DEPORTES | AUGUSTO CÉSAR LENDOIRO CREE QUE FIFA Y UEFA DEBEN APLICAR RECORTES PARA DAR OXÍGENO AL CALENDARIO Y NO PERJUDICAR LOS CALENDARIOS NACIONALES

Tebas juega su partido más crudo ante Infantino

"El coronavirus ha puesto al descubierto el grave problema del fútbol con el exceso de partidos, pero ¿por donde romperá la cuerda?", se pregunta Lendoiro

El ex presidente del Deportivo, Augusto César Lendoiro, se pone del lado de Tebas para pedir recortes a FIFA y UEFA

El ex presidente del Deportivo, Augusto César Lendoiro, se pone del lado de Tebas para pedir recortes a FIFA y UEFA

El coronavirus ha puesto el mundo patas arriba. Gobiernos, países, la sanidad, empleo, empresas y, entre el gigantesco torbellino de negocios que ha revuelto el virus chinés también amenaza con llevarse por delante el negocio del fútbol.

Con las competiciones paradas, sin saber realmente cuándo volverán a jugarse, con todas las competiciones suspendidas sin saber si podrán terminar, los prebostes del fútbol mundial debaten ahora sobre calendarios y número de competidores.    

Augusto César Lendoiro analiza en un nuevo artículo el problema que se plantea una vez que el presidente de la Liga, Javier Tebas, ha acogido el deseo de FIFA pidiendo a esta ejemplo y aplique los recortes necesarios para armonizar el sobrecargado calendario futbolístico, que debe atender competiciones nacionales, torneos de Copa, un amplio abanico de competiciones internacionales y, finalmente, las citas mundiales de clubes y selecciones.  

El ex-presidente blanquiazul entiende que Tebas ha puesto el dedo en la llaga, pero pide que sepa jugar bien sus cartas ante las todopoderosas FIFA y UEFA ya que teme que, de equivocarse en el juego, quien salga perdiendo finalmente de la lucha sea la Liga española y tenga que aplicar la tijera drásticamente entre el número de equipos que ahora compiten en Primera División.   

Lendoiro recuerda que "hace unos días Gianni Infantino, presidente de FIFA, presagiaba en “La Gazzetta dello Sport”, que “el fútbol se arriesga a entrar en recesión si no se recorta el número de partidos por temporada”, lo que mereció la respuesta inmediata de Javier Tebas en RRSS: “De acuerdo, pero que sea Infantino quien dé el primer ejemplo eliminando esas fechas FIFA que carecen de interés alguno”, explica el ex dirigente deportivista. 

Para Lendoiro, la respuesta de Tebas es acertada. "El jefe de la patronal, siempre el más rápido a la hora de desenfundar, dio en el blanco. Como diría en sus novelas Lafuente Estefanía, “alojó la bala entre ceja y ceja” del suizo. Iniciaba así su decisiva partida con FIFA y UEFA -mirando de perfil a la FEF- con una apertura ilusionante y agresiva. Yo diría que, de entrada, les había ganado la posición".

Para poner en contexto la dificultad que supone hacerle frente a FIFA y UEFA, Lendoiro ha recordado el suceso que le llevó a Ginebra para ser llamado a cuentas por jugarles un pulso. De aquella cita, el dirigente de A Coruña salió trasquilado al ser inhabilitado, aunque la razón de sus exigencias estuviesen de su parte, reglas federativas aparte.  Lendoiro lo explica así: "Incluso, como “ultra”: esa palabra maldita para Tebas, tambien me ganó a mi, al recordar que, mediados los 90, el Depor y yo nos habíamos jugado el tipo en defensa de los derechos de los clubs ante FIFA y UEFA (abono de salarios y de seguros de jugadores, indemnizaciones por lesiones, exceso de encuentros...). Esa lucha del “iluminado”, así me llamaban,que supuso que ahora se beneficien todos los clubs, me costó estar inhabilitado 18 meses como Presidente, porque me hacían responsable, sin tener prueba alguna, de declarar que “los mandamases de FIFA son unos mafiosos”. (sic)". 

Planteado el dilema, Lendoiro cree que para esta partida en los despachos cuenta con un compañero ideal, Jaume Roures, el hombre que controla el negocio de los derechos de televisión. "Me pareció perfecta la apertura de juego que Tebas planteaba a los organismos internacionales, y más contando con el apoyo de un socio de lujo, como el sin par Jaume Roures, que aprovechaba, como prestigioso especialista que es, para “certificar” unas pérdidas que, aunque infladas -“cuando el monte se quema algo suyo se quema, Señor Conde”- serían más que preocupantes para todos esos clubs asustados por si se da por finalizada esta Liga, lo que supondría en la economía de los clubs algo así como un “descenso colectivo”", ha explicado. 

Lendoiro se alinea con la postura del jefe de la patronal del fútbol español porque entiende que los cargados calendarios internacionales pueden aligerarse descalendarizando partidos de ínfimo interés para los aficionados y que en los últimos años han entrado en juego, poniendo en liza pequeñas federaciones internacionales con las grandes potencias del fútbol sólo con el objetivo de hacer negocios que llenen las arcas de los dos organismos supremos del fútbol. "Javier Tebas tiene toda la razón para pedir que sean Gianni Infantino y Aleksander Ceferin los que den el primer paso -y los movimientos que se anuncian parece que pueden ir en esa línea- porque FIFA-UEFA son los grandes culpables y beneficiados, de esos calendarios internacionales estúpidos que nos afectan desde hace muchos años de forma negativa y a los que se refiere, sin llegar a concretarlos, el presidente de LaLiga. Nosotros daremos datos básicos, muchos denunciados hace ya más de 25 años, necesarios para ganar la opinión pública", ha dicho Lendoiro. 

