El aceite de oliva español, factores que determinan su precio

Numerosos son los factores que, de una forma o de otra, influyen en el precio final del denominado oro líquido.

El aceite de oliva español, factores que determinan su precio
El aceite de oliva español, factores que determinan su precio

España es el primer productor y exportador mundial de aceite de oliva. La extensión del país dedicada a los olivos se acerca a los 2,5 millones de hectáreas, según la información aportada por La Interprofesional del Aceite de Oliva Español

Es fácil suponer que, con tanto suelo nacional dedicado al cultivo del olivo, el precio del aceite sea estable y barato, pero esto no es siempre así. Son muchos los factores que intervienen en el precio final del llamado oro líquido, como son la procedencia, la producción anual, la demanda, los costes laborales… en este sentido, la evolución del precio del aceite de oliva es muy cambiante.

Por este motivo, hay que mantenerse informado constantemente. En la página aceitedeoliva10.com, se ofrece información actualizada sobre los precios y cuáles son los elementos que afectan directamente sobre su coste.

Principales ciudades productoras de aceite de oliva virgen extra según la variedad

Aunque el olivar español se encuentra bastante distribuido por todo su territorio, a la hora de hacer balance de las ciudades con más capacidad de producción hay que atender a valores como el tipo de olivo, es decir de aceituna, que se cultiva y las condiciones físicas, climáticas y de orogenia que tiene la zona de cultivo.

Zona Sur; Andalucía

Cabe resaltar que es en Andalucía, concretamente la provincia de Jaén y toda la cuenca alta del Guadalquivir, donde se concentra la mayor parte dedicada al cultivo del olivo y a la producción del aceite de oliva. En el sur de España, hay cerca de millón y medio de hectáreas plantadas con olivos.

Las Denominaciones de Origen y Protegidas de Andalucía se concentran en Antequera (Málaga), Baena (Córdoba), Estepa (Sevilla), Lucena, Montoro-Adamuz y Priego de Córdoba (Córdoba), Montes de Granada y Poniente de Granada (Granada), Sierra de Cádiz (Cádiz) y Sierra de Cazorla, Sierra de Segura, Sierra Mágina (Jaén).

Zona Centro; Castilla-La Mancha, Extremadura, Madrid, Castilla y León

La despensa castellano-manchega se caracteriza por un aceite de oliva virgen extra de gran calidad. La renovación de las tradicionales almazaras y explotaciones familiares han aumentado la cantidad de la producción sin disminuir la calidad del producto.

Las Denominaciones de Origen y Protegidas de Castilla la Mancha son el Campo de Calatrava y el Campo de Montiel (Ciudad Real), La Alcarria (Cuenca y Guadalajara) y los Montes de Toledo (Toledo). Por su parte, las Denominaciones de Origen y Protegidas de Extremadura se concentran en Monterrubio (Badajoz) y en Gata-Hurdes (Cáceres).

Zona Norte; Navarra, Aragón y La Rioja

Es el Sistema Ibérico, junto a la cuenca hidrográfica del Ebro, los elementos geográficos que determinan el paisaje natural de esta zona productiva. A lo largo de todo el curso del río Ebro, se crea un microclima enormemente favorable para el cultivo del olivar, lo que permite una producción de aceite de oliva de gran calidad.

Denominaciones de Origen y Protegidas de Aragón, La Rioja y Navarra se encuentran localizadas en el Bajo Aragón (Aragón), La Rioja y en Navarra.

Zona del Litoral Mediterráneo; Cataluña, Comunidad Valenciana, Murcia, Islas Baleares

La dieta mediterránea pivota sobre el aceite de oliva, un elemento que se remonta a las primeras colonias fenicias, y hunde sus raíces en culturas grecorromanas, judeocristianas e islámicas, por lo que no es de extrañar que, siendo una tradición tan antigua, esta región española ofrezca un aceite referente en el mundo entero.

Las Denominaciones de Origen y Protegidas de Cataluña son; Baix Ebre-Montsià, Terra Alta, Les Garrigues y Siurana, mientras que las Denominaciones de Origen y Protegidas de Comunidad Valenciana e Islas Baleares se encuentran en toda la Comunitat Valenciana (Comunidad Valenciana) y en la isla de Mallorca (Islas Baleares).

Factores determinantes en el precio final del aceite de oliva

Se suele relacionar el precio final del aceite con la calidad del mismo. En la mayoría de los productos comercializados esta relación es equivalente, en el aceite de oliva también. Pero, será la producción anual la que tenga una influencia directa y cambiante en el precio definitivo de cada temporada.

Una de las principales claves para determinar cuál será el valor con la que el aceite se va a comercializar será saber cuáles son los tipos de aceites que hay en el mercado y su calidad, porque será con ellos con los que tendrá que competir.

En definitiva, la competencia, la demanda, la producción anual y la calidad de la cosecha serán factores de primer orden para determinar el precio final del aceite de oliva, pero no los únicos. También hay que tener en cuenta la manipulación del producto, el coste del prensado, la mano de obra, el envasado del producto, el precio del transporte… 

En cualquier caso, al ser factores que pueden variar rápidamente, más aún en periodos de crisis como los que se vienen sucediendo año tras año, lo más conveniente es contar con una página web informativa de confianza. La reseñada más arriba en este artículo; https://www.aceitedeoliva10.com, mantiene una constante actualización de los precios €/kg, tanto en el Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE) como en el Oliva Virgen o en el Oliva Lampante, los tres tipos más consumidos en España.

flecha izquierda flecha derecha NOTICIAS AL ALZA ...