Opinión | Lesión de Dejan Todorovic: Cuando la libertad de expresión roza la estupidez

Hay quienes acusan a Alec Brown de haber provocado una lesión a su compañero de trabajo. Pero ¿quién, en su sano juicio, quiere perjudicar a otra persona?

El jugador durante el partido de pretemporada | Movistar Estudiantes
El jugador durante el partido de pretemporada | Movistar Estudiantes

Ayer el Iberostar Tenerife y el Movistar Estudiantes se enfrentaron en un partido amistoso para seguir ejercitándose durante la pretemporada y seguir midiendo su nivel de cara a la próxima temporada 2020/21 en la Liga Endesa. El encuentro dejó un sabor amargo, dado que el aurinegro Dejan Todorovic cayó lesionado tras una acción fortuita cuando intentaba alcanzar el aro.

En la acción, el jugador bosnio estaba acabando una jugada con entrada a canasta, cuando Alec Brown llegó tarde a taponarle. Tras caer al suelo, el alero tuvo que abandonar la pista entre gritos de dolor. La preocupación era enorme: parecía que se había hecho daño en el tobillo o en la rodilla.

Ante esta situación, se tomó la decisión de cancelar el duelo. El marcador reflejaba entonces los 21-24 puntos, favorables para el conjunto que dirige el técnico Txus Vidorreta.

Según informó la entidad canarista, Dejan Todorovic fue trasladado al Hospital Asepeyo Coslada. Tras someterse a las pruebas correspondientes, se desveló que sufre una rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda. Por esta razón, cuando disminuya la inflamación el jugador deberá pasar por el quirófano para recuperarse con eficacia.

Este suceso cobra un componente más trágico al tener presente que el jugador ya vivió una lesión similar. En 2018, cuando defendía la elástica del UCAM Murcia, estaba jugando un partido de pretemporada contra el Joventut cuando se rompió tanto el menisco como los ligamentos lateral y cruzado de la rodilla izquierda.

En aquel momento, cuando me lesioné, lo supe. Me acuerdo que el fisioterapeuta que estuvo en el partido estaba en su primero en la ACB. Me intentó calmar y me dijo que esperase a que me hiciesen las pruebas. Al final, son esos momentos difíciles de la vida que hay que superar. Procedo de una familia súper positiva y mis padres supieron transmitirme esa energía positiva y mentalidad. Supe sacar el lado positivo de la lesión”, explicó mediante un vídeo después de haberse recuperado.

Es evidente que cualquier deportista está expuesto a las lesiones, forma parte del ejercicio de su profesión. Sin embargo, las adversidades no son fáciles de asumir. A esto se suma que el proceso de recuperación conlleva mucho esfuerzo y trabajo diario.

Dejan Todorovic ahora deberá concentrarse en su proceso de recuperación, dejando a un lado la Supercopa de España de Baloncesto; así como parte del curso en la Liga Endesa y Basketball Champions League.

A raíz del contratiempo durante el partido, en las redes sociales se aprecia cómo algunos usuarios critican al jugador Alec Brown. Por ejemplo, hay quienes afirman que la acción era innecesaria. Otros le dedican insultos y hasta sector le criminaliza como si estuviese en su poder juzgar a los demás.

Desde mi humilde punto de vista, no hay nada que recriminarle al pívot del conjunto estudiantil. Incluso me resulta infantil a la par irrazonable la postura de ir ahora en su contra. Simplemente, dudo mucho que Alec Brown planease todo con anticipación y con la firme intención de que su compañero de trabajo acabase padeciendo daño alguno. ¿Quién, en su sano juicio, quiere perjudicar a otra persona?

Es evidente que la lesión es desagradable, pero normalmente ningún jugador pretende lesionar a otro. Hay quienes usan argumentos como que los tapones sobran en los partidos de carácter amistoso, como si en ellos estuviese prohibido defender. Quizás, el fanatismo llegue a cegar a estos individuos. Ya lo dijo Groucho Marx: “Es mejor estar callado y parecer tonto, que hablar y despejar las dudas definitivamente”.

Brown durante un partido | Basketball Champions League