DEPORTES | EL CLUB DEVOLVERÁ EL PRÉSTAMOS EN 15 AÑOS Y EL ESTADIO SE LLAMARÁ ABANCA RIAZOR, ENTRE OTROS ACUERDOS

El Deportivo sella su resurgimiento deportivo firmando un acuerdo de 45 millones de euros

El Dépor ya no le debe nada de deuda privilegiada a Hacienda. En tres años ha pagado al ministerio de Montoro 82 millones de euros, el presupuesto de ingresos del club en la temporada 2004/05.

  • A la izquierda, Juan Carlos Escotet, presidente de Abanca, saluda el acuerdo con Tino Fernández, presidente del Deportivo,a la derecha / Fotografía: Abanca
    A la izquierda, Juan Carlos Escotet, presidente de Abanca, saluda el acuerdo con Tino Fernández, presidente del Deportivo,a la derecha / Fotografía: Abanca
  • Los dirigentes de Abanca y del Deportivo explican el acuerdo que han suscrito hoy para afianzar el futuro del Deportivo / Fotografía: Abanca
    Los dirigentes de Abanca y del Deportivo explican el acuerdo que han suscrito hoy para afianzar el futuro del Deportivo / Fotografía: Abanca
  • El presupuesto de gastos del Deportivo en la 2004/2005 fue similar a lo que ha pagado el Dépor a Hacienda en 3 años / Fuente: propia
    El presupuesto de gastos del Deportivo en la 2004/2005 fue similar a lo que ha pagado el Dépor a Hacienda en 3 años / Fuente: propia
Hacienda
Deportivo
deuda
Abanca
socios

El Deportivo ha pagado esta mañana a Hacienda 43 millones 600 mil euros. Con esa cifra da por zanjada su relación con Hacienda, en cuanto a su deuda privilegiada. En tres años, desde que ha tomado las riendas el consejo de administración presidido por el equipo de Tino Fernández, el club ha pagado a Hacienda 82 millones de euros. Una cantidad equivalente, por ejemplo, al presupuesto de gastos aprobado por el consejo de administración del Deportivo en la temporada 2004/05, un año en el que el club herculino disputó la Champions League.

Cuando el Deportivo firmó el acuerdo singular con Hacienda, en marzo de 2014, entonces, el club tenía una deuda privilegiada sólo con el erario público de algo más de 62 millones de euros. Con la sentencia del Tribunal Supremo a favor de Hacienda, en la cual se obligaba al club coruñés a rectificar una deuda ordinaria de 21,7 millones de euros por otra privilegiada, pasando el monto global principal con Hacienda a ser de 84 millones de euros. En tres años, Hacienda ha cobrado del Deportivo 82 millones de euros (el total de la deuda concursal del Celta, por ejemplo, tras una quita del 85% fue de 68,8 millones).

Para hacer efectiva esta realidad, el Deportivo ha contado con un compañero de viaje. No ha sido un inversor chino. No ha sido un mirlo blanco. El equipo de Tino Fernández ha convencido a que se suba a su barco el banco de todos los gallegos, ahora en manos de un inversor privado, el venezolano Juan Carlos Escotet. Abanca, la ex Caixa galicia y ex CaixaNova o la ex Nova Caixa Galicia, o el ex NovaGalicia Banco.

La entidad financiera gallega, presidida por Juan Carlos Escotet, ha prestado esta mañana al club herculino 45 millones de euros durante 15 años. Ese dinero en la misma mañana ha ido a parar directamente a las arcas del Estado con lo que la relación que unía al club con la administración dirigida por Montoro ha quedado prácticamente saldada, a falta de liquidar la parte de deuda ordinaria y subordinada que tendrán que hacerse efectivos en los plazos establecidos por el concurso aprobado en el Registro Mercantil de A Coruña, en enero de 2014. En concreto, el Dépor debe a Hacienda por deuda ordinaria 2.700.000 euros y por deuda subordinada 3.800.000 euros.

Abanca da dinero y más tiempo para que el Dépor afiance sus proyectos deportivos e institucionales

La escenificación del acuerdo se produjo en la sede central del banco, en la coruñesa Rúa Nova, en el centro de la ciudad, en una concurrida rueda de prensa. Con el préstamo bancario, el Real Club Deportivo de A Coruña podrá reestructurar su deuda, fortalecer su proyecto institucional y deportivo, librarse de las agobiantes exigencias de Hacienda y aumentar su límite salarial, lo que le permitirá fichar y tener la posibilidad de contratar a futbolistas de mayor calidad para tratar de soportar su presencia en Primera División. La operación está asociada a un plan de tesorería firmado a un plan progresivo de 15 años, pagadero en dos plazos anuales, que, en principio facilita al club un mayor desahogo económico y financiero, ya que se reduce significativamente la carga financiera anual que hasta ahora tenía que afrontar. Las exigencias de Hacienda se habían convertido en insoportables en el tiempo, tan sólo cinco años, lo que complicaba las posibilidades de poder sostener al club en Primera División. Aunque la deuda sigue siendo la misma, incrementada en los lógicos intereses que suponen el beneficio que cobrará la entidad bancaria por prestar su dinero al Deportivo, ese coste financiero será asumible por el mayor plazo para pagarlo, que además contempla dos años de carencia en caso de que el Deportivo descienda a Segunda División. Así que el Deportivo cambia a la exigente y agobiante administración por un nuevo nuevo socio, Abanca.

El acuerdo no es sólo un préstamo económico, también lleva asociado otros compromisos. El más visible se verá en el estadio ya que Riazor, a partir de ahora, será rebautizado con el nombre de la entidad, Abanca Riazor. Riazor será un apellido durante los próximos años. Al menos, hasta 2025, aunque Juan Carlos Escotet, recién nombrado presidente de Abanca, no recordó con precisión la fecha exacta en la que el estadio tendrá que lucir el nombre de su entidad financiera.

En la presentación, ambos presidentes se han tratado como socios de un negocio ventajoso para ambas partes. Se intercambiaron flores sobre el significado de Abanca en Galicia, desde que el banquero venezolano tomó las riendas de la rescatada entidad financiera gallega, y la llegada de la seria gestión del equipo de Tino Fernández al frente del Deportivo.

Más allá de los personalismos y de los intereses comunes, Juan Carlos Escotet, quiso hacer hincapié especial en el significado de la operación. Subrayó que este préstamo “hace viable al Dépor y lo fortalece para poder competir de forma muy diferente a cómo lo ha hecho en las últimas temporadas. Este acuerdo, que incluye un plan financiero serio y las garantías de devolución que lo hacen posible, es una apuesta por un proyecto deportivo y un estadio a la altura del club, de la ciudad y de Galicia”, explicó el banquero.

Parte del crédito aportado por Abanca esta mañana se destinará a una reforma integral del estadio. En los próximos años el inmueble sufrirá un cambio de cara muy singular. El club entre lo que ya ha invertido en la remodelación interna del estadio, y que pondrá en marcha a partir de este año y durante los próximos cinco, invertirá en el inmueble municipal más de 7 millones de euros, la mayor cantidad que se ha destinado en Riazor desde el Mundial´82, fecha en la que el estadio cambió gran parte de su diseño por el actual.

Las negociaciones que han culminado este jueves comenzaron hace muchos meses. Sobre la mesa, el Deportivo planteó la necesidad de refinanciar su deuda con Hacienda mediante un crédito con una entidad financiera. Ambos entendieron que el mejor compañero de viaje sería la entidad gallega. Pero el acuerdo tiene muchos flecos. Por el camino, el Deportivo ha tenido que demostrar a Abanca que la gestión del club es seria, que cuenta con un plan de negocio real, que éste se cumple, y que está al corriente de todas las exigencias que tiene como empresa. “Este acuerdo es fruto de una relación muy estrecha”, ha reconocido Escotet que Tino Fernández ha secundado subrayando que ambos dirigentes llegaron casi al mismo tiempo al frente de las instituciones que representan.

