DEPORTES | LOS "GUNNERS" PAGARON HACE UN AÑO 20 MILLONES DE EUROS POR EL DELANTERO Y NO ESTÁ DISPUESTO A PERDER MÁS DE 5 MILLONES DE EUROS POR DEJARLE VOLVER A SU EQUIPO

Lucas Pérez tiene un arsenal de opciones para salir disparado de Londres al Dépor

Arsene Wenger ha reconocido que facilitarán la salida a Lucas para que cumpla sus ilusiones de luchar por un puesto en la selección para el Mundial de 2018. La cesión, una alternativa posible

  • Lucas Pérez espera volver a vestirse de corto con la camiseta del Dépor en unos días / Fotografía: R. C. Deportivo
    Lucas Pérez espera volver a vestirse de corto con la camiseta del Dépor en unos días / Fotografía: R. C. Deportivo
  • Lucas Pérez negocia con el Arsenal su salida para llegar a A Coruña lo antes posible / Fotografía: Arsenal
    Lucas Pérez negocia con el Arsenal su salida para llegar a A Coruña lo antes posible / Fotografía: Arsenal
  • El delantero llegó al Dépor hace dos años después de que el club pagase al PAOK 1,5 millones de euros. Ahora tendrá que pagar casi 15 por conseguir de nuevo su pase / Fotografía: R. C. Deportivo
    El delantero llegó al Dépor hace dos años después de que el club pagase al PAOK 1,5 millones de euros. Ahora tendrá que pagar casi 15 por conseguir de nuevo su pase / Fotografía: R. C. Deportivo
España
verano
mercado
Mundial
Liga
Rusia
fichaje
Coruña
Deportivo
delantero
pichichi

El entorno de Lucas Pérez tiene preparado todo un "arsenal" de propuestas y alternativas para conseguir un único fin, el deseo del jugador coruñés, volver a su casa y vestir la camiseta blanquiazul.

Lucas Pérez lo tiene muy claro. Clarísimo. Quiere volver a ser jugador del Deportivo de A Coruña. El Arsenal también tiene muy claro que tiene que dejar salir a Lucas Pérez, porque el futbolista se ha enrocado en una postura que sólo perjudica a la entidad inglesa económicamente si no cede. El Dépor tiene tan claro que Lucas Pérez va a acabar siendo de nuevo jugador deportivista, antes de que llegue el final del mercado estival, que solo le queda esperar a que pasen las horas, los días, y que la fruta madura caiga. Así pues, solo falta poner fecha al día en que se acabe el culebrón más seguido por los aficionados herculinos de este verano. Es decir, ver que el futuro de Lucas Pérez va ligado a la entidad deportiva coruñesa.

Desde este jueves, comienzan las últimas conversaciones que serán claves para conseguir el final deseado en esta compleja operación. Sobre la mesa, incluso, si fuera necesario, se planteará una alternativa que hasta ahora no se había tratado: la cesión de Lucas Pérez por un año al Dépor, que además contemplaría una opción de compra al final de la próxima temporada. Lucas busca así facilidades para que el Dépor cumpla su sueño de recuperarle, y que el Arsenal no bloquee por más tiempo la operación. De hecho, Lucas Pérez incluso espera estar este domingo en el palco de Abanca Riazor presenciando el primer partido de Liga, entre el Dépor y el Real Madrid.

Si la opción de compra tras una cesión por esta temporada se convierte en la alternativa que desbloquee definitivamente la postura de los gunners, la operación de cesión lograría dar una nueva vuelta de tuerca que facilitaría una salida digna para el Arsenal y una solución para el club coruñés. El Arsenal no quiere dar una mala imagen en una operación en la que sólo es responsable el club inglés. Arrebataron al jugador en el último día de mercado el año pasado para no utilizarlo. Se era tan urgente su fichaje y la apuesta en el futbolista coruñés, por el que pagó 20 millones de euros, ¿por qué no le dio un papel más importante? El Arsenal se ve atrapado ahora en una situación que sólo se ha buscado el club de Londres.

De esta forma, con la fórmula de la cesión, el equipo deportivista podría amortiguar la tremenda inversión que supondría rescatar a Lucas Pérez de las garras de los gunners, teniendo que pagar de una sola vez la propiedad por el futbolista. La opción de compra a un año le otorgaría al Dépor más tiempo para plantear la financiación de la operación de compra, si finalmente el equipo inglés no baja sus pretensiones hasta los 12 millones de euros. Para el Arsenal, llegado el caso de tener que dar luz verde al plan B, supondría reducir el impacto de vender a un futbolista muy por debajo del precio que el club londinense pagó hace tan sólo doce meses, y que ahora no quiere aprovechar. No sólo eso, el Arsenal ha puesto en la picota al futbolista, devaluando su valor en el mercado al retirarle la camiseta, ponerle a entrenar con el equipo filial, el sub-23, y apartarle de los viajes y entrenamientos oficiales y la gira de verano que realizó el club inglés durante la preparación de la pretemporada. Arsène Wenger además infrautlizó al delantero español, pese al buen rendimiento que ofreció el futbolista en relación a los goles marcados y el tiempo que realmente pudo jugar con la camiseta de los gunners.

El Arsenal ha puesto un precio que el Deportivo no está dispuesto a alcanzar. 15 millones de euros, por ahora, es un precio que el Dépor no quiere asumir, por eso se ha plantado en los 12 millones a la espera de que el equipo inglés recapacite ante las negativas de Lucas Pérez a salir del club si no es a donde él decida. A pesar de todo, los 15 millones de euros son un precio que hacen perder 5 millones al Arsenal, ya que si ese fuera el precio final, sería una diferencia de precio considerable con el valor que el club inglés se dispuso a afrontar cuando lo fichó por 20 millones de euros hace 12 meses.

Por otro lado, es cierto que la distancia entre el Deportivo y el equipo inglés no es tan distante realmente. Tan sólo tres millones de euros son las que separan las exigencias de uno por venderlo y los suspiros del otro por adquirir los derechos que devolverían la propiedad de un delantero que garantizó la permanencia del Deportivo en Primera División hace dos temporadas.

El Dépor está dispuesto a pagar hasta 12 millones de euros. Sólo tres millones de euros separan a Arsenal y Deportivo de un acuerdo total por ceder el 100% de los derechos del delantero

A pesar de todo, la opción más probable que maneja la cartera de Lucas Pérez, es el plan A. Es decir, que el Dépor sea el propietario de los derechos de Lucas al cien por cien antes del 1 de septiembre. Tanto es así que el cuadro blanquiazul está dispuesto a hacer una apuesta tan fuerte que ha hecho llegar una propuesta que alcanza los doce millones de euros, una cifra astronómica para las arcas del club herculino.

El esfuerzo que hace la entidad deportivista es muy alto. Está al nivel de los mejores años de la historia del club, cuando la salud económica del Deportivo era, aparentemente, mucho mejor. Gloria bendita entonces, comparada con la situación actual, ya que ahora el club está absolutamente colapsado por las deudas. La financiación de las colosales deudas con Hacienda, merced a un contrato firmado hace poco más de un mes con la entidad bancaria Abanca, la ex caja de los gallegos, por el cual el Deportivo ha recibido 45 millones de euros, ha servido para destinar casi íntegramente, y directamente, el dinero para el pago de las deudas con Hacienda. La administración pública tenía contra las cuerdas al Dépor en caso de incumplir el pago. Liberado de esa carga, que era como una espada de Damocles sobre el Dépor y que Hacienda quería descargar sobre el club como efecto ejemplar, el Dépor camina ahora sobre una hoja más ancha, pero que en caso de colapso, corta igual. Es decir, el club no se ha liberado de la deuda ya que ésta sólo ha cambiado de manos, un cambio que faculta al Deportivo para poder ejercer otros planes con más desahogo, aunque también con unas exigencias que tendrá que cumplir. Eso sí, mucho menos leoninas que las impuestas por el fisco. De hecho, sólo en intereses, el Dépor se ha ahorrado casi nueve millones de euros y que tendría que haberle pagado a Hacienda en los 10 años que le habían impuesto. Parte de esa cifra ya fue satisfecha por el club deportistas mientras la deuda con Hacienda permaneció viva.

