ECOLOGÍA | OCIO

La moda de la cachimba llega al mercado del lujo

Por MARÍA MORENO FERNÁNDEZ. 18/01/2020

Está tan extendida que se ha convertido en un imprescindible.

Una cachimba se puede usar en muchos lugares.

Una cachimba se puede usar en muchos lugares.





El mundo de la cachimba siempre ha estado relacionado con el momento de ocio y distensión, y aunque es un artilugio muy antiguo, en los últimos años se ha puesto muy de moda, entre otras razones porque ha pasado a formar parte de la diversión de los adolescentes, entre quienes está cada vez más extendida.



Su popularidad se debe a que estas shishas se perciben como menos nocivas que el tabaco y se permite fumarlas en bares y restaurantes, y en sitios como cachimbasdeluxe.com, donde además cuentan con una variada gama de modelos y materiales para expertos amantes de la cachimba. Con líneas modernas y estéticas, las cachimbas de lujo tienen que estar presentes en cualquier club de alto standing.




Cachimbas Premium de madera y acero inoxidable para los más entendidos, u otras más sencillas, pero de lujo. Estas shishas pueden tener formas de lo más variado. Pero la cuestión es que han llegado para quedarse, potenciadas por su presencia en teterías o discotecas, e incluso en los hogares.



El tabaco es diferente al que se encuentra en los cigarrillos. Aquí las hojas de tabaco se remojan en miel u otras sustancias azucaradas con aditivos aromáticos simulando sabores como fresa, limón, naranja…



Fumar es compartir

Su origen es oriental pero eminentemente siempre ha sido un elemento tradicional de los países árabes. Para ellos forma parte de su día a día como para nosotros el tomar una caña en una terraza, pero muchos hemos descubierto el placer de su disfrute y ahora las estadísticas marcan que, por ejemplo, sólo entre los jóvenes europeos, uno de cada tres reconoce haber fumado cachimba alguna vez.



La popularidad del vapeo crece entre los adolescentes, al interpretarse como menos nocivo que el tabaco. Así, los bares se están volviendo a llenar de humo, pero esta vez más amable que el de los cigarrillos. De hecho, la denominación de pipas de agua es porque humedecen el humo. La ley lo permite porque lo que se quema ahí no es tabaco sino alternativas libres de nicotina.

Hacerte con una para casa

Es el elemento ideal porque se consigue el toque que marca la diferencia en una reunión. Y se ha notado en el aumento de búsquedas online de cachimbas. La preparación es de lo más sencillo: se llena de líquido suficiente, unos tres centímetros por encima del tubo, y se introduce la parte de metal de la shisha en el cristal.

Después se pone la manguera en su lugar y se coloca el tabaco en la cazoleta de manera que quede suelto y sin que sea demasiada cantidad. Es el momento de poner una capa de papel de aluminio y abrir unos agujeros. Estos orificios deben ser pequeños y abundantes, para que el carbón caliente mejor, con solo uno más grande en el centro. La cantidad de carbón dependerá del tamaño de la pipa de agua y de la cazoleta.

¿Unos trucos?

Guardar el tabaco en la nevera para que se conserve mejor o cambiar el agua por otras bebidas para experimentar nuevos sabores, son algunas recomendaciones para convertirse en experto. Además, ten en cuenta que hay mangueras lavables y otras que no lo son. Y los fumadores experimentados de cachimba prefieren el carbón de cáscara de coco, porque es más natural y tarda más tiempo en quemarse. Recuerda que necesitarás unas pinzas para manejarlo con seguridad.

En definitiva, hay un universo de cachimbas que vale la pena descubrir. Muchas de ellas se consideran obras de arte por su diseño y por supuesto, destacan las del sector premium.


flecha izquierda flecha derecha NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar