DEPORTES | BALONCESTO | LIGA FEMENINA

Jewell Loyd, una estrella dentro y fuera de la pista

Por LOIDA CABEZA. 30/03/2020

Coronada como la número 1 del Draft de 2015 en una WNBA de la que se proclamó campeona tres años después, el nombre de Jewell Loyd ha sonado con fuerza durante el presente curso en una LF Endesa.

Jewell Loyd, estrella en Perfumerías Avenida | @NPhoto-Alberto Nevado-FEB

Jewell Loyd, estrella en Perfumerías Avenida | @NPhoto-Alberto Nevado-FEB

PABLO ROMERO / ÁREA DE COMUNICACIÓN FEB

El nombre de nuestro país estará ligado para siempre a la ya excelsa hoja de servicios de una Jewell Loyd "afincada" a estas alturas en Salamanca pero cuyo idilio nacional comenzó un poco más allá de los límites peninsulares. Concretamente en una isla de Tenerife a la que llegó durante el verano de 2018 tras haberse proclamado campeona de la WNBA con las Seattle Storm.

Un preámbulo casi perfecto para una jugadora que había sido nombrada incluso Rookie del año en su temporada de debut (2015) donde había sido capaz de cumplir con las expectativas generadas como número 1 del Draft. Argumentos más que suficientes a la hora de convertirse en toda una líder natural sobre la cancha para una Selección de Estados Unidos con la que, apenas unos días después, iba a terminar reinando en la Copa del Mundo celebrada en Tenerife. De este modo, la "joya" del baloncesto norteamericano exhibía al mundo entero aquel "Gold Mamba" con el que su viejo amigo Kobe Bryant le había bautizado unos años antes. 

Todo un talento que, apenas unos pocos meses después, iba a entrar en nómina en una LF Endesa a la que llegó como regalo de reyes en el mes de enero del pasado 2019 para alistarse en las filas del Perfumerías Avenida. Así comenzaba una nueva etapa a la que llegaba procedente de Turquía y para cumplir con una de las máximas de su carrera, el poder estrenarse luchando por un título, en esta ocasión con la conquista de una Copa de la Reina 2019 en la que deslumbró ya sobre la cancha de Mendizorrotza. 

Poco después llegaría lo más importante para la afición charra, su renovación por una temporada más con un equipo en el que comenzaba a sentirse realmente cómoda y en el que priorizaba su bienestar personal y profesional ante cualquier otro interés económico o deportivo. Y bien saben los técnicos que no hay nada mejor para sus esquemas que el poder contar con una jugadora que se sienta cómoda como punto de partida al éxito.

De este modo, el conjunto azulón ha contado de nuevo en sus filas con uno de los principales talentos del baloncesto internacional, una Loyd que levantaba a comienzos de mes su segunda Copa de la Reina demostrando ser una número 1 en el más amplio sentido e la palabra al ceder todo el protagonismo tras la final a una afición local entregada a su equipo. Porque poca importancia quiso dar a los 36 triples anotados a lo largo de una temporada en la que ha sumado más de 11 puntos por partido protagonizando brillantes actuaciones con las que mantener a las suyas en lo más alto de la tabla.