DEPORTES | BALONCESTO | LIGA FEMENINA

Lucía Méndez: "Son bromas que pueden caer pesadas. No sabe poner límites"

Por LOIDA ESCUELA CABEZA. 07/08/2020

La exjugadora del Clarinos concede una entrevista a Basket Insular.

Lucía Méndez durante su etapa en el Clarinos | Luis Javier Benito / FEB

Lucía Méndez durante su etapa en el Clarinos | Luis Javier Benito / FEB

Tras la carta que Sara Djassi envió a Columna Cero, se siguen produciendo múltiples reacciones. Recordamos que la jugadora portuguesa formó parte del Ciudad de los Adelantados (denominado actualmente Ciudad de La Laguna Tenerife) en la temporada 2015/16. En el documento narró su experiencia en el club morado y acusó al entrenador Claudio García de tratos vejatorios.

El periodista Javier Fernández ha entrevistado a Lucía Méndez para el portal web Basket Insular. La ala-pívot ourensana, que la próxima campaña 2020/21 formará parte del nuevo Carmelitas en la Primera División Nacional, jugó en el Clarinos durante los cursos 2015/16, 16/17, 17/18 y 18/19.

Cuestionada por las acusaciones de trato vejatorio de Sara Djassi hacia Claudio García, manifiesta:

"En el tema entre Sara y Claudio no me voy a meter. Básicamente, porque Sara lo ha denunciado así y, obviamente, ella lo ha vivido en primera persona y si ella se ha sentido así y lo ha vivido así yo no soy quién para llevarle la contraria a nadie". 

En lo que respecta a las polémicas frases del técnico, comenta:

"Son bromas que, a veces, pueden caer pesadas. Su problema es que no sabe poner límites en cuanto a quién se las hace o cuándo parar y a veces esa broma deja de ser broma y cae pesada y ya es molesta. No considero que sea mala persona. Tiene una relación de ‘colegueo’ con sus jugadoras, porque a él le gusta llevarse con ellas como si fuese una relación de amistad, y a veces esos límites se confunden y dan a lugar a estos malos entendidos”.

Siguiendo esta misma línea, sostiene:

"Muchas veces lo hablaba con él y le hacía ver que había gente con la que no debía hacer ese tipo de bromas porque al final podía pasar lo que está pasando. Yo llegaba momentos en que ponía la cabeza en ‘off’ y ya ni escuchaba a Claudio porque cuando se pone así lo mejor es no escucharle porque te vuelve loca”.

Para finalizar, la deportista gallega habló sobre el rumor de que  Claudio García llegó a priorizar a Esther Montenegro y eso le molestó:

“A mí me han dicho directamente que Esther Montenegro y Raquel Álvarez (entrenadora ayudante) me quitaron de ‘en medio’, pero  nunca sentí que me echaran ellas. Es verdad que mi relación con Monty no era la idónea porque no me entendía con ella en pista y eso se extrapoló fuera de la pista y ella no me contestaba bien en la pista y yo le transmití a Claudio que creía que si alguien me tenía que chillar y corregir cosas era él y no ella. Él ahí, quizás por la confianza, lo dejó pasar, aunque yo no pretendía que se posicionara, pero sí que actuase en el sentido de quien me tenía que decir las cosas era él y no una compañera. Es cierto que sentí que no me apoyó lo suficiente”.

“Que Claudio prefiriese a Monty como jugadora me parece hasta normal. Estamos hablando de una jugadora que lleva toda su vida en Liga Femenina y que es muy buena jugadora, eso lo defiendo hasta yo. De lo que me quejaba era de su trato y de cómo me hablaba en la pista, que para nada era como se comportaba con el resto de jugadoras. Yo no sentí en ningún momento que ellas dos me echaran, pero sí que es verdad que me lo ha dicho mucha gente. No sé de dónde sale eso, pero igual debe ser que fue así y yo he sido ilusa hasta ahora pensando que fue otra cosa”.