WWE: Kevin Owens vence a Seth Rollins en Wrestlemania 36

Por ELVA MG. 05/04/2020

Tras reanudarse el combate y convertirse en uno sin descalificación

Kevin Owens vs Seth Rollins en Wrestlemania 36 (WWE)

Kevin Owens vs Seth Rollins en Wrestlemania 36 (WWE)

Desde un principio parecía que Kevin Owens iba a aceptar la propuesta de Seth Rollins: un combate 1 vs 1 en Wrestlemania

Que el evento se realizara en el Performance Center ayudó a que la decisión se tomara más rápido. Con Rollins criticando continuamente a Owens y poniendo en duda su valía como luchador, el enfrentamiento entre ambos estaba asegurado.

En escena, vestido completamente de blanco, aparece Seth Rollins. Tras él su oponente hace su entrada al ring.

La acción comienza fuera del cuadrilátero, pero rápidamente suben y se atacan sobre él. Ninguno da tregua a su oponente comenzando de manera muy igualada.

Parece que Owens ha tomado un poco de ventaja y Rollins huye del ring, pero su oponente no espera y va a por él. En el ringside le golpea contra todo lo que se encuentra por el camino mientras Rollins pide un respiro. Respiro que no llega nunca, ya que Owens no deja de golpearle ni un segundo. Rollins reacciona y reversa un movimiento que repite consecutivamente provocando que su oponente caiga al ringside. Rollins salta dos veces sobre él y después regresan al ring. Owens reacciona y le aplica un DDT.

El combate continúa muy igualado con cualquiera de los dos pudiendo obtener la victoria. Parece que Owens tiene algo de ventaja, pero Rollins no se lo va a poner fácil y le aplica un piquete de ojos.

Continúan atacándose, pero finalmente Owens vence por descalificación mientras Rollins se va riéndose.

Owens, disconforme, coge el micrófono y pide que su oponente regrese y retomen el combate, pero esta vez sin descalificación.

Rollins se aprovecha de la situación y golpea brutalmente a su oponente con todo lo que se encuentra a su paso. El Mesías coge una silla y golpea repetidas veces a Owens mientras le grita que se calle. El árbitro pide que suban al ring, pero Rollins se niega. Owens aprovecha y coge la campana y golpea a su oponente dejándole desconcertado en el suelo. Aprovechando la situación y que Rollins está tumbado sobre la mesa de los comentaristas, Owens se sube sobre el cartel de Wrestlemania y salta sobre él destrozando la mesa y a su oponente. A duras penas consiguen llegar sobre el ring, donde Owens le realiza un Stunner.

1, 2, 3... ¡Kevin Owens se lleva la victoria!