“Hoy es un día muy importante para Abanca y para la ciudad”, aseguró el banquero venezolano, propietario de la entidad financiera gallega. Escotet tiene confianza en la entidad blanquiazul ya que ha comprobado a través de la documentación que exigió que se le presentase que “el Deportivo viene cumpliendo con un plan de pagos muy exigente para satisfacer su convenio de acreedores. Ha sido hasta la fecha un ejemplo de buena administración. Respetar la palabra es algo que los banqueros valoramos mucho. Tino Fernández ha hecho un trabajo fantástico. Ese cambio estructural, ese saneamiento, ese buen hacer, ha meritado para evaluar esta posibilidad de gestión financiera diferente y que le permita a la entidad aprovechar las posibilidades de crecimiento institucional y deportivo que se merece”, destacó Juan Carlos Escotet, presidente del banco.

Escotet, que no esconde su pasión por el fútbol a través de las redes sociales, ha recocido públicamente en la rueda de prensa de esta tarde que el Deportivo “es mucho más que un club de fútbol. Es una empresa capaz de generar riqueza en su entorno. Es uno de los principales negocios de la ciudad por lo que debe tener los debidos apoyos financieros”, reconoció el máximo dirigente de Abanca.

El presidente del banco ha dicho que “el crédito de 45 millones de euros es una cantidad que refuerza de manera significativa al club para abordar nuevos retos deportivos en el futuro.

Creemos que es una solución concebida como una operación a largo plazo. Es una decisión empresarial. Por su modelo de negocio, su posición de mercado, sus garantías, la generación de negocio y la posibilidad técnica de poder asumir el crédito tiene que contar con nuestro apoyo deportivo y social y que hasta ahora no se estaba abordando como se merecía y era deseable”, afirmó el banquero venezolano. “Damos un paso decisivo para cambiar esa decisión. Con esta dirección al frente del club, que ha superado una situación difícil, este préstamo le va a aportar al club el músculo que necesita apara ser mucho más competitivo. El acuerdo asegura una apuesta por la creación de mayor valor para el futuro”, apostilló.

El dirigente del ahora único banco de Galicia ha destacado que el Deportivo trasciende fronteras. No es sólo el apoyo a una empresa local. Como venezolano ha asegurado que ha podido constatar dicho sentimiento por diferentes países latinoamericanos, en donde la emigración hace gran causa común. Escotet además ha recocido que el fútbol sirve también para aunar sentimientos. “Estamos fortaleciendo un sentimiento compartido en Galicia y en mucho países del mundo. Estamos acompañando a muchos gallegos en el resto del mundo y sabemos el sentimiento que genera el Deportivo. Para Abanca es un honor poder contribuir a ese sentimiento. Esta e la parte bonita de ser banquero. Abrir nuevas posibilidades de futuro que además benefician a A Coruña y a Galicia. Estoy seguro que nos depararás grandes éxitos”, zanjó el presidente de Abanca.

Tino Fernández subraya que este es el día más especial desde que llegó al Dépor

Tino Fernández mostró su satisfacción por este acuerdo después de varios meses al frente de las negociaciones. Con un gran gesto de alivio, antes de tomar la palabra, el presidente del club blanquiazul explicó que recientemente vio una campaña publicitaria en la prensa sobre Abanca con la que ha reconocido sentirse identificado. “Se junta el corazón y la razón. Esa publicidad me encantó. Casi diría que es pensada para el Deportivo. Es una operación en donde la seriedad y el rigor están presentes, pero también está el corazón, por lo que encaja como anillo al dedo”, afirmó Tino Fernández. El presidente del club ha dicho que la presentación del acuerdo con la entidad financiera es uno de esos días que “vas a recordar mientras vivas. Para mí éste es un día muy especial. Teníamos una ilusión y un reto como era lograr una operación como la de hoy. Por eso, hoy sentimos gratitud, en en especial al banco, a Escotet y a Botas. Mi felicitación a todos ellos. Este acuerdo se debe a grandes personas. Es una operación compleja y difícil. Hemos firmado esta mañana por 45 millones de euros a los que haremos frente en los próximos 15 años. Y hemos depositado en Hacienda 43 millones de euros para cerrar la deuda privilegiada. Así nos salimos de los ingresos extraordinarios por venta de jugadores. Cambiamos a un partner financiero por un amigo que nos acompañará en los próximos 15 años, al que le devolveremos este dinero”, explicó el máximo dirigente deportivista.

Tino Fernández ha recordado que a pesar del préstamo, el club sigue debiendo el mismo dinero. “Vamos a ser más competitivos pero tenemos que hacer frente a la deuda, porque no ha desaparecido. La necesidad de ser austeros sigue estando ahí. Vamos a cuidar este dinero, y la confianza que se nos está dando, como si fuese el último euro de nuestros hijos. Esta inyección de dinero se puede traducir a lo largo de los próximos años, pero seguirá habiendo gente (otros clubes) que tiene más dinero que nosotros”, recordó.

Durante la rueda de prensa explicó por qué este miércoles ofreció una rueda de prensa conjunta con el máximo dirigente de la ciudad. Precisaba la voluntad del alcalde para terminar de sellar el acuerdo con Abanca, ya que rebautizar el estadio con el nombre de la entidad financiera era el último fleco de la negociación. “Ayer con Xulio Ferreiro -alcalde de A Coruña- nos comprometimos a actuar sobre la infraestructura del estadio, para mejorarla, para finalizarla porque ha tenido poco mantenimiento en los últimos años. Hasta ayer invertimos en la cara interna. Ahora el propio concello lanza el proceso de la cubierta y nosotros vamos a hacer la fachada en el conjunto del estadio”, se comprometió el dirigente blanquiazul. “Eso es posible -continuó- gracias a este acuerdo y forma parte del compromiso mutuo que tenemos. De alguna manera vamos a estar con los mejores estándares de calidad. Vamos a ir poco a poco porque las obras son así. Pero sí es cierto que nos hemos marcado un dinero y un tiempo. 7 millones de euros en los próximos cinco años. El nivel de inversión que llevamos hecho se incrementa incluso a más acciones. Temas de iluminación, bares, el museo del Dépor que acabará arrancando. Así, vamos a tener una infraestructura de más categoría al servicio de la gente”, aclaró el presidente del Deportivo.

Nuevas exigencias para el Dépor a partir de este préstamo

La llegada de este acuerdo se transforma en una exigencia para el club. Así lo ha trasladado Tino Fernández a todos los empleados. “Tenemos que dar nuestra mejor versión todos los días. Nos exigimos mucho todos los días, pero ahora tenemos que exigirnos mucho más todavía. Es un proceso complejo. Es un trabajo largo. En algún momento tuvimos alguna discusión que no nos unía, pero es muy grato poder cerrar este acuerdo”, reconoció. En ese sentido, Juan Carlos Escotet secundó la exigencia pidiendo a los jugadores que a partir de ahora deben demostrar más en el terreno de juego.

Por último, el presidente de Abanca ha subrayado que “la mejor forma para que podemos hacer nuevos proyecto es cumplir y seguir cumpliendo para que se haga posible la vida empresarial. El deporte es una piedra angular en una estrategia de comunicación. Todo lo que une a esta sociedad y a Galicia entorno al Deportivo es un valor. La victoria de nuestro equipo de fútbol, de nuestros deportistas olímpicos, el deporte nos une de forma emotiva, por eso, queremos aportar. Es una forma de hacer país”, destacó el nuevo presidente de la entidad financiera gallega.




Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar