jueves, 21 de enero de 2021

¿Qué ocurre en el Girona FC? El desplome de la entidad

El Girona FC logró en la noche de ayer una nueva victoria en el campeonato nacional frente a un CD Mirandés que plantó cara al club gerundense.


  • whatsapp
  • linkedin








El Girona FC logró en la noche de ayer una nueva victoria en el campeonato nacional frente a un CD Mirandés que plantó cara al club gerundense. Un victoria por la mínima que hace llegar a los veintiún puntos en las quinces jornadas disputadas. Sin embargo, la victoria en la noche de ayer sigue dejando dudas entre los aficionados del club catalán, ya que los jabatos de Miranda de Ebro podrían haber igualado e incluso superado a los locales, debido a sus numerosas ocasiones durante la segunda mitad del partido, si no se hubieran topado con el guardameta Juan Carlos.







Tres años y medio hacen desde que el Girona FC logró su ascenso a la máxima categoría del fútbol español. Un ascenso logrado el cuatro de junio de 2017 de la mano del técnico soriano Pablo Machín, el cual está dirigiendo al Deportivo Alavés en la Liga Santander. Antes de este ansiado ascenso para los gerundenses, el club había vivido ya varios años que se había quedado a las puertas de ascender por primera vez en la historia a dicha categoría, pero no sería hasta dicha fecha cuando lo haría realidad.







Un ascenso que llenó a toda la ciudad de Girona de ilusión e hizo que numerosos ciudadanos de la ciudad se aficionaran a un club, que siempre había pasado desapercibido entre sus ciudadanos. Tras finalizar el primer año, el Girona FC logró una gran clasificación en su primera temporada, pero la marcha de Pablo Machín al Sevilla FC y la inminente llegada en su segundo año de Eusebio Sacristán como técnico harían que pese a llegar a los cuartos de final de la Copa del Rey, el club regresara a la segunda división tras perder ante el Levante UD en Montilivi, un resultado que hacía prever el trágico final después de dos años en el máximo nivel.







Pese al descenso, la ayuda quedaba La Liga a los equipos descendidos hacía que el bloque que había jugado en Primera División se mantuviera  casi intacto. Nombres como Stuani, Granell, Maffeo, Gumbau, Borja García y Aday Benítez entre otros se mantuvieran en el club. Sin embargo, la apuesta que hizo el club para regresar a la primera división caería en saco roto después de ser superados por SD Huesca y Cádiz CF en el ascenso directo. Sí que logró clasificarse para unos Play Off de ascenso que acabarían de la peor manera posible, ya que tras superar a la UD Almería bajo sorpresa, se mediría en la final contra un Elche CF que lograría el ascenso en el último minuto en la vuelta en Montilivi gracias a un gol de Pere Milla cuando todo parecía irse a la prórroga.







Tras el duro varapalo de la pasada temporada, finalmente numerosos jugadores de nivel como Maffeo, Granell e incluso Borja García abandonarían la capital gerundense para dar paso a un nuevo proyecto que hasta el momento no parece ser tan fiable como los vistos desde Pablo Machín. Tan solo seis victorias de quince posibles, no mostrando un buen nivel en partidos que han dejado escapar como la remontada frente al Real Zaragoza en la que iban ganando 0-2 pero finalmente empataron en los últimos diez minutos, o incluso las derrotas ante rivales de menor identidad como AD Alcorcón o CD Lugo hacen que el Girona FC se encuentre en una situación que nadie conoce.







Una situación que posiblemente se deba a la baja participación hasta el momento de Cristian Stuani, el cual solo ha jugado hasta el momento un total de tres partidos marcando cero goles, en comparación con las tres últimas temporadas en las que logró 31, 21 y 21 goles respectivamente. Una bajada de nivel goleador que está ayudando actualmente Mamadou Sylla, pero que si quiere realmente aspirar nuevamente por los Play Off de ascenso debe carburar más aún su acierto de cara a portería.







Te puede interesar