DEPORTES | CHAMPIONS: ATLÉTICO DE MADRID - LOKOMOTIV DE MOSCÚ

Atleti 2-0 Lokomotiv: Buen juego y goles, pero sobre todo goles

Por JUAN SALINAS. 11/12/2019

El Atlético de Madrid sella su pase a octavos de final de la Champions tras vencer a un Lokomotiv de Moscú que apenas pudo ofrecer resistencia al buen juego rojiblanco.

Joao Felix en la disputa de un balón contra un rival del Lokomotiv.

Joao Felix en la disputa de un balón contra un rival del Lokomotiv.

La fase de grupos de la Champions llegaba a su fin, y con ella un encuentro trascendental para los colchoneros. Tras cosechar una racha donde las victorias no llegan, los de Simeone recibían al Lokomotiv sabiendo que este partido era obligatorio ganar. No conseguir la victoria esta noche dejaba al cuadro rojiblanco prácticamente fuera de Europa, al no ser que el Leverkusen no consiguiese vencer en su encuentro frente a la Juventus.

En el ambiente del Metropolitano se respiraba el aroma de las grandes citas. Los miedos de caer eliminados sólo los podría quitar un gol tempranero que colmase de esperanzas a los rojiblancos. Y a punto estuvieron de cumplirse los presagios: no se había llegado al primer minuto de juego cuando el joven Joao Felix -con ganas de demostrar su valía- se adentró en el área y fue derribado por el portero del Lokomotiv. El colegiado pitó penalti, el cual lanzó Trippier, y la manopla del meta visitante evitó lo que podría haber sido la ventaja para los de Simeone.

JOAO FELIX PARA PONER CALMA

La suerte no parecía acompañar a los atléticos, como viene siendo habitual. Pero el conjunto rojiblanco sacaba todo su arsenal ofensivo para hacer daño a través de un juego vertiginoso al equipo ruso. La diferencia de calidad era clara, y las llegadas al área de Kochenkov se multiplicaban con el paso de los minutos. Y si la suerte hay que buscarla, el Atleti la buscó. El VAR, a veces maldito, le regalaba una segunda oportunidad a los de Simeone para que, ahora sí y de nuevo de penalti, se pusieran por delante en el marcador. Joao Felix la ajustó al palo desde los once metros para anotar el primero.

El Atleti quería noquear pronto a su rival, un Lokomotiv que disputaba este encuentro ya como eliminado de la competición y que apenas ofrecía resistencia. En las botas de Morata estuvo el segundo, pero esta vez el árbitro no favoreció a los rojiblancos anulando su gol por fuera de juego.

Casi cumplida la primera mitad, al Atlético de Madrid se le presuponía una victoria cómoda. Trippier y Lodi navegaban a toda vela por los costados, y desde el centro del campo se cocinaba el fútbol más paciente. Pero como figura más destacada, haciendo sombra a un Morata que luchaba cada balón con ganas de recuperar su condición de goleador, se erigía Joao Felix. En esta crisis rojiblanca, los detalles de calidad del portugués caracoleando dentro del área sacaban sonrisas. A pesar de todo, en el descanso la ventaja era solo de uno, mucho por decidir, y una pregunta en el aire: ¿le tocaría sufrir al Atleti en la segunda parte?

ASEDIO CONSTANTE ROJIBLANCO

La calma para los rojiblancos sólo podría llegar en forma de gol, y llegó el segundo. Lo anotó Felipe, el central, reventándola contra la red tras un saque de esquina en el minuto 8 de la segunda mitad. La ventaja en el marcador significaba mucho para un equipo que viene de sufrir, de recibir críticas por su falta de efectividad y puntería, hoy era día de despejar todas esas dudas con goles, el buen juego no contenta ya al aficionado colchonero, y hoy el Atleti tuvo gol.

Con el paso de los minutos, y ya cumplida la primera hora de juego, el asedio de los Simeone seguía siendo una constante. Los de Moscú, que apenas movían su dibujo y se veían sobrepasados en todas las líneas, se agarraban a una posible contra para probar a un Oblak que hoy sufrió como nunca el frío invernal madrileño desde su arco. Ni una intervención del esloveno, sus compañeros de corto se encargaban de posicionar su juego muy lejos de su meta.

En la recta final, el conjunto rojiblanco buscó incesante el tercero, pero dos tantos fueron suficientes para sellar el pase a octavos. Thomas, que cuajó una de sus grandes actuaciones, probó su cañón con disparos lejanos. Y Morata, que corría detrás de cada balón con ahínco, no recibió el premio del gol. Sin embargo, el Atlético de Madrid jugó como si no estuviese en crisis, venció y convenció, y para convencer hacen falta goles, que no fútbol necesariamente. Hoy hubo de ambas. El próximo partido aún está por ver.


FICHA TÉCNICA:

Atlético de Madrid: Oblak; Trippier, Felipe, Hermoso, Lodi; Koke (Lemar, 72’), Thomas, Correa (Herrera, 67’), Saúl; Joao Felix (Llorente, 80’) y Morata.

Lokomotiv: Kochenkov; Idowu, Kverkvelia, Corluka (Magkeev, 69’), Howedes, Rybus; Krychowiak, Murilo; Zhemaletdinov, Éder y Miranchuk.

Goles: 1-0 Joao Felix (16’). 2-0 Felipe (53’)

Árbitro: Viktor Kassai (Húngaro). Amonestó a nadie de los locales y a los visitantes Murilo (40’) y Krychowiak (41’).

Incidencias: Partido correspondiente a la sexta jornada de la fase de grupos de la Champions League disputado en el estadio Metropolitano.