DEPORTES | BALONCESTO | LIGA FEMENINA

Lointek Gernika Bizkaia supera al Embutidos Pajariel Bembibre

Por LOIDA CABEZA. 18/01/2020

Sufrió hasta el final el Lointek Gernika para sumar un nuevo triunfo en Maloste. El equipo de Mario López sólo pudo marcar el ritmo en el tercer acto ante el colista.

Una más para el conjunto gernikarra | Lointek Gernika Bizkaia

Una más para el conjunto gernikarra | Lointek Gernika Bizkaia





Con Ariztimuño ejerciendo de directora de orquesta en el cinco inicial como gran novedad, así salió el Lointek Gernika en su duelo ante el Bembibre. La primera canasta de las del Bierzo fue de alguien que conocía muy bien los aros de Maloste, Llorente. La argentina, primero posteando y seguidamente en tiro de media distancia, establecía el 2-4. Y no estaba mal el conjunto gernikarra atrás pero en aro ofensivo sí que encontraba dificultades ante un equipo tan físico como el Embutidos Pajariel. Llorente siguió sumando ahora de tres puntos y Ariztimuño era de las pocas que encontraba el camino del aro en las filas gernikarras. La delantera la seguía llevando el conjunto leonés con un nivel defensivo muy alto, con muchas manos e intensidad a la que no se le puso castigo ni el Lointek supo hacer frente. El primer asalto se lo apuntaban las visitantes.



Mejoraron las prestaciones del Lointek en defensa en este tramo. Naiara Díez le indicó el camino a sus compañeras, apretó en campo contrario se cobró alguna recuperación que se tradujo en triple de la propia capitana y Ocete, Roundtree y compañía entendieron el mensaje, dieron un paso más en defensa y en 5 minutos el parcial de 10-4 revertió la situación. Se ató a Llorente que no anotó en este parcial. Con la vuelta de Milic a pista se buscó a la bosnia que hizo un roto a la defensa leonesa y pudo ser aún mayor si la última MVP de la jornada hubiera anotado más tiros libres. Faltaron los habituales puntos al contraataque de los que se sirve el conjunto de Mario López para establecer diferencias y tampoco las prestaciones en tiros lejanos fueron buenas (1/8 en triples) por eso al descanso se llegó con ventaja por la mínima.




No podía dejarse contagiar el conjunto de Mario López de las intenciones del Embutidos Pajariel. Espoleadas por su afición el arranque de la segunda mitad fue magnífico, parcial de 6-0 y el tiempo de Pepe Vázquez no se hizo esperar. La presión granate complicaba la subida del balón visitante, se empezó a sumar fácil, a jugar en equipo, a combinar, a continuar las acciones para generar las ventajas y la renta se amplió al 35-26 a los 23 minutos de juego. El triple de Quirante, la tercera de Milic y los tiros libres de Ajemba fueron casi todo uno. Para doblegar al Bembibre iba a faltar algo más. Ocete lo puso todo, y Maloste lo agradeció. Llorente seguía apretando el marcador (35-32). No era día para disfrutar, era día para sufrir.



El técnico gernikarra tenía que dosificar a Ocete, entre otras miles de cosas, y Juana Molina-Prados cogió el testigo y en la primera ocasión acertó con un triple que mandaba el 42-32 al luminoso con 12 minutos por jugarse. Quirante y Salas sufrían para pasar de campo. Molina-Prados volvió a bombardear de tres puntos y el partido estaba en ese momento perfecto para romperse por parte del Lointek. Los nervios de ir colista surgieron en las filas del Bembibre y Quirante fue la que mantuvo vivo a su equipo.



Era peligroso dejar que el conjunto leonés se lo creyera mucho más tiempo. Con el mono de trabajo siguió el Lointek para evitarlo. Daba igual quien saltara al campo, Arrojo, Molina-Prados, Mazionyte, Milic…, la consigna estaba clara y todas remaban en la misma dirección. Sin relajaciones porque el Bembibre no se dejó llevar en ningún momento, no parecía tener presente la situación clasificatoria tan complicada que tienen y eso es de alabar. De nuevo Quirante con un triple obligaba a tener la atención plena en lo que se estaba jugando. 57-49 a 2’23” del final. Los tiros libres de Gladkova apretaron aún más el electrónico, 57-51 con 90 segundos por delante. Entonces sí acertó con los tiros libres Milic, Ocete siguió demostrando ser una gran ladrona de guante blanco. Llorente le dio emoción al final pero el 60-55 no fue más allá.




Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar