DEPORTES | EL EX JUGADOR SEVILLISTA HABLÓ EN EL PROGRAMA SÓLO EL SEVILLA PARA REPASAR SU CARRERA DEPORTIVA EN LA ENTIDAD HISPALENSE

Perotti: "Crecí en el Sevilla y le tengo un grandísimo recuerdo"

Por JESÚS GARCÍA LEÓN. 02/06/2020

Sobre las continuas lesiones que tuvo en el primer equipo, declaró que fue una situación "desesperante".

El ex jugador del Sevilla FC, Diego Perotti, en Sólo el Sevilla/Foto: SevillaFC.es

El ex jugador del Sevilla FC, Diego Perotti, en Sólo el Sevilla/Foto: SevillaFC.es

El ex jugador del Sevilla FC, Diego Perotti, fue el protagonista en el programa Sólo el Sevilla de la radio oficial del club, para hablar sobre su carrera deportiva en la entidad hispalense y su trayectoria en la Serie A. Actualmente, el mediapunta argentino milita en la AS Roma, y ha relatado en el programa cómo ha vivido la situación de la COVID-19 en el país transalpino.

"Fue un momento complicado, sobre todo para la gente que ha tenido la desgracia de sentirlo en carne propia. Aquí en Roma, dentro de todo no hubo tantos contagiados, igual que en Sevilla. En Argentina está empezando ahora el pico máximo y con el invierno se complicarán las cosas. Esos dos meses estuvimos aquí sin perder la forma y manteniendo el entrenamiento, pero a todos nos agarró por igual", explicó Perotti.

En cuanto al fútbol, pensó que no se podía "terminar la liga, ya que este país fue uno de los países que más sufrió y se veía lejana dicha opción". Asimismo, enfatizó en que, con el paso de los días, "se iba a acercando la siguiente temporada y lo que implica el mercado y la pretemporada. Pero volver a entrenar, a ver a tus compañeros y poder correr y tocar el balón... Estos dos meses sirvieron para darse cuenta de lo que puede significar no tener eso".

El jugador quería volver al Ramón Sánchez-Pizjuán, para jugar la ida de octavos de final de la UEFA Europa League con el club romano. "me tocaba visitar a la que siempre consideré mi casa, ante un rival duro y con amplia experiencia en la competición", explicó Perotti. Asimismo, añadió que "quizás hubiera preferido otro rival más fácil pero es lindo. No sé si será en campo neutral o dos partidos sin gente. Va a ser distinto, pero espero volver a la ciudad y ver a la gente. Yo crecí allí, me hice adulto y le tengo un recuerdo grandísimo. Siempre que tengo unos días voy y es una ciudad y un club que me marcaron. Enfrentarlo, para mí, siempre tiene un sabor especial".

Por ello, entiende que ese encuentro será "un partido emotivo", aunque diferente porque la situación actual "lo mancha un poco porque no va a ser lo mismo que el Sevilla no vaya a tener a su gente. Quizás ahí salgamos beneficiados porque conozco a la afición y sé que da ese plus". Pero no tiene duda de que será un gran reencuentro "porque al final entre el filial y el primer equipo estuve casi siete años y es mucho tiempo. No es normal que un chico que otro país esté tantos años en un club. Me habría gustado irme de otra manera pero siempre tendré un cariño especial porque me dio mucho y le estaré agradecido".

No obstante, han estudiado al Sevilla FC para intentar ganarle en la eliminatoria. "Tiene grandes jugadores y un entrenador con mucho nombre. Siempre me gustó y tiene la capacidad para pelear con los grandes. Ganar tres UEL seguidas pocos lo pueden hacer y ha traído jugadores que han explotado aquí para irse a los mejores equipos del mundo. Es un club que tiene en su gente un aliciente en los momentos en los que las cosas no van bien y sacan esa fuerza extra. Será difícil para nosotros, aunque en estos dos meses hemos podido estudiarlos mejor para encontrar sus debilidades. Va a ser un partido equilibrado, con dos equipos a un mismo nivel y una eliminatoria muy linda", indicó.

También habló sobre Lucas Ocampos, del que no tiene dudas de que "en Sevilla ha explotado". Reconoce que no lo siguió en el Marsella, aunque en el Sevilla "se destapó como goleador, puede jugar por los dos lados y es muy fuerte. Italia lo mejoró mucho porque se genera mucho roce y no hay tanto espacio. En España tienes más metros y darle la oportunidad de girarse le abre muchas puertas y por ello está al nivel que está".

El mediapunta argentino repasó sus primeros años como futbolista en la disciplina nervionense: "Cuando uno se va de su casa con 18 años no es fácil la adaptación, encontrarte viviendo solo... El idioma ayuda y hace que uno se adapte mejor, así como compañeros que me ayudaron muchísimo como Fazio y Armenteros, que me trataron como a un hijo. Yo iba a casa de Emiliano a almorzar y cenar todos los días, así durante dos años. Tuve mucha suerte, pero además siempre traté de pensar solo en el fútbol y hacer las cosas bien".

Por último, destacó las bastantes lesiones que tuvo en el primer equipo, calificándola de situación "desesperante". Acto seguido, añadió que "no dejé de jugar y no me retiré porque amo este deporte y sentía que podía jugar. Siempre dije que no soy un fenómeno pero sé que mi nivel le puede servir a un equipo. Era difícil tirar la toalla, pero cuando el cuerpo no te lo permite es complicado. En mi caso, las lesiones musculares no eran graves pero no podía encadenar entrenamientos sin saber el motivo. Nunca pude saber qué hice para dejar de lesionarme porque no hay una poción mágica"