Una apuesta arriesgada

Esta es en realidad una operación que para el Deportivo entraña un enorme riesgo, ya que el desembolso supone una cifra sideral para la entidad herculina en estos momentos. De hecho, los 12 millones de euros suponen una de las cifras más altas, casi récord, de toda la historia del Deportivo. Sergio, por el que el Dépor pagó 17 millones de euros al Espanyol, y Diego Tristán, que costó poco más de 12 millones de euros y que recibió el Mallorca, son dos de los casos que superan el precio más alto pagado por el club herculino para lograr el cierre de esos dos grandes fichajes.

El fichaje de Lucas Pérez tiene una peculiaridad. Hace tan sólo dos años, pagó 1,5 millones de euros por lograr los derechos del jugador coruñés. Precio que pagó al PAOK griego. Esta sería la segunda vez que el consejo de administración del Deportivo paga por fichar al mismo jugador. El año pasado, casi por estas fechas, el Arsenal se encaprichó tanto por Lucas Pérez que no le quedó otra opción que hacerse con sus servicios previo pago de la cláusula de blindaje que había en su contrato, es decir, 20 millones de euros. De todos modos, esa operación, no fue un ataque por sorpresa como fue el caso del Rivaldazo propiciado por el Barça, ya que la escuadra inglesa y el Dépor hicieron finalmente el traspaso en el marco de un acuerdo amistoso. Por entonces, el club presidido por Tino Fernández no podía pagar un salario tan mareante como el que le habían hecho llegar a su jugador franquicia: tres millones de euros, limpios de polvo y paja. Con impuestos, en Gran Bretaña, el salario de Lucas escaló hasta los 5 millones de euros por temporada durante cuatro años. Una cifra imposible de asumir para el Dépor.

La postura del Arsenal hasta ahora intransigente ha comenzado a cambiar en las últimas horas. ¿Cuál ha sido la clave? La postura cerrada de Lucas Pérez, que tiene la situación totalmente controlada. Ha sido una roca. Se ha plantado con firmeza ante otras ofertas en las que el Arsenal estaba interesado económicamente. Pero la postura férrea de Lucas, el no es no decidido de Lucas ha hecho recapacitar al Arsenal que tiene que estudiar otras alternativas. El jugador tiene la sartén por el mango. ¿Por qué? Porque el rechazo de todas y cada una de las ofertas que ha recibido, supone un alto coste para el Arsenal. Lucas le ha dicho no en los últimos meses al Fenerbahçe, al Bayer Leverkusen, al Villarreal, al Sevilla, al Newcastle, otros tres equipos ingleses más, un equipo chino y otro de la liga francesa. En el caso del equipo chino, el Arsenal podría haber cobrado casi dos millones de euros por cuatro meses de cesión.

Pero su respuesta ha sido siempre la misma. Quiere ir al Deportivo. No quiere fichar por ningún otro equipo que no sea el club coruñés. Si el Arsenal se empeña en no aceptar la oferta que le hagan desde A Coruña, Lucas Pérez no tiene nada que perder. Seguirá diciendo no y se quedará en Londres, cobrando 5 millones de euros, por no jugar. Acepta el riesgo de sostener un futuro a corto plazo en el que no jugará ni un sólo minuto con el Arsenal. Le da igual. Cumplirá su contrato sentado en casa. Sin riesgo a lesionarse. Por tanto, cobrará su contrato, si no le dejan irse, a cuenta de un equipo, el Arsenal, que ha desaprovechado al futbolista coruñés. Arsène Wenger sólo le ha dejado jugar minutos. Algunos fueron minutos de la basura. Con todo, Lucas Pérez, nunca tuvo un acto de indisciplina que su actual equipo pueda reprochar al delantero. Y a pesar de los pocos minutos, Lucas Pérez marcó en todas las competiciones en las que participó su equipo: un hat-trick en la Liga de Campeones, 4 goles en la Premier, en Copa y en competiciones locales. Marcó sus dos primeros goles con la camiseta del Arsenal en un partido de la Capital One Cup frente al Nottingham Forest. En total, jugó poco más de mil minutos repartidos en 22 partidos, en los que marcó ocho goles y dio seis asistencias.

Desde hace algunas semanas, Arsène Wenger, tras charlar con el futbolista cara a cara, se ha dado cuenta de que no hay vuelta atrás. Por eso, este miércoles ha reconocido que facilitarán una salida ayudando a Lucas a colmar sus deseos, que tiene el punto de mira el Mundial de Rusia y poder enfundarse la camiseta de la selección española. El único equipo que puede darle la oportunidad de ponerse en el escaparate y acceder a la internacionalidad con la selección absoluta es el Dépor, que le garantizaría la titularidad y muchos minutos por jugar durante la temporada 2017/18.

¿Cómo puede lograr el Dépor el regreso de su hijo pródigo?

Actualmente, el Dépor no puede firmar un contrato con el futbolista que alcance la millonaria cifra salarial que ahora tiene derecho a cobrar sin moverse de la isla. Con sólo tener los brazos cruzados, Lucas Pérez se embolsará más de veinte millones de euros a su paso por la capital inglesa. La única forma que tiene el cuadro blanquiazul para compensar su altísima cifra es presentar un contrato de larga duración, una fórmula que ya usó el anterior presidente del Deportivo, Augusto César Lendoiro, como reclamo para fichar a otros grandes futbolistas. Así fue cómo lograba firmar contratos de larga duración y obtener a cambio futbolistas de primer nivel.

Para la entidad blanquiazul, volver a conseguir el fichaje de Lucas Pérez es un reto muy positivo. Supone la recuperación de la autoestima, de recuperar un a posición en el mercado que había perdido hace años, con el declive de la era Lendoiro. Es una forma de que el club pueda volver a tener fuerza para poder contratar en un mercado muy inflacionado, sobre todo, por los comportamientos de la liga inglesa y la francesa, además del mercado chino, principalmente. Es además la contratación de un jugador franquicia para el club. Lucas Pérez ahora mismo es un símbolo que ha conectado con una grada fervorosa, que le quiere ver vestido de blanco y azul. Los aficionados, y el club, han identificado en Lucas Pérez una figura, un nuevo bastión. Una imagen de marca. Una llama que prenda en el deportivismo. Un atractivo comercial. Muchos aficionados se han ilusionado con el regreso de Lucas Pérez, y ya no esperan otra cosa que no sea su regreso. Ahora, se ha convertido en un deseo. la guinda del pastel de la planificación deportiva de la nueva temporada que está a punto de comenzar.

Así pues, Lucas Pérez presentará este jueves dos alternativas: una opción en la que el Dépor se compromete a pagar 12 millones de euros por conseguir los derechos de Lucas. En caso de que el Arsenal no le deje marchar por esa cifra, Lucas rogará que le dejen competir con el Deportivo un año bajo la fórmula de la cesión, que incluirá una opción de compra el próximo mes de junio. Lucas firmaría un contrato de 10 años, que contempla, cuando él quiera, su incorporación a la parcela de la secretaría técnica del club dentro de unos años (los que faltasen para cumplir 10 años de contrato), si ya no estuviese en condiciones de poder competir al nivel que se espera de máximo rendimiento en Primera División. Lucas Pérez tiene ahora 28 años y podría jugar muchos años, si las lesiones no frustran su anhelo, de convertirse en unos de los delanteros más importantes de la historia del club.




Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar