domingo, 13 de junio de 2021

Passivhaus o casas pasivas, los hogares más eficientes

Descubre los motivos por los que las casas pasivas son tan eficientes.


Passivhaus o casas pasivas, los hogares más eficientes
  • whatsapp
  • linkedin

Las Passivhaus o casas pasivas nacieron a principio de los años 90 en Alemania, y poco a poco este estándar de construcción se ha ido extendiendo a todo el mundo. En la actualidad este sistema se ha convertido en el más sostenible y valorado en el mundo de la construcción gracias especialmente a su apuesta por la eficiencia energética.

Estos hogares son los más eficientes del mundo y se estima que pueden llegar a reducir el consumo de calefacción o refrigeración hasta en un 75% respecto a una vivienda construida con estándares tradicionales. Esto permite a la vivienda autoabastecerse energéticamente con la energía solar gracias a su baja necesidad de energía.

Pero ¿por qué son tan eficientes las casas pasivas?

Existen una serie de principios que hacen que las viviendas Passivhaus sean tan eficientes en materia energética. Los 5 más importantes son los siguientes:

Aislamiento térmico

El aislamiento casa pasiva es un factor fundamental para minimizar las pérdidas de calor hacia el exterior y para impedir la entrada de calor en verano. Por tanto, el aislamiento térmico estará presente en la cubierta, en la solera y en las paredes exteriores de la vivienda siguiendo la “regla del rotulador”, es decir, evitando discontinuidades en el sistema de aislamiento.

Apuesta por la calidad en puertas y ventanas

Las Passivhaus usan puertas y ventanas de altas prestaciones. Es a través de estos huecos donde se puede fugar la mayor parte de la energía en las viviendas, y por ello se deben usar ventanas con doble o triple vidrio y puertas de con madera de baja transmisión térmica. El objetivo es mantener el calor en invierno e impedir la entrada de calor en verano para no usar los sistemas de calefacción o refrigeración.

Sin puentes térmicos

Estas viviendas no tienen puentes térmicos donde se produce una minoración de la resistencia térmica respecto al resto de la vivienda. Para ello es fundamental vigilar durante la construcción de la vivienda una correcta ejecución de esquinas, juntas y el resto de uniones para evitar que se produzcan los puentes térmicos.

Estanqueidad de la vivienda

En una vivienda Passivhaus la hermeticidad del conjunto debe estar garantizada. Con ello se evitan las condensaciones en el interior de la vivienda y la existencia de puentes térmicos. Para ello hay que realizar una prueba de presión, el ensayo Blower Door, y así comprobar que se sigue este criterio tan importante en las casas pasivas.

Ventilación controlada de alta eficiencia

El sistema de ventilación debe permitir la renovación del aire del interior de la casa de forma continuada y controlada. Así se garantiza un aire de calidad las 24 horas del día e incluso se utilizan filtros que depuran el aire evitando la entrada de partículas de contaminación al interior. Además debe incluir sistemas de recuperación de calor para aprovechar la energía calorífica presente en el aire antes de expulsarlo.

Ahora que ya sabes por qué las casas pasivas son las viviendas más eficientes tan solo te queda plantearte cuándo y dónde comenzar a disfrutar de este sistema único en el mundo.

Autor

COLUMNA CERO

Te puede interesar