contador web

DEPORTES | FÚTBOL - MUNDIAL RUSIA 2018

Bélgica 3-0 Panamá: Bélgica cumple ante una Panamá que vendió cara su piel

Por MANUEL GÓMEZ ALONSO. 18/06/2018

Los goles de Mertens y Lukaku (x2) sirvieron a la selección de Roberto Martínez para romper el muro panameño y colocarse como líder provisional de su grupo

Panamá
fútbol
Mundial
Rusia
2018
Bélgica
Lukaku
Mertens

Bélgica celebra uno de los tantos con los que se impuso a una fuerte Panamá / Foto: FIFA

Bélgica y Panamá abrían en esta jornada de lunes el grupo G del Mundial de Rusia. Los locales, muy superiores a su rival, vencieron a una selección panameña que, tal y como dijo su técnico en la previa del encuentro, está en esta competición para aprender. Y no desarrolló una mala labor, pues llegó a aguantar hasta 45 minutos sin encajar un tanto. Sin embargo, el poderío ofensivo de los muchachos de Roberto Martínez se acabó imponiendo.

El duelo comenzó con mucha actividad. Desde el inicio, Bélgica daba muestras claras de que sería ella la selección que llevase la manija del encuentro. Un centro mal rematado por Lukaku y un par de jugadas colectivas acabadas por sendos disparos a puerta de Carrasco y Mertens eran claras advertencias del poderío local. Un error individual del capitán canalero Román Torres a punto estuvo de suponer el primer tanto del encuentro, pero Hazard no logró dirigir el tiro hacia la portería de Penedo.

Torres, eso sí, demostró su fuerte personalidad no viniéndose abajo con ese error. Varios minutos más tarde, le quitaría de los pies a Lukaku una magnífica oportunidad de remachar a puerta vacía un pase de la muerte de De Bruyne. Hubiera supuesto el 1-0 para los Diablos Rojos, que merodeaban la portería panameña con cada vez más asiduidad. Aun con esporádicas salidas a la contra por parte del cuadro centroaméricano, las posesiones de balón estaban monopolizadas por Bélgica.

No obstante, según pasaban los minutos la intensidad del juego belga se fue reduciendo. El dominio era claro, pero las ocasiones se contaban con cuentagotas. Penedo no tuvo que volver a intervenir hasta el 37’, cuando sacó una gran parada a mano cambiada a un remate de Hazard. Por su parte, Panamá, a medida que se acercaba al descanso, se envalentonaba y al menos lograba terminar sus jugadas. Poco más sucedería hasta que el árbitro decretase el camino a los vestuarios. Una pequeña selección como Panamá había logrado dar la campanada y aguantar 45 minutos sin encajar goles ante una de las grandes favoritas al título.

Bélgica comenzó la segunda parte con otra cara. Y es que no tardaría más que dos minutos en acabar con el muro canalero. Tras un centro al área desde el costado derecho, bastarían un par de rechaces en el área para que Dries Mertens, uno de los jugadores más activos de la primera mitad, cazase un balón algo escorado en el área. De volea con su pierna derecha, trazó una extraordinaria parábola, imposible de alcanzar para Penedo. Bélgica ya veía el encuentro de otra manera.

El cuadro panameño, consciente de las machadas que vienen haciendo otras selecciones de similar nivel en el Mundial, vendería cara su piel. Pudo empatar en el 54’, cuando Murillo llegó libre de marca hasta la portería de Courtois, pero el meta belga se hizo gigante para achicar espacios y evitar que esa pelota entrase en contacto con la red. Un cabezazo desviado de Torres y un tiro lejano mal ejecutado por Bárcenas aconsejaban a Bélgica el evitar relajaciones innecesarias.

Y así fue, pues los canaleros se mantuvieron otros 20 minutos sin recibir tantos. Pero en el 68’ decidió intervenir el cerebro de la selección dirigida por Roberto Martínez. Carrasco inició la jugada con un gran recorte en el costado derecho y cedió para De Bruyne. El centrocampista del Manchester City amagó y sacó un centro teledirigido a la cabeza de Lukaku con el exterior de su bota. El punta, que el pasado noviembre se convirtió en el máximo goleador histórico de su país, solo tuvo que poner la cabeza para dirigir la pelota al fondo de las mallas.

Era el segundo del partido, pero Lukaku quería más. En el 75’, De Bruyne recuperó el balón e inició una rápida contra. Hazard condujo y le puso el balón en carrera al nueve del United, quien, con una leve picadita, superó la salida de Penedo. Se confirmaba su doblete, con el que igualaba a Cheryshev y Costa en la carrera por ser el máximo goleador del Mundial de Rusia 2018.

Desde ese momento, ambos equipos bajarían el ritmo aguardando el pitido final. Panamá tuvo hasta tres ocasiones para conseguir el gol del honor, pero Courtois supo defender su meta con seguridad. De esta forma, Bélgica cumple obteniendo los tres puntos y estará pendiente del partido de Inglaterra esta noche ante Túnez, con la esperanza de un posible ‘pinchazo’ de sus máximos rivales del grupo G.

Ficha Técnica

Bélgica: Courtois; Alderweireld, Boyata, Vertonghen; Meunier, Witsel (Chadli, 90’), De Bruyne, Carrasco (Dembélé, 74’); Mertens (Thorgan Hazard, 83’), Lukaku y Eden Hazard

Panamá: Penedo; Murillo, Román Torres, Escobar, Davis; Bárcenas (Gabriel Torres, 63’), Cooper, Gómez, Godoy, Rodríguez (Díaz, 63’); Pérez (Tejada, 74’)

Árbitro: Janny Sikazwe. Colegiado zambiano. Amonestó a Meunier, Vertonghen y De Bruyne (Bélgica), y a Davis, Bárcenas, Cooper, Murillo y Godoy (Panamá)

Goles: Mertens (47’), Lukaku (69’, 75’)

Estadio: Fisht Stadium. Jornada 1 Grupo G Mundial de Rusia 2018

TAMBIÉN EN:

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar