ECOLOGÍA | CAMBIO CLIMÁTICO

¿El cambio climático está detrás de la primavera adelantada que vivimos en España?

Por MIGUEL DONCEL. 05/03/2019

El cambio climático, según los investigadores, podría no ser el único responsable de las altas temperaturas que se registran durante febrero en España. Pero, ¿cuáles son las consecuencias?

Europa
España
Madrid
Febrero
Cambio climático
consecuencias
investigadores
Primavera adelantada
Efecto invernadero
Climate change

Mayores temperaturas en febrero: ¿son causadas por el cambio climático?

Deja en el armario el abrigo de plumas y saca las gafas de sol. El mes de febrero ha traído temperaturas anormalmente altas para esta época del año pero… ¿Está el cambio climático detrás de la subida de temperaturas en invierno? Aunque pueda parecer curioso, esta primavera adelantada podría ser consecuencia o no del efecto invernadero.

En realidad, durante toda la semana pasada la península Ibérica ha estado bajo los efectos de un anticiclón. El resultado ha sido un efecto meteorológico conocido como un bloqueo en omega, debido al parecido que guarda la imagen del fenómeno con la letra griega. Es decir, las isobaras muestran un poderoso anticiclón central rodeado de dos pequeñas células de baja presión a los costados.

Es por esta situación tan peculiar por lo que se mantiene abierta una entrada poco habitual de aire caliente y seco que proviene del continente africano. Así, se interrumpe la circulación general que tiene un componente este-oeste. Y es que, los bloqueos se han dado siempre y en todas las latitudes. Es más, existen varios tipos de bloqueos e índices que lo cuantifican pero debido a que su aparición es irregular en el tiempo y lugar son considerados como una anomalía climatológica.

CONSECUENCIAS DE LA PRIMAVERA ADELANTADA A FEBRERO

La subida de las temperaturas solo es una consecuencia del adelanto de la primavera que el cambio climático podría haber traído. Las alarmas, como se ha podido observar en los principales medios de comunicación del país, han saltado. Ciudades como Madrid, Barcelona, Valladolid y Oviedo han aplicado sus planes de actuación ante situaciones de alta contaminación. Pero… ¿cómo nos afecta? En particular, existen varias consecuencias:

  • Disparo de los niveles de contaminación. Las restricciones de tráfico han acaparado la parrilla informativa de los medios de comunicación debido a que los registros de partículas contaminantes se han disparado debido a la falta de aire y lluvias.
     
  • Aumento de las alergias. Este factor está relacionado con el anterior, ya que las partículas PM10, que son producidas por los motores de combustión, amplifican la respuesta alérgica al polen. Si la producción adelanta del polen no era suficiente, con el aumento de estas partículas propicia que la alergia sea más engorrosa, sobre todo en zonas urbanas.
     
  • Consecuencias negativas sobre las plantas. Cuando el frío y las heladas vuelvan, causarán mayor daño en aquellas que ya han brotado. La dormancia de muchas especies vegetales, tanto silvestres como cultivadas, se ha roto ya que normalmente no tendrían hojas ni flores y estarían por tanto resistiendo aún el frío.

     

LA PRIMAVERA ADELANTADA AFECTA A TODA EUROPA

Por una parte, en palabras de la investigadora del Instituto de Cambio Medioambiental de Oxford, Friederike Otto, las temperaturas de más de 20ºC que se están registrando en Gran Bretaña este invierno por primera vez en la historia es lo que se espera con el cambio climático. Además, asegura que es una de las señales más evidentes de su existencia.

En el país noruego, al norte de Europa, se han rozado los veinte grados

Por su parte, Dim Coumou, del Instituto de Postdam para la Investigación del Cambio Climático, explica que en 2018 hemos vivido un verano boreal tardío e inhabitual, y ahora la primavera empieza más temprano. Por lo que supone que está vinculado al cambio climático del planeta que afecta fuertemente la probabilidad de semejante calor.

Y es que, la situación que se está viviendo en España también está afectando al resto de Europa. En Reino Unido, por ejemplo, el pasado lunes se batió un record de temperaturas con 20.6ªC en la localidad de Trawsgoed. Y si los 25ºC de Ourense eran llamativos, en la ciudad francesa de Pleyber-Christ se registraron 21ºC y en Uccle, Bélgica, 18.8ºC. En Escandinavia, las temperaturas son sorprendentemente altas: 9.1ºC en Kvikkjokk; mientras que en Noruega, en Linge, se llegó a los 17.8ºC.

Aunque en general los científicos son reticentes a atribuir solo a un único hecho un acontecimiento atmosférico o un efecto extremo, cada vez son más investigadores los que intentan determinar a posteriori si hechos como los que estamos viviendo en Europa podría ocurrir en una sociedad que no está sometida al cambio climático. Sea como fuera, esta puede ser la mejor señal para que comencemos a cambiar.

 




flecha izquierda flecha derecha NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar