyer, analista del consumidor en GlobalData, comenta que “El cambio hacia alimentos basados en plantas está siendo impulsado por los millennials, quienes tienen más probabilidades de considerar la fuente de alimentos, los problemas de bienestar animal y los impactos ambientales cuando toman sus decisiones de compra”.

De hecho, más compañías se unen e impulsan este movimiento. Quorn Foods, compañía alimenticia, confía en los jóvenes para impulsar esta tendencia creando un cambio de raíz hacia una comida más saludable y sostenible.

El caso más ejemplar es el de Reino Unido, en el que el 20% de los jóvenes que oscilan edades de entre 16 y 24 años son vegetarianos o veganos.

Toda esta tesitura es una combinación de respeto a la vida animal, conciencia de una dieta sostenible para el medio ambiente y saludable para el propio cuerpo humano, todo ello impulsado por marcas, eventos, y sobre todo, celebridades anglosajonas que han hecho llegar esta postura a la población más influenciable, la joven.

Los casos más renombrados recogidos por la revista Glamour son la tenista profesional Serena Williams, que declaró que era vegana; la cantante Miley Cyrus, actualmente vegana al igual que su pareja Liam Hemsworth; el actor Jared Leto, al igual que sus compañeros de la banda 30 Seconds to Mars; la cantante Ariana Grande, Jennifer López y un largo etcétera.

Para publicar su conversión en la dieta utilizaron métodos tradicionales, tales como revistas, pero también las redes sociales, punto clave de la comunidad veggie para informar y concienciar a la población.

Reconversión de la industria cárnica

Pese a esta escena que en principio supone el fin de la industria cárnica y con ello de grandes fábricas con numerosos empleados, los capitalistas inteligentes han decidido entrar en el mercado de las plantas comprando o invirtiendo en las marcas des este sector. Claro ejemplo es el del principal productor de carne de EE. UU., Tyson Foods, que aumentó a más del 5% su inversión en Beyond Meat, empresa productora de alimentos sustitutivos de la carne.

Por lo que, tal y como publicaba el asesor de patrimonio en Alpenrose Wealth Management en Forbes, Michael Pellman Rowland, si la industria cárnica hace pivotar y diversifica sus ofertas de proteínas, los millennials y todos los consumidores estarán probablemente más que felices de recompensarlos con su dinero duramente ganado.


TAMBIÉN EN:
La población vegetariana se dispara
La población vegetariana se dispara

flecha Por KHALIL PABLO SHEIKHA GARCÍA DE LA TORRE

flecha izquierda flecha derecha NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar