DEPORTES | EL VALENCIA SE CONVIERTE EN EL SEXTO CAMPEÓN DEL CAMPEONATO LIGUERO, LOGRANDO SU PRIMER TÍTULO EN SU 30 ANIVERSARIO

El Valencia Basket, flamante campeón de la Liga Endesa 2016-2017

Por FERNANDO RUIZ DE ALARCON QUINTERO. 16/06/2017

Tercera final disputada de la temporada y al fin, la victoria. El equipo de Pedro Martínez hace historia

Valencia
Madrid
Liga
baloncesto
basket

Fuente: La Vanguardia

En esta tarde de viernes caluroso, en La Fonteta, llamada también la Fuente de San Luis, casa del Valencia Basket, se respiraba un ambiente propio de las grandes citas, y en este pabellón la temperatura subiría a muchos grados, en la llamada cita histórica del equipo taronja. El Valencia quería lograr una victoria que a la postre le diera su primera Liga, siendo su mejor arma su personalidad y su estilo: ritmo y acierto.

Su rival sería un Real Madrid que le doblaría en presupuesto, un equipo plagado de campeones y de grandes jugadores, no tendría ninguna ganas de fiesta y llegaba al cuarto partido de la eliminatoria con la obligación de forzar el quinto partido y devolver así la serie a su casa.

Primer Cuarto

El partido comenzaba calentito, dos canastas del Valencia fueron respondidas rápidamente por un triple de un motivado Rudy Fernandez. Juego de contras, mas fallos que acierto de momento, y el Valencia intentando correr y coger distancia en el marcador abusando de tiro exterior.

A falta de 3 minutos, el resultado 17-14, y demasiado nerviosismo en los dos equipos. Gustavo Ayon, Felipe Reyes y Jaycee Carroll anotarían consecutivamente para el Real Madrid, dándole la ventaja en el marcador. Un 6-0 que pondrían 17-20 a falta de 1 minuto, Will Thomas respondería al parcial con una canasta. Últimos segundos del primer cuarto. El Madrid tendría la última posesión de este primer cuarto, acabando en jugada frustrada. Final del primer cuarto (19-20).

Segundo Cuarto

El segundo cuarto comenzaría con los cambios derivados de las rotaciones normales en los dos equipos, Sato, Vives, Nocioni, Randolph y Doncic serían algunos de los nuevos protagonistas de este decisivo encuentro. Vives quiso darle rapidez al partido con un triple eléctrico, que sería seguido de una bandeja de Oriola. Nuevamente, el Valencia cobraba cierta ventaja en menos de 1 minuto. 24-21.

Aparecería el capitán che Rafa Martínez dirigiendo el juego del equipo taronja junto a Vives y lanzándolo al ataque con una gran defensa. Randolph, de momento, como si no fuera con él aquello de que esto era una final, muy desaparecido en toda la serie. El que si seguía enchufado era Thomas, una gran canasta suya obligaba a Pablo Laso a pedir el primer tiempo muerto del segundo cuarto, porque el Valencia se escapaba en el marcador (28-21).

Las grandes estrellas del Real Madrid seguían dormidas mientras que el capitán naranja se convertía en el protagonista, jugando a lo suyo, con un triple. Un parcial de 14-1 naranja hacían del momento crítico y obligaba al Madrid pedir tiempo muerto (34-23).

El Valencia seguiría anotando puntos. Con un juego espectacular, imponente en defensa y acertado en ataque, estaba pasando por encima de un Real Madrid que no encontraba soluciones. A todo esto, llegaron 2 triples más, Sato y Thomas, y para colmo, una nueva anotación de Oriola. Recital naranja no, lo siguiente. El Valencia era superior en todos los aspectos, en colectivo, individualidades, defensa-ataque, rebote-anotación; el Madrid solo podría esperar algún momento mágico de alguno de los suyos, la inspiración como ultimo recurso, pero esta no llegaba (43-23)

Sin inspiración, la defensa debería ser el arma utilizado por los de Laso, que al principio confundió la dureza con el pragmatismo. Un 2+1 de Will Thomas a 2 minutos del final, hacía que el Valencia mantuviera la ventaja de 20 puntos (48-28). El Madrid pedía la hora para llegar al descanso sin dejar de pelear pero sin nada de acierto. Solo le quedaba volver a la pista con fuerza y motivación para intentar el milagro, algo con lo que el Valencia no estaba nada de acuerdo. Fin del segundo cuarto (48-31), 17 puntos de ventaja, y un Valencia Basket jugando el mejor baloncesto de la temporada, dejando para la historia uno de los mejores cuartos que se han vivido en esta competición. Lo mejor para el Madrid, que aún quedaba 20 minutos por jugar...

Tercer Cuarto

Comenzaba el tercer cuarto con posesión para el Real Madrid, con fallo Rudy y a la contra, Sastre anotaba. Mal empezaban las cosas para el Madrid. Sastre volvería anotar de la línea de 3. El Real Madrid no encontraba el ritmo necesario para ir reduciendo la gran diferencia que se iba consolidando minuto a minuto. Otra estadística se estaba volviendo machacante: 7 triples de 15 intentos para el Valencia. Cuando Felipe Reyes cometía su tercera falta, dando la posibilidad a Fernando San Emeterio de anotar 2 puntos fáciles (55-33)

El Madrid estaba en espera de un arreón de esos que nos tenía acostumbrados a mitad de temporada, de los puntos de Llull o de la magia de Rudy. Ninguno llegaba, Laso insistía en apuntalar la defensa, que hacía aguas tanto en la pintura como en la zona exterior. Los fichajes millonarios realizados en esta temporada, Hunter y Randolph, no existían en la serie final. Las estadísticas jugaban en contra del equipo merengue: 4 triples anotados de 14 intentos... (61-40) a 5 minutos del final del tercer cuarto. Aun así Llull no dejaría de intentarlo y volvería a anotar, esta vez de 2.

El Valencia movía bien la bola en ataque, buscando los espacios, y el Madrid llegaría tarde a todos los enfrentamientos. San Emeterio buscaría superioridades para alargar a lo máximo las posesiones. Llull era el único que parecía estar acertado por parte del Real Madrid en estos minutos finales del tercer cuarto, contestado por un gran Rafa Martínez (65-45).

La Fuente de San Luis, consciente de la importancia del choque, no dejaba ni un segundo de animar a los suyos ni de presionar a los árbitros. San Emeterio continuaría marcando el ritmo de juego, con posesiones sin mirar a canasta buscando opciones de tiro al final de los 24 segundos. Mientras, el Madrid apretaba en ataque y se colocaría a una distancia, que, viendo como se estaba dando el encuentro, le daría algo de alas (67-53).

El Madrid seguiría reduciendo la distancia hasta el final del cuarto, y el Valencia, algo atascado en ataque en estos minutos, se llenaba de nervios, no por la reacción de su contrario, y si porque la victoria se estaba masticando. Al final, se llegaría al último cuarto con un resultado de 67-56. El Valencia estaba muy cerca de la gloria.

Cuarto Cuarto y Liga para el Valencia

10 minutos de infarto, de valientes, de jugadores que no le tiemblan la muñeca,y los dos equipos los tenía, vaya que si los tenía... Comenzaba con 2 triples, uno por cada equipo. El Madrid tendría que arriesgar y sobre todo apretar en defensa, porque el rebote ofensivo del Valencia estaba siendo uno de los puntos a mejorar, diferencia seguiría siendo de 11. Un 2+1 de Llull pondría a 7 al Real Madrid, y a 7 minutos del final, comenzaba un nuevo partido.. (73-66)

Los nervios a flor de piel, el partido llegaba a sus minutos finales abierto, con posibilidad de vencer los dos, un partido que había sido dominado en todas sus facetas por el Valencia. El Madrid tenía a Llull como su ariete machacador del aro contrario, casi todas las jugadas terminaban en sus manos. Laso mandaría acelerar las acciones y ser más duros en defensa.

Carroll aparecería como invitado especial anotando un triple reduciendo la diferencia a 6, respondido por una gran canasta de 3 por Sato. Más que un partido de Baloncesto esto tomaba carices de un ultimo asalto de 2 boxeadores de categoría de "peso walter", que se dan golpes esperando que el otro caiga.

El rebote ofensivo seguía siendo la clave y lo que le estaba haciendo poco a poco campeón al Valencia. 3 minutos para el final y el Valencia había logrado frenar el amago de remontada del Real Madrid. 61-71.

El Madrid se ponía en zona y ganaba la posesión. Dubljevic recuperaba la posesión para el Valencia y ya se olía la liga para el equipo taronja. Sato anotaría una canasta otra vez de rebote ofensivo, y obligaba a Laso pedir tiempo muerto. 17 rebotes ofensivos, insistimos en este dato porque marcó la diferencia entre los dos equipos. Un Triple de Taylor daba aún esperanza al Madrid.

A 1:11 minutos del final, la diferencia sería de 8 (84-76). EL partido estuvo en 2 rebotes más ofensivos del Valencia, jugada fallada por el Real Madrid, y ya a 24 segundos, el Madrid daba por perdido el partido.

La historia se hacía hueco en una noche que se recodará toda la vida en Valencia, la noche que su equipo de Baloncesto, el Valencia Basket, se coronaba como el mejor equipo de España logrando conseguir la victoria en la Liga.

87-76, ya el resultado no importaba, lo que importaba era el 1-3 en la serie. El poder colectivo se imponía a las individualidades. Grande este Valencia, cuya temporada no tiene pega con 2 finales disputadas y perdidas anteriormente, pero logrando el premio gordo al final del curso competitivo. Pedro Martínez y sus jugadores han escrito las páginas más gloriosas de la historia del equipo taronja.

TAMBIÉN EN:
NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar