viernes, 27 de enero de 2023

Alejandro Gómez: “El wrestling mezcla atletismo, teatralidad y arte como ningún otro”

Conocemos a uno de los expertos más importantes de wrestling de España


Alejandro Gómez: “El wrestling mezcla atletismo, teatralidad y arte como ningún otro”
  • whatsapp
  • linkedin

Alejandro Gómez es conocido en redes sociales por ser uno de los expertos más importantes de lucha libre de España. Su podcast, El Último Hombre en Pie, ha traspasado fronteras y es una escucha obligatoria para cualquier amante del wrestling.

Vamos a conocer un poco más a la persona detrás de la voz.


-Todos te conocemos por tu pasión por el wrestling, ¿desde cuándo eres seguidor de este deporte? ¿Qué luchador te ‘enganchó’? ¿Cuál es tu primer recuerdo de lucha libre?

Empecé con el boom en España, allá por 2006. Mi padre era también aficionado ocasional en la época de Telecinco, con gente como Hulk Hogan o El Último Guerrero. Siempre hemos sido una familia, en general, muy aficionados de todo el deporte. Con el wrestling tuve una conexión especial porque era ese hilo vehicular para charlar y quedar con mis amigos. El wrestling me atrapó gracias a John Cena. Tenía compañeros que eran muy de CM Punk o el heel de turno, pero yo siempre fui de aficionado del Hustle, Loyalty, Respect. Y mi primer recuerdo nítido (y de impacto) fue el momento en el que el Gran Khali le apretaba la cabeza a Rey Mysterio y empezaba a sangrar por la boca. Tiempos duros”.

-Muchos comenzamos en esa época a ver wrestling, grandes recuerdos. Hablemos de ti: ¿en qué momento decidiste comenzar con tu podcast, ‘El Último Hombre en Pie’? ¿Cómo fueron los inicios?

Empezó a tomar forma mucho antes de materializarse. Era aficionado asiduo al mundo del wrestling pero nunca había expuesto mi opinión sobre ello. En la universidad nos tocó hacer el trabajo de fin de grado con el objetivo de construir una empresa, y varios amigos empezamos a realizar un podcast. En aquel momento era mensual y con el cine y las series como protagonista, pero en cuanto terminamos el proyecto me lancé a hacerlo solo y con la lucha libre como temática. Los inicios fueron difíciles, como todo, porque tienes que invertir en material, tienes que generar una impresión en redes sociales y tienes que vender tu producto. A partir de ahí, ir confeccionando un podcast que guste, con el que te sientas cómodo y con el que te identifiques. De semanal pasó a diario, y de ser algo individual pasó a tener cada vez más invitados.” 

-¿Qué es lo más complicado de realizar un programa como el tuyo a diario?

La constancia y las horas que pasas analizando, fuera de micros, el producto. Tienes que estar al pie del cañón todos los días, sin excepción. Cuando lo consigues y lo adaptas a tu rutina, la cosa cambia. Se hace más ameno, más sencillo. Pero es cierto que hay días que no me apetece ver wrestling, o que quizás no me apetece analizarlo. Se pierde algo de magia pero también es muy gratificante ver cómo crece el proyecto”.

-Tienes bastantes seguidores asiduos a tu trabajo, ¿hasta dónde quieres llegar con UHEP? ¿Cuáles son tus metas?

Corta y al pie: vivir de ello. Es el objetivo primordial. Conseguir unas escuchas y un sistema de mecenazgo óptimo para poder dejar mi trabajo y dedicarme a ello al 100%. Es una quimera, pero no imposible.” 

-Todos sabemos que hay un gran esfuerzo detrás, pero ¿qué es lo mejor que has conseguido gracias a tu trabajo?

Conocer a gente, poder saber más de la industria y abrir miras. Pasar solo de ver lucha libre estadounidense a consumir Japón, México y Europa. Entrar dentro de otros ámbitos y conseguir apreciar el wrestling en su totalidad, desde las secuencias técnicas hasta la ultraviolencia, pasando por la comedia y el drama”.

-También tienes afición por otros deportes, ¿te has planteado alguna vez también realizar podcast sobre estos?

Sí, es una idea recurrente que me gustaría desarrollar. Soy aficionado al deporte estadounidense (NFL, NBA, NHL, MLB), al fútbol en todas sus vertientes y países, a la Euroliga, a la Fórmula 1, las motos, el tenis, el snooker, los dardos, el padel... Hablar de ello, con un formato similar al de UHEP, sería un sueño. Ahora mismo, por trabajo, me es imposible, pero si algún día llega la oportunidad me encantaría aprovecharla”.

-¿Cuál es la mejor parte de dedicarte, de alguna manera, al periodismo?

El poder trabajar con la información y el contenido que te ofrecen. Estar informado, alerta, poder opinar, darle al oyente varios puntos de vista, analizar la situación”.

-En España el wrestling no se toma en serio dentro del mundo del periodismo, ¿cuál es tu opinión sobre ello? ¿Crees que hay mucha gente que se aprovecha y simplemente se dedica a acumular visitas en sus webs?

No creo que sea tal que así, pero el mundo del periodismo (no solo el enfocado en la lucha libre) ha pecado de no saber adaptarse a la gratuidad de internet y las páginas web, cayendo en un constante clickbait para recuperar el terreno que se perdió cuando el papel fue perdiendo fuelle. Es el afán de publicar antes y el decantarse por la rapidez más que por la calidad. Es un bucle constante en el que también, cada vez más, está sumido el consumidor. La multipantalla, la multitarea y lo transmedia nos quitan el foco. Nada parece muy relevante. Todo se sucede y eso es un problema”.

-Cambiando de tema, ¿cómo ves el wrestling a nivel internacional ahora mismo? (

Lo veo a un nivel muy alto. AEW ha ayudado a abrir fronteras, a tener la mente más abierta y a que WWE tenga que ponerse las pilas. Ambos se han beneficiado de una situación que antes, en EEUU, era un monopolio de facto. Las independientes americanas, además, está creciendo a pasos agigantados (GCW, Warrior...). En Japón vemos a una NJPW que sigue al alza después de unos años pandémicos nefastos, una Stardom a un nivel estelar, o una NOAH o DDT que van dándose a conocer cada vez más al público casual. En México ha habido una apuesta muy fuerte con grandes carteleras y nombres, especialmente de AAA, y Europa va recuperándose del golpe que sufrió con NXT UK y con el COVID-19. Yo recomendaría variedad, especialmente. Ver un poco de todo y conocer qué se adapta a tu estilo”.

-¿Qué opinas sobre las últimas polémicas de WWE? ¿Crees que les va a afectar en el futuro?

“Desgraciadamente, WWE y el mundo del wrestling han estado metidos, siempre, en múltiples polémicas. Y Vince McMahon en particular. Desde la competencia desleal a Starrcade hasta el pago secreto de millones a exempleadas de la empresa por su silencio pasando por el juicio de los esteroides y el tratamiento de muertes como la de Owen Hart o Brian Pillman. Este último caso (con pagos de hasta $12M a cuatro mujeres mediante cláusulas de confidencialidad), unido en mucha menor medida a la turbulenta salida de Sasha Banks y Naomi, han sacudido los cimientos de WWE. Han apartado a Vince McMahon del poder, algo prácticamente inédito, y su hija está en el poder a la espera de que se resuelva la investigación. Esto, de facto, no cambia nada. Vince McMahon sigue a cargo de la dirección creativa y de marca. Tampoco han variado las acciones, ningún inversor ha hecho movimiento alguno y todo continúa igual. A futuro, con Stephanie o no, parece que los acuerdos (derechos de TV, Peacock, Arabia Saudita) continuarán”.

-Dejando las polémicas de lado, ¿qué luchadores y luchadoras son el futuro del wrestling? ¿Por qué?

Hay varios en los que fijarse. WWE ha refundado NXT como su marca de desarrollo y tiene luchadores llamados a ser grandes dentro de la empresa. Bron Breakker, Carmelo Hayes, Solo Sikoa, Roxanne Perez o Cora Jade son los que mejor apuntan. En el caso de AEW, tiene a sus cuatro pilares de futuro: Jungle Boy, MJF, Sammy Guevara y Darby Allin. Además, por detrás vienen nombres interesantes como Ricky Starks, Dante Martin o el recién fichado Nick Wayne, de solo 16 años. Todos son muy talentosos, entienden qué supone estar en TV, trabajan bien a todos los niveles y tienen una madurez por encima de su edad”.

-¿A quién te gustaría ver como campeón o campeona en el futuro próximo?

En el plano masculino, me gustaría ver a Theory o Riddle como campeón máximo. Tienen todo lo que necesita WWE para darles un push. En el femenino, Ivy Nile de NXT 2.0 es la luchadora que tiene más potencial. Tiene muy poca experiencia pero su ascensión es progresiva, es muy fuerte, atlética, tiene el look y la presencia”.

-¿Quiénes crees que son los grandes olvidados del wrestling? ¿Quiénes se merecen más de lo que han conseguido?

El primero que siempre me viene a la cabeza es Muhammad Hassan. Se convirtió en el gran heel de la empresa en muy poco tiempo y se enfrentó a los tótems del momento. El timing no fue el mejor y acabó desapareciendo, pero tenía un futuro enorme. Si nos acercamos más a la actualidad, dos de los que siempre vi con gran potencial fueron Dolph Ziggler y Zack Ryder, luchadores muy queridos por el público que podrían haber ofrecido más de lo que les pidió WWE”.

-Dolph Ziggler, ese es el nombre que quería. Cuéntanos, ¿qué combate crees que cualquier aficionado tiene que ver sí o sí?

El Ric Flair vs. Ricky Steamboat de Chi-Town Rumble en 1989. Encapsula todo lo bueno del wrestling: la técnica, los personajes, la animadversión, el empuje del público, la historia, el drama... Y no es necesario conocer todo ello para seguir el enfrentamiento. Uno de los grandes combates de la historia y uno de los que ejemplifica lo diversa que es la lucha libre”.

-¿Cuál ha sido tu momento favorito de todo el wrestling que has visto?

Si me tengo que quedar con uno, a pesar de que se quedan varios fuera (Miss Elisabeth alzando el título en WM IV, por ejemplo), sería con la victoria de Daniel Bryan en WrestleMania XXX. El culmen de toda una carrera peleando por estar arriba, un histórico Yes Movement, una instantánea icónica y la demostración de que el talento prevalece por encima de todo lo demás”.

-Lo de Daniel Bryan siempre será inolvidable. Hablemos ahora de wrestling nacional. ¿Quiénes son los luchadores qué más has seguido? ¿Quiénes crees que representan realmente lo que es la lucha libre en España?

El que cumple todos los requisitos es A-Kid, ahora Axiom. Más de diez años en la escena, peleando en todos los rincones de España y haciéndose un hueco en la industria firmando con WWE. Es el que puso a España en el mapa con ese combate de cinco estrellas ante Zack Sabre Jr. en la Triple W, sumado a los enfrentamientos contra Pete Dunne, Ricochet o los que ha tenido en NXT UK contra WALTER o Ilja Dragunov. Más allá, tenemos grandes luchadores de la talla de Carlos Romo, que ha estado pateándose las independientes estadounidenses, Noah Striker, con un cambio físico excepcional y peleando en Madrid y Barcelona, Javier Vives, que está abriéndose camino en Europa o luchadoras como Sara León o María de la Rosa, ambas con un futuro prominente”. 

-¿Cómo le explicarías a alguien que nunca ha visto el wrestling de qué va este deporte?

Es un deporte de entretenimiento con una mezcla de atletismo, teatralidad y arte como ningún otro. Permite difuminar la realidad y la ficción, ver movimientos imposibles, hacer creer al aficionado y suspender la incredulidad del fan. Es una forma más de pintar un lienzo en blanco, de bailar un vals y, todo ello, en directo. Es mezclar habilidades, técnicas y disciplinas por y para el espectáculo”.

-Anima a quien te esté leyendo a escuchar tu podcast y a seguirte en redes 

“Si te gusta el wrestling, y si has llegado hasta aquí, te invito a que escuches Último Hombre En Pie, un podcast diario de lucha libre disponible en todas las plataformas (iVoox, Spotify, YouTube, Apple, Google...). Hablamos de WWE, AEW, NJPW, IMPACT, AAA, independientes, resto de Japón, actualidad... De todo, con invitados expertos en la materia”.

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar