contador web

DEPORTES | LA ELECCIÓN DE ENTRENADORES, ERRORES EN LOS FICHAJES Y EL NO RECONOCER ERRORES SON ALGUNOS DE LOS FALLOS

Óscar Arias: Annus horribilis en la gestión deportiva del Sevilla FC

Por JESÚS GARCÍA LEÓN. 24/04/2018

El gaditano tomó el relevo de Monchi en la dirección deportiva, pero el rendimiento deportivo no ha sido el esperado.

Castro
Arias
deportes
fútbol
Liga
Champions
Campeones
De
CopadelRey
SevillaFC
ÓscarArias

El director deportivo del Sevilla FC, Óscar Arias/Foto: SevillaFC.es

El Sevilla FC ya puso fecha de caducidad a la era Óscar Arias al frente de la dirección deportiva. Será en este mes de mayo, cuando acabe la actual temporada de LaLiga Santander. Un año que ha sido demasiado complicado en cuanto a la planificación deportiva se refiere y que ha sido mirado con lupa tras ser el sucesor de Monchi en el cargo. Repasamos algunos de los errores que ha cometido Arias como director deportivo de la nave de Nervión:

Elección del entrenador y no aclimatarse a las proposiciones de fichajes

Sin duda, tras la buena temporada de Jorge Sampaoli al frente del Sevilla FC, se barajó varios nombres para el banquillo de Nervión. El primero en llegar fue Eduardo Berizzo, procedente de un Celta de Vigo que alcanzó las semifinales de Europa League. Pero una racha de tres encuentros sin vencer (sobre todo, la goleada por 5-0 ante el Real Madrid y el empate sin goles ante el Levante UD) originaron la destitución del argentino cuando el equipo iba 5º, con 29 puntos (a cinco de las plazas de Liga de Campeones). Un fútbol muy apagado y no vistoso, que acabaron con el técnico fuera del banquillo hispalense en plena enfermedad de cáncer de próstata que sufría en ese momento.

En su lugar, vino Vincenzo Montella, tras rescindir su contrato con el AC Milan tras descartar otros técnicos como el español Javi Gracia. A partir de ahí, las notas buenas fueron que el italiano consiguió llevar al equipo a los cuartos de final de la Champions League (donde cayó eliminado ante el Bayern de Múnich) y a la final de Copa del Rey. Pero derrotas dolorosas como el 3-5 encajado en el derbi ante el Real Betis, sendas goleadas sufridas ante la SD Eibar (5-1) y Atlético de Madrid (2-5), el cansancio de sus jugadores, el descartar futbolistas como Ganso y la pobre imagen del equipo en la final copera ante el FC Barcelona no ha terminado de convencer en la entidad. Asimismo, la plantilla acumula un desgaste físico tras los partidos por no realizar rotaciones y el equipo se encuentra 7º con 48 puntos (a tres de las plazas europeas y ocho menos que el Real Betis, que marcha 5º) y seis jornadas sin vencer.

Los fichajes, un principal problema a la hora de la confección

La planificación de la plantilla no ha sido del todo bueno como se esperaba. Llegaron jugadores que prometían como Nolito (al que Berizzo conocía del Celta de Vigo) o el colombiano Luis Muriel (el fichaje más caro de la entidad por 20 millones). Un rendimiento que no ha sido el esperado, y que ha acabado también con jugadores como Carole, que directamente se le fue retirado el dorsal. Tampoco hubo continuidad de jugadores de la cantera como es el centrocampista Borja Lasso. El hispalense fue una de las estrellas del Sevilla Atlético del pasado año, pero pocos minutos con Berizzo originaron su salida en forma de cesión al CA Osasuna.

Los fichajes invernales no han cuajado para Montella a la hora de realizar rotaciones. Arana, Roque Mesa, Layún y Sandro Ramírez fueron los jugadores que llegaron, de los que Layún y Sandro Ramírez (sobre todo, en las últimas semanas) han tenido algo de rendimiento en el equipo. El lateral Arana tardó varias semanas en debutar, mientras que Roque Mesa cuaja pocos minutos en el campo, siendo un jugador muy pretendido por el club desde el pasado mercado de fichajes de verano.

El Sevilla Atlético, una dejadez sin ningún tipo de reacción

El segundo equipo de la entidad hispalense gozó de un gran año bajo las órdenes de Diego Martínez, que finalizó en LaLiga 123 en 13º posición y mostrando un gran nivel de fútbol. Con la confección de esta temporada, se marcharon jugadores clave como Ivi, Diego González, Borja Lasso o Bernardo Cruz entre otros, así como el técnico Diego Martínez. En su lugar, el club confió en Luis García Tevenet para dirigir la nave del filial sevillista y ficharon jugadores que prometían ofrecer un gran nivel como el centrocampista (fichado por 1,5 millones de euros del Nacional de Uruguay) o cesiones ilusionantes como Miguel Olavide (que jugó en Osasuna en Primera División).

Las cosas no volvieron a funcionar, como ya ocurre con el primer equipo. La falta de gol, la inoperancia en cambiar al técnico tras diez encuentros sin ganar en la segunda vuelta de manera consecutiva, un invierno sin fichajes y un equipo en caída libre han llevado al Sevilla Atlético a ocupar la última plaza de la categoría con 23 puntos (a 16 de la salvación, cuando quedan 18 en juego). Una situación insalvable, al que ya nada puede hacer la entidad por revertir la situación y evitar el descenso a Segunda División B.

El caso N'Zonzi, un problema para la estabilidad deportiva

Arias no supo reaccionar en otro de los grandes problemas que ha tenido el Sevilla FC en esta temporada: el centrocampista francés Steven N'Zonzi. El jugador, que estuvo a punto de salir del club en verano, se quedó en esta temporada para seguir ofreciendo el mismo nivel de juego que en años anteriores. Pero las cosas se torcieron en dos momentos clave de la temporada: Berizzo y la final de Copa del Rey. La relación entre el entrenador argentino y el francés ha sido muy tensa después de la sustitución en el encuentro de Liga de Campeones ante el Liverpool FC por Franco Vázquez. Un cambio que dinamitó la relación entre ambos, quedando apartado el jugador hasta la destitución de Berizzo en el banquillo hispalense.

Con la llegada de Montella, ese "veto" al jugador fue levantado y ha sido una de las piezas clave en el eje del juego sevillista en la segunda vuelta. Una vuelta brillante hasta la final de la Copa del Rey. La pobre imagen que sufrió el equipo tras la goleada por 5-0 ante el FC Barcelona dejó tocado al vestuario, pero el francés fue protagonista por otro acto. Tras el partido, el jugador salió de fiesta por la ciudad de Madrid después de perder la final de Copa del Rey. Una actitud que no sentó del todo bien a los aficionados sevillistas, aunque el jugador pidió disculpas por los medios oficiales del club. Por este motivo, el Sevilla FC abrirá un expediente al jugador por estos hechos conocidos tras la final. Otro tema más donde Arias no supo gestionar de la manera más acertada.

Incertidumbre en LaLiga Santander y futuro de la entidad

A tres puntos de las plazas de Europa League, y con el Real Betis por encima a ocho puntos, el Consejo de Administración mantiene a Arias hasta final de temporada, con la idea de cumplir dos objetivos: 1. Lograr la plaza de Europa League bajo las órdenes de Montella y 2. Lograr la victoria ante el Real Betis Balompié en el derbi sevillano del Villamarín, que podría servir para olvidar la dolorosa derrota sufrida en el Pizjuán. Por todo ello, Óscar Arias no ha logrado ser el sucesor de Monchi en el cargo, y la entidad piensa en decidir un nuevo director deportivo en el plazo de un mes para enderezar esta situación de tensión generada en la entidad.




Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar