contador web

DEPORTES | SEVILLA Y DEPORTIVO PUSIERON ESPECTÁCULO, OCASIONES Y MUCHA EMOCIÓN PARA LOGRAR UN GOL, PERO NINGUNO DE LOS DOS TUVO SUERTE

Partidazo de infarto en Riazor sin goles (0-0)

El Dépor aupado por una reacción positiva de dos partidos victoriosos consecutivos quiso confirmar su buen estado anímico firmando otra victoria que no pudo llegar por su desacierto a puerta

Sevilla
fútbol
Liga
Deportivo

El Deportivo llenó su estadio por primera vez esta temporada. Con la amenaza del descenso a la altura del cuello, la afición herculina se agarró a la esperanza y a una gran campaña de marketing desarrollada por el club coruñés en las últimas 48 horas. La respuesta no pudo ser mejor. La afición al Dépor no falla nunca cuando se pide su movilización, a pesar de la pésima hora para el partido, las 19:30 horas, en un día laborable.

Sin haber pasado el primer minuto de juego, el Dépor pasó su primer susto. Un choque brutal entre Krohn-Dehli e Geis, dejó K.O. al danés durante unos minutos. El jugador cayó conmocionado sobre el terreno de juego, por lo que tuvo que ser atendido por los servicios médicos de forma urgente. Çolak calentaba sobre la banda previendo la gravedad del choque, pero finalmente el centrocampista regresó al terreno de juego para comandar el centro del campo ante su ex equipo.

La conmoción continuó los primeros minutos en Riazor. El equipo local salió frío y atenazado por los nervios. El Sevilla trató de legar con peligro y poner a prueba a Rubén muy condicionado la primer media hora de juego por el sol que le daba de frente.

Al Dépor le costó plantarse en su sitio y combinar el juego que le ha dado resultado en las dos últimas citas de Liga. La banda izquierda del equipo de Seedorf le sirvió las alternativas más claras. La primera y la más peligrosa cuajó cuando Luisinho casi sobre la raya de cal centró al área un balón para Adrián. El asturiano dirigió bien el esférico y Soria tuvo que dibujar un escorzo a la altura del larguero para despejar la ocasión más clara que se vio en la primera parte. Era el minuto 8.

También lo intentó por el centro, pero las vigilancias de la defensa blanquiazul a Lucas abortaron las intenciones ofensivas locales. Guilherme sirvió un balón de oro a Lucas, de los que le gustan al delantero coruñés, para conducir el balón frente a la portería y chutar a gol. Cuando Lucas se disponía a cruzar la frontera del área, la defensa del Sevilla le cerró el paso. Adrian llegó detrás para ofrecer ayuda, pero el control fronterizo sevillano se hizo con la pelota.

En el minuto 23, Schär cayó en el área sevillista. La afición pidió penalti. El suizo buscaba la pena máxima. Para el colegiado no fue suficiente, aunque la pierna de Mercado tocase a Schär.

El Sevilla desplegó mejor juego que el Dépor. Más combinativo y limpio. El Dépor en cambio funcionó más a trompicones. A Lucas le cayó un balón mordido y medio rebotado, pero con el frente despejado y en perpendicular a la portería. Optó por disparar de primeras y el tiro salió defectuoso.

Lucas y Adrián, como en los últimos partidos, buscaron asociarse y encontrar la forma de abrir el marcador. Combinaron bien, pero en los metros finales la definición falló. Le volvió a pasar al asturiano escorado por la derecha tras un buen pase de Lucas.

Pasada la media hora, Krohn-Delhi dijo basta. Medio mareado tuvo que ser retirado del terreno de juego. Entró en los planes Çolak, muy esperado por la grada blanquiazul. En el turco se deposita la creatividad de las dos últimas victorias coruñesas. La fe mueve montañas.

Uno de los mayores sustos que se llevó el portero deportista en la primera mitad fue cuando Banega, pisando el área peligrosamente, lanzó un duro lanzamiento a puerta. Le salió muy cerca del palo derecho. El de Banega fue el primer aviso de que el Sevilla se lo estaba tomando muy en serio. Los minutos siguientes del equipo andaluz fueron muy peligrosos. Carlos Fernández volvió a intentarlo en otra jugada de ataque en la que intervinieron Navas y Banega. Rubén respondió con una de sus mejores paradas. El guardameta evitó el primer gol.

La segunda parte comenzó con un remate a puerta de Mosquera. En otras botas un gol seguro. En la jugada siguiente Sandro, con mayor acierto en el chut, casi se la cuela a Rubén que tuvo que volver a estirarse por la hierba para mantener el marcador a cero.

Se llevó las manos a la cabeza Montella en el minuto 55. Carlos Fernández puso en bandeja a Correa el primer gol del partido. Pero el jugador del Sevilla le pegó con rudeza y el balón se fue del marco.

El juego de los andaluces fue ganando peso y el Dépor pasó minutos corriendo tras el balón. Volvió a aparecer Rubén para tapar otra ocasión de Sandro. El esperado juego del equipo blanquiazul no aparecía. Çolak sobreexcitado tiraba a puerta cada vez que tenía ocasión, aunque no tuviese un buen claro para hacerlo. El agobio por manejar el marcador precipitó a los de Seedorf.

Los jugadores de Montella se convirtieron en una pesadilla para el Dépor. Cada llegada era como un puñal para la defensa local. Layún se apuntó al festival de ocasiones de su equipo, pero el balón salió rozando el larguero.

La clave del partido pudo estar en el minuto 68. Ataque del Dépor, Lucas ofrece un pase inmejorable a Adrián que se encuentra frente a frente con Soria. El portero despejó el balón, pero el rechace quedó en posición de peligro. Mosquera era el jugador que estaba más cerca para rematar. Sin arte en las botas, su lanzamiento acabó en córner.

Seedorf afrontó los últimos diez minutos con más riesgo. Con el partido abierto, el técnico holandés puso más leña en el ataque, dejando el centro del campo a Fede Valverde, que sustituyó a Mosquera tras la entrada de Bakkali, y Borges.

La grada soñó con el gol cuando el Dépor trabajó el contragolpe. Balón largo a Lucas. Situación ideal para el delantero. Aunque todo el público empujaba el balón hacia el fondo de la red, a Lucas se le hizo noche. El delantero gallego se volvió a meter en el túnel un minuto más tarde en otra jugada en la que Lucas sólo delante del portero vio como el central le robaba la cartera.

La mala suerte para marcar gol en el Dépor no acabó ahí. Porque no faltó, fiel a su cita, el tiro al palo. El colmo del desacierto. Se ha convertido ya en un clásico maldito desde que Seedorf manda en el equipo. Esta vez el que acertó con la base del poste fue Borges. Estaba vez quien se llevaba las manos a la cabeza fue todo el estadio.

Aún tuvo una tercera oportunidad Lucas. El delantero no consiguió su premio. Desaprovechó la ocasión, en la que también esperaba Adrián, lanzando el balón demasiado alto.

El partido acabó igual que empezó en el marcador, pero con el corazón latiendo a mil por hora. Los dos equipos jugaron un partidazo en Riazor y el estadio estaba lleno para ver que el fútbol merece mucho la pena cuando dos equipos le ponen ganas y mucha emoción.

Estadio de Riazor - 33ª Jornada.

R. C. Deportivo: 13 Rubén; 2 Juanfran, 5 Pedro Mosquera, 6 Albentosa, 7 Lucas, 14 Krohn-Dehli, 15 Adrián, 16 Luisinho, 20 Guilherme, 22 Celso Borges, 24 Schär

Suplentes: 25 Koval, 3 F. Navarro, 8 Emre Polack, 10 Andone, 17 Fede Valverde, 18 Bakkali, 19 Borja Valle

Sevilla F. C.: 13 David Soria, 3 Layún, 6 D. Carriço, 10 Ever Banega, 11 Correa, 12 Geis, 14 Pizarro, 16 J. Navas, 23 Sandro, 25 Mercado, 30 Carlos Fernández:

Suplentes: 1 Sergio Rico, 7 Roque Mesa, 8 Arana, 17 Sarabia, 20 Muriel, 21 Pareja, 24 Nolito

Goles:

Sustituciones: Minuto 35 sale 14 Khrohn-Delhi por 8) Çolak; ; Minuto 56, 11) Correa sale del terreno de juego por 17) Sarabia; Minuto 67, sale 30) Carlos Fernández y entró en su lugar 24) Nolito; Minuto 76, salió del terreno de juego 23) Sandro y entró en su lugar 20) Muriel; Minuto 79, sale 20) Guilherme del terreno de juego por 18) Bakkali; Minuto 82, sale del terreno de juego 5) Mosquera y entra en su lugar 17) Fede Valverde.

Tarjetas Amarillas: 10) Banega (minuto 10); Layún (minuto 73);

Tarjetas Rojas:

Incidencias: Crohn-Delhi tuvo que ser asistido en el primer minuto de juego