sábado, 16 de octubre de 2021

Pau Gasol, se va el jugador pero permanece la leyenda

Pau se retira. Pero el mito continúa. El estandarte de la "generación de oro" del baloncesto español pone fin a su prolífica carrera. Repasamos su palmarés y sus momentos más icónicos.


Pau Gasol, se va el jugador pero permanece la leyenda
  • whatsapp
  • linkedin

Pau Gasol, leyenda viva del baloncesto mundial, se retira. Desde que acabaron los Juegos Olímpicos de Tokio se venía especulando con este anuncio, pero ha sido en su ciudad natal y en el Liceu, lugar emblemático de la Ciudad Condal, donde ha dicho adiós rodeado de su familia y amigos.

Se va el jugador, pero permanece el mito. Una leyenda viva que atesora un palmarés sin  parangón en el basket mundial. Desde que debutase hace 22 años como profesional el mayor de los Gasol no ha parado de colmar sus vitrinas de títulos y medallas. Un jugador preponderante, inteligente, ambicioso, con una espectacular agilidad y dominio de balón para su altura, magnifico reboteador, muy coordinado en todos sus movimientos  y con un tiro de larga distancia muy decente. Un autentico líder.

Trayectoria y palmarés

Seis clubes y la selección española jalonan su brillante trayectoria: Barcelona (1999-2001 y 2021). Memphis Grizzlies (2001-2008), Los Angeles Lakers (2008-2014), Chicago Bulls (2014-2016), San Antonio Spurs  (2016-2019), Milwauke Bucks (2019) y la selección española (2001-2021).

Con el Barcelona, su primer y último club, conquistó 3 ligas ACB (1999, 2001 y 2021) y 1 Copa del Rey (2001), con Los Angeles Lakers logró 2 anillos de campeón (2009 y 2010) y con la Selección Española completó un palmarés inigualable: 1 campeonato del mundo (2006), 2 platas olímpicas (Pekin 2008 y Londres 2012) y un bronce (Río 2016) y 3 oros en Eurobasket (Polonia 2009, Lituania 2011 y Francia 2015), 2 platas (Suecia 2003 y España 2007) y 1 bronce (Turquia 2001). Y para poner la guinda al pastel todo ello aderezado con la participación de 6 veces como All Star de la NBA (2006, 2009, 2010, 2011, 2015 y 2016).

Momentos estelares

Sus veintidós años en la élite han dejado momentos inolvidables, imágenes icónicas que permanecerán en nuestra retina, comenzando con su elección en junio de 2001 como número 3 del draft por Atlanta Hawks,  aunque posteriormente traspasado a Memphis Grizzlies.

En septiembre de 2006 alzó la Copa del Mundo ganada en Tokio en una final que desgraciadamente no pudo jugar al lesionarse en las semifinales en un épico partido ante Argentina. Pero a pesar de no disputarla recibió el premio de MVP del campeonato.

Tras conquistar la plata olímpica en Pekín 2008 en una final que ha sido considerada como la mejor de la historia (118-107 ante USA); sería en Londres 2012, también ante los americanos y nuevamente logrando la plata tras caer en un trepidante final por 107-100, donde el seleccionador  y todos los jugadores del  combinado norteamericano rindieron honores  a un exhausto Pau Gasol sentando en el banquillo a la finalización del partido felicitándole por la magnífica actuación de la selección entrenada por Sergio Scariolo en un ademán de sincero reconocimiento .

Otro par de “momentazos” fueron los dos anillos ganados con los Lakers junto a su entrañable amigo Kobe Bryant. En 2009 ante Orlando Magic y al año siguiente, en 2010, ante Boston Celtics, rozando con la yema de los dedos ser considerado MVP de las finales en las que jugó a un nivel estratosférico.

En 2009, liderada por un grandísimo Pau y elegido mejor jugador del torneo, la selección española lograba su primer Eurobasket en Polonia derrotando en la final a Serbia. Pero fue en el Campeonato de Europa de 2015 en el que Gasol jugaría el mejor partido de su vida con  más de 40 puntos y  11 rebotes para destrozar y humillar a Francia en la prorroga en semifinales ante su público y así dar cumplida revancha a la derrota del año anterior en cuartos de final en el Mundobasket jugado en España.

Y para finalizar el capítulo de sus “highlights” estelares subrayar también los dos últimos y más próximos en el tiempo: tras su vuelta al Barça en marzo después de dos años sin poder jugar por una molestísima lesión en el pie el capitán del conjunto azulgrana, Pierre Oriola, le pidió encarecidamente que levantará junto a él la copa que les proclamaba campeones de liga en reconocimiento a su valía, aportación  y compromiso con el club blaugrana. Y el último fue el pasado 3 de agosto jugando el que ha sido su último partido como profesional en los cuartos de final del torneo olímpico ante Estados Unidos, después de un esfuerzo titánico por regresar a las pistas y poner el colofón a su trayectoria disputando sus quintos juegos olímpicos.

Un estandarte

Sin duda, se va el mejor jugador español de todos los tiempos. Tras su retirada habrá un antes y un después. El estandarte de la “generación de oro” del baloncesto español. El último mohicano de los juniors de oro. Un jugador que ha marcado época allá por donde ha pisado. Tanto es así que su camiseta con los Lakers, con el dorsal 16, colgará en lo alto del Staples, la cancha angelina, junto a la de mitos como Kobe Bryant, Magic Johnson, Wilt Chamberlain, Abdul Jabbar o Shaquille O’Neal. Ahí es nada.

“Es una decisión difícil pero muy meditada. Me retiro” comenzó diciendo. “El precio de la grandeza es la responsabilidad” apostilló. Y se marchó.

Gracias Pau.

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar