Kwiatkowski se lleva una Strade Bianche memorable

Michal Kwiatkowski se llevó una Strade Bianche espectacular. El polaco se impuso a Van Avermaet, Wellens y Stybar en la que será una de las mejores carreras de la temporada.
Adrián Monserrate Vidal
España
04.03.2017
Compartir:

Michal Kwiatkowski se llevó la undécima edición de la Strade Bianche. El polaco tuvo tiempo para saborear su victoria, tras marcharse en solitario a 16km de meta con un inteligente movimiento marca de la casa (es uno de los ciclistas más listos del pelotón). La carrera estuvo marcada por el descontrol y la falta de un equipo dominante, algo que los espectadores agradecemos profundamente: se vivió una de las carreras más locas y emocionantes del año.

Para quienes no la conozcan, se trata de una clásica disputada en los alrededores de Siena y con final en la propia ciudad, cuya principal característica son 60km de tramos de tierra, sin asfaltar (de ahí su nombre: “carreteras blancas” traducido al español). Disputada sobre 175km, el ‘sterrato’ se divide en 11 tramos a lo largo de toda la carrera.

En una edición marcada por la lluvia, que solo amainó en los últimos kilómetros, la fuga del día estuvo compuesta por Thibaut Pinot (FDJ), Quentin Jauregui (AG2R La Mondiale), Jose Gonçalves (Katusha), Truls Engen Korsaeth (Astaná), Simone Andreetta (Bardiani) y Marco Frapparti (Androni Giocatolli).

A falta de 51km, en uno de los tramos de tierra, se produjo el primer movimiento importante. Tras un buen trabajo del Lotto-Soudal, el inconmensurable Tim Wellens aumentó el ritmo y rompió el pelotón para formar un primer grupo importante, en el que se encontraban grandes nombres como Kwiatkowski, Van Avermaet, Stybar, Dumoulin, Durbrdige, Benoot, Stuyven, Boasson Hagen, Thwaites, Luis León Sánchez, Juul Jensen o Kung.

Sin descanso hasta meta y con cambios de ritmo incesantes (es lo que tienen las clásicas, hay que jugar al ataque), Kwiatkowski lo probó a 35km de meta y se marchó por delante con Stybar, Dumoulin, Edvald Boasson Hagen y Pinot, Jauregui, Gonçalves y Korsaeth, que todavía aguantaban de la fuga.

Este movimiento obligó a Lotto-Soudal y BMC a gastar fuerzas, ya que sus principales bazas no se encontraban en el grupo bueno. Wellens y Van Avermaet, aprovechando el constante sube y baja del terreno, unido a que iban bien de fuerzas, consiguieron contactar con el grupo delantero pocos kilómetros después.

Cuando quedaban 23km a meta, y en un tramo de tierra de apenas 800m, se marcharon por delante los que a la postre serían protagonistas de la carrera: Tim Wellens, Michal Kwiatkowski, Greg Van Avermaet y Zdenek Stybar. En un grupo con 3 ciclistas tirando a rácanos (todos excepto Wellens), se dieron relevos ‘de peseta’ y pocos kilómetros después llegaron por detrás Dumoulin, Durbridge y Juul Jensen.

A falta de 15km se produjo el movimiento clave (y que no pudimos ver en Eurosport debido a una pausa publicitaria), en el que Kwiatkowski, imperial durante todo el día, abrió hueco y se marchó en solitario con una facilidad sorprendente. El jinete polaco ya no pararía hasta la meta de Siena, en la que tuvo tiempo de disfrutar de su victoria. Por detrás Dumoulin, Durbridge y Juul Jensen fueron cayendo faltos de fuerzas. Finalmente, Van Avermaet terminó 2º, Wellens 3º y Stybar 4º.

Noten que en ningún momento de la crónica se nombra a Peter Sagan. El campeón del mundo, uno de los favoritos antes de la salida, se retiró por no encontrarse bien y tras verse involucrado en una caída.

La Strade Bianche todos los años nos regala una de las mejores carreras ciclistas de la temporada, y 2017 no fue una excepción. Salvo que este sea un año descomunal, lo vivido en Siena este cuatro de marzo estará en el top 5 de esta temporada; descontrol, incertidumbre, ataques de casi todos los ciclistas, la carrera rota en grupos desde lejos…

Si no la pudieron ver, busquen algún enlace en YouTube para deleitarse porque no tiene desperdicio. Si la vieron en directo, guarden el vídeo porque fue un espectáculo memorable. Como conclusión final me gustaría destacar que a la Strade Bianche solo le falta una cosa para ser el Sexto Monumento: más kilometraje. Hasta que eso llegue (¿llegará algún día?), disfrutémosla como la gran carrera que es.

Noticias relacionadas
Fortnite regresa para iOS en la Unión Europea
Entretenimiento
Fortnite regresa para iOS en la Unión Europea
Inteligencia Artificial | ¿Qué es IA y cómo funciona?
Tecnología
Inteligencia Artificial | ¿Qué es IA y cómo funciona?
One Punch Man: World ya ha llegado
Entretenimiento
One Punch Man: World ya ha llegado
Los mejores monederos de criptomonedas en 2024
Criptomonedas
Los mejores monederos de criptomonedas en 2024

Te puede interesar

Las reglas en las apuestas deportivas en fútbol
Santi Ramirez
Cristiano Ronaldo retado a los mil goles
Santi Ramirez
Carrera larga del GP de Indonesia en Mandalika | MotoGP | Domingo 15 de octubre de 2023
Santi Ramirez
Apuestas deportivas: tecnologías y tendencias
Santi Ramirez
Apuestas deportivas: próximos eventos para otoño de 2023
Santi Ramirez
Competiciones deportivas en España | Octubre 2023
Santi Ramirez
Calendario de eventos deportivos | Octubre de 2023
Santi Ramirez
Cara y cruz de la Jornada 8 - LaLiga EA Sports
Carlos Fernández