Tirando de historia del fútbol, Lendoiro ha hecho cuentas. "El túnel del tiempo nos lleva a 1960. Nace la “Copa de Europa de Naciones”, nuestra actual “Eurocopa”, en la que España, después de golear a Polonia, fue eliminada por no permitir Franco la visita de la URSS en cuartos de final. La Fase Final la jugaban 4 equipos que se enfrentaban en semis y final. De esas 4 selecciones de 1960 hemos pasado a los 24 equipos en la recién suspendida Eurocopa-2020". En su alegato histórico, también ha recordado otro capítulo. "Algo más recatada ha sido FIFA. En 1962, Mundial de Chile, por tomar como base la misma época, fueron 16 las selecciones que disputaron la fase final. Desde hace ya tiempo FIFA ha anunciado de forma oficial que el Mundial-2026, que se celebrará en EEUU-México-Canadá, contará con ¡48 selecciones finalistas!". El crecimiento que ha dado el fútbol internacional, en su opinión no es comparable con el que se ha producido en en el terreno de juego español. "Mientras tanto en España el incremento de Clubs en la Liga de Primera División ha pasado de 16 a 20, a la vez que se han reducido los 32 equipos, enmarcados en los grupos Norte y Sur de Segunda, a los 22 actuales. 

La conclusión de unos y otros arroja un balance sorprendente, a tenor de los cálculos hechos por Lendoiro. "Resumiendo en % los incrementos 1960-2026 los números son demoledores: En España la División de Honor crece un 25%. En FIFA, las selecciones finalistas de un Mundial suben un 300%. En territorio UEFA, los equipos nacionales de la Eurocopa crecen un 600%", ha analizado Lendoiro. 

En su exposición, el mandatario coruñés deja fuera algunas otras que también engrosan las exigencias competitivas. "Para no complicar más las cosas ni hablamos de la UEFA Nations League, ni de las fases previas de Eurocopa ni Mundial, ni de la tercera competición europea de clubs que pretende, ni del anunciado nuevo Mundial de Clubs de FIFA, ni de la Copa de las Confederaciones... y todo huele a recibir un dinero fácil cuando los clubs corren con el importe de los traspasos y salarios de los jugadores", ha explicado. 

Con estos números sobre la mesa, Lendoiro exige la reacción del máximo dirigente dle fútbol mundial ante la propuesta que le ha planteado Tebas. "Cuanto antes, Infantino debe dar respuesta a sus propias palabras y recortar un buen número de esas fechas absurdas y aplicar en selecciones el mismo criterio que las federaciones imponen a los clubs. No tiene sentido que a los clubs se les obligue a ordenarse por divisiones (1ª,2ª,3ª) y, por contra, cuando ellas se reúnen acuerdan que las selecciones participen en esa “División Única” que produce el milagro que Islas Feroe, Gibraltar, Andorra, Liechtenstein, Malta, San Marino, y muchísimas más, ocupen fechas de un calendario más que sobrecargado de España, Alemania, Italia, Francia, Inglaterra..."

Lendoiro cree que la UEFA puede haber pensado una fórmula para reducir el atasco de citas. "El primer paso importante, quizás sin querer, lo ha dado Aleksander Ceferin al crear en la “UEFA Nations League” las categorías A, B, C y D, con ascensos y descensos entre ellas. Es necesario aferrarse a esa fisura que puede provocar daños que ni se podía uno imaginar en ese muro impenetrable FIFA-UEFA", ha recordado Lendoiro.

De todos modos, el que fuera máximo dirigente del Deportivo y con una voz autorizada entre los clubes de la Liga, avisa al presidente de la patronal del fútbol que debe jugar muy bien sus bazas. "Tebas pienso que puede estar a punto de jugar una decisiva partida de “siete y media”. Creo que abrió con una brillante jugada su match con Infantino, pero me preocupa que Javier suele iniciar muy bien pero ignoro si por la velocidad que imprime a sus acciones o por acelerarse demasiado, suele fallar al tomar la decisión final. Yo diría que Tebas es “el Vinicius de los despachos”, es vertiginoso, demoledor en el uno contra uno, con grandes ideas, pero se lía en el momento de la verdad. Hago votos porque en esta ocasión, por la cuenta que nos tiene, remate bien la faena", ha descrito burlonamente el talento del delantero madridista. 

La preocupación de Lendoiro es que si Tebas se equivoca en su pulso quien salga muy perjudicado sea el fútbol español. "Se va a jugar muy fuerte en esta partida. Quizás mucho más que lo que ahora pensamos. El coronavirus ha puesto al descubierto el grave problema del fútbol con el exceso de partidos, pero ¿por donde romperá la cuerda? Si Tebas finaliza bien la jugada puede marcar un gol histórico: reducir de verdad las fechas de las selecciones. Si Tebas “se pasa” en las “siete y media”, debemos estar muy atentos porque, aprovechando la conmoción del momento, nada me extrañaría que FIFA y UEFA opten por lo que desde hace años persiguen : reducir a 18 los clubs de Primera División".

El coronavirus ha provocado que en el mundo del fútbol las cartas estén sobre la mesa y ha obligado a los repsonsables del fútbol a jugar su partido más duro. Habrá que ver si Tebas tiene un farol o un as en la manga.