DEPORTES | BALONCESTO

Se cumplen tres años de la retirada de Andrés Nocioni

Por LOIDA CABEZA. 04/04/2020

"Llegué más lejos de lo que esperaba", admitió la estrella argetina de baloncesto.

"El Chapu" en su último partido con El Alma | FIBA

Hace exactamente tres años, Andrés Nocioni publicó, mediante sus redes sociales, una carta en la que comunicaba su decisión de colgar las botas. De esta forma, el baloncesto perdía a uno de los guerreros de la Generación Dorada y un jugador que se ganó el tanto el cariño como apoyo de los aficionados gracias a su entrega, dedicación y sacrificio.

El alero nacido en la Provincia de Santa Fe, el 30 de noviembre de 1979, meditó sobre su trayectoria profesional sin obviar la fuerte actitud y personalidad que llegó a reflejar fruto de la desesperación, de los enfados y de gestionar de una forma óptima sus emociones cuando ante polémicas decisiones durante los partidos.

«Después de tantas batallas, he decidido dejar de reventar la botella de agua contra el piso cada vez que me sustituyen, mojando a compañeros, asistentes y plateístas de primera fila. De tirar toallas, de patear bancos, de insultar al aire. He decidido madurar, señores. Me cansé de discutir con los árbitros por fallos que nunca sabremos si fueron erróneos. No quiero que me cobren más faltas técnicas ni tampoco volver a pagar gimnasios o cenas de equipo a cuenta de mis multas», reflexionó el internacional argentino en el escrito.

Durante el encuentro de Argentina y España, en los Juegos Olímpicos de Río 2016 | FIBA

Asimismo, reconoció que siempre intentó dejarse la piel en cada encuentro y con cada elástica que defendía; lo que le permitió rendir al máximo nivel en diferentes equipos y acumular tantos éxitos en su palmarés.  

«Vivo como jugué. Fui siempre honesto y entregué mi corazón en cada club en el que estuve; todos los días, todas las prácticas, todos los partidos. Dejo el básquet de la manera en la que yo quiero dejarlo: compitiendo en el más alto nivel de Europa y en un club de máxima jerarquía mundial», reconoció.

Lo cierto es que al "El Chapu" jamás se le pasó por la cabeza poder cumplir sus sueños y estar en lo más alto, teniendo en cuenta tanto sus humildes orígenes como el elevado nivel de competitividad existente actualmente en el baloncesto. Llegó a formar parte de la potente selección de Argentina, hizo las maletas rumbo a la NBA para enfrentarse a los mejores jugadores del mundo y dio el salto a España para seguir haciendo historia.

Bajo las órdenes de Pablo Laso cosechó grandes éxitos | Real Madrid

«En el camino he cumplido muchísimos sueños, que ni me imaginaba concretar cuando comencé a jugar en Ceci de Gálvez. Yo tenía como aspiración máxima llegar a Europa y no solo lo concreté, sino que además sumé una etapa en la NBA. No quiero ponerme nostálgico en esta carta, pero es imposible no mirar en retrospectiva y sorprenderme tirando en un arito todo roto de mi ciudad. Llegué más lejos de lo que esperaba. Compartí camiseta con alguno de los mejores jugadores del mundo. Y me enfrenté con muchos otros a los que veía en fotos. Me descubrí en lo más alto de un podio olímpico con la camiseta que más quise, en una tarde que nunca olvidaré. Grité. Sufrí, festejé. Lloré: crecí. Nunca me entregué. Ni en los peores momentos, que, por supuesto también los tuve», puntualizó.

Nocioni comparte su regocijo ante una carrera caracterizada por el esfuerzo y trabajo diario; en la que a pesar de encontrarse con una serie de obstáculos salió victorioso y aprendiendo hasta lecciones de vida.

«Ha sido un camino largo, repleto de piedras, luces, empeño y también grandes satisfacciones. Pero de algo estoy seguro: valió la pena transitarlo», concluyó.