DEPORTES | LOS PUPILOS DE STEVE KERR GANARON EL QUINTO PARTIDO 129-120 Y VENCEN 4-1 EN LAS FINALES A LOS CAVALIERS DE LEBRON.

Golden State Warriors, Campeones de la NBA

Por PABLO EUSEBIO HIJAS GÓMEZ. 14/06/2017

Liderados por Stephen Curry y Kevin Durant, nombrado MVP, los californianos vencieron 129-120 a los Cleveland Cavaliers en el quinto partido de las Finales.

Kevin
baloncesto
NBA
James
LeBron
Durant
Curry
MVP
Warriors
Cavaliers
Cleveland
Golden
State

Kevin Durant y Stephen Curry fundidos en un abrazo Autor:NBAE Getty Images

La serie volvía a California con 3-1 a favor de los Warriors. Un resultado similar al del año pasado, que los Cavaliers consiguieron remontar; este año, no ha habido milagro. El quinto partido ilustra la tónica de estas finales, unos espectaculares LeBron James y Kyrie Irving, que están muy solos, frente a una maquina anotadora bien engrasada llamada Golden State Warrriors, comandados por unos soberbios Curry y Kevin Durant.

El primer cuarto del quinto partido estuvo marcado por el gran acierto de LeBron y los Cavaliers, gracias a un 62% de acierto en tiros, los de Ohio tomaron una ventaja de 37-33 después de los primeros 12 minutos. Sin embargo, la clave del encuentro fue el segundo cuarto. Un parcial de 21-2 a favor de los Warriors hizo que los californianos tomaran el control del partido, llegando a tener una ventaja máxima de 17 puntos. Golden State ganaba 71-60 al descanso.

En la segunda parte los Cavaliers apretaron y gracias a LeBron y los triples de J.R. Smith recortaron diferencias y se entraba en el último cuarto sólo 5 puntos de distancia a favor de Golden State (93-98). Al inicio de los últimos 12 minutos, Kyrie Irving y LeBron James habían anotado 53 puntos entre los dos para liderar a los Cavaliers, en contra partida, Stephen Curry y Kevin Durant, habían anotado también 53 puntos. Un dato que muestra la igualdad y la clase de los All Star en estas Finales.

Sin embargo, el acierto en los últimos minutos de partido de Curry y K.D., apoyados por Iguodala, que aportó 20 puntos desde el banquillo; fueron suficientes para aguantar las últimas embestidas de los Cavaliers y ganar el partido.

Un quinto partido que fue similar a los dos primeros jugados en Oakland. Un increíble Kevin Durant, apoyado por Curry y el resto de compañeros, que pasaron por encima a los de Ohio.

Los Cavaliers, con un Kirie Irving de video juego y un inconmensurable LeBron James, mostraron su mejor cara en los partidos celebrados en Cleveland, ganando el cuarto de la serie; pero un triple ganador de Kevin Durant en el último minuto del tercer partido, hizo que los Warriors se pusieran con un 3-0 que ha sido imposible de remontar.

Unas Finales que dejan a Kevin Durant coronado como mejor jugador del planeta.

Kevin Durant ha sido el factor determinante para decantar la final a favor de unos Golden State Warriors que recuperan el trono de campeón

LeBron James destronado

Hace un año, LeBron James escudado por Kyrie Irving, obraba el milagro y conseguía remontar un 1-3 en contra para acabar 4-3 y proclamarse campeón, consiguiendo el primer título de la franquicia.

Sin embargo, el reinado de King James y los Cleveland Cavaliers ha sido corto. Pese a las sublimes actuaciones del de Akron, que ha promediado un triple doble en estas Finales y las inverosímiles canastas del base; este año no ha habido remontada y los esfuerzos de James e Irving han sido insuficientes para batir a unos Warriors, que con Durant entre sus filas, han mostrado que juegan en otra liga. Demasiado para unos Cavaliers que han plantado cara, pero que están muy lejos del nivel de los californianos.

Además, esta derrota significa la quinta final perdida por LeBron James, tres con Cavaliers en 2007,2015 y 2017 y dos con Miami Heat 2011 y 2014. Nadie duda de que LeBron es uno de los mejores jugadores de la historia, seguramente el mejor alero que ha pisado una cancha, siendo sus números son su principal aval; pero su balance negativo en las Finales, disipan cualquier duda en el debate LeBron James vs Michael Jordan, a favor del 23 de los Bulls, que en las semanas previas a esta final copaba los debates deportivos en los medios americanos.

Una nueva derrota para el de Akron, que ya ha prometido que la temporada que viene volverán a disputar la final.

Kevin Durant MVP

39 puntos, siete rebotes y cinco asistencias con 14 de 20 en tiros de campo, incluidos 5 de 8 triples, y 6-6 desde la línea de personal, en 40 minutos; esa fue la espectacular tarjeta estadística de Kevin Durant en el quinto y decisivo partido de la final. Durant ha promediado 35,2 puntos, 8,4 rebotes y 5,4 asistencias en las Finales, con un porcentaje en tiros de 55,6. Unos números estratosféricos que le han valido para ser galardonado con el trofeo Bill Russell, que le reconoce como el jugador más valioso de estas Finales.

Este ha sido un largo viaje para Kevin Durant. Elegido número 2 del Draft de 20, tras el malogrado Greg Oden, por los Seattle Supersonics; Durant ganó el premio a Rookie del Año en su primera temporada en la liga. Tras la recolocación de la franquicia en Oklahoma City, Durant juntó a Russell Westbrook lideró a los jóvenes Thunder a la final de 2012, que perdió precisamente ante Lebron James y los Miami Heat. Tras ser MVP de la liga en 2014, sufrir una grave lesión en 2015 y perder las finales de conferencia en 2016, precisamente ante su actual equipo los Golden State Warriors; Durant decidió cambiar de aires y fichó como agente libre por los californianos.

Un decisión muy polémica, pero que ha dado sus frutos. Durant se convierte en campeón de la NBA en su décima temporada como profesional, desplegando un juego de altísimo nivel, que le han valido ser nombrado NBA Finals MVP.

Golden State Warriors marcando una época

Ganaron el anillo en 2015. En 2016, realizaron la mejor temporada regular de la historia al sumar 73 victorias y superaron el récord de los Chicago Bulls de Michael Jordan de 1996; sin embargo, los Cavaliers les arrebataron el anillo y no pudieron completar el año de ensueño.

Esta temporada, Warriors y Cavs se volvían a encontrar en la final, por tercera vez seguida, algo que nunca había sucedido en la NBA, y los Warriors no dieron oportunidad en esta ocasión. Sólo ha habido un equipo sobre el parqué. Se han deshecho de los Cavaliers en cinco partidos, para acabar la serie final con la marca de 4-1 y un 16-1 en todos los playoffs, un record que ningún equipo había logrado en la historia y que se une a la también histórica racha de imbatibilidad de 15-0 que tuvieron hasta el cuarto partido de la final.

Los Warriors son campeones por quinta vez en su historia. La victoria en 2017 se une a las de 1947 y 1956 como Philadelphia Warriors; 1975, ya en California, liderados por Rick Barry y su peculiar tiro de tiros libres “a cuchara”; y 2015, también ante los Cavaliers, en la que Iguodala fue nombrado MVP.

Con este título los californianos igualan a los San Antonio Spurs con 5 títulos, solo Bulls con 6, Lakers con 16 y Celtics con 17 tienen más.

Aunque con este núcleo de jugadores (Durant, Curry, Thompson y Green) los Warriors van a ser los perennes favoritos al título en las próximas temporadas y van a seguir reescribiendo los libros de historia.

Ya sólo queda esperar a junio de 2018 para ver un nuevo enfrentamiento entre Warriors y Cavaliers.

TAMBIÉN EN:
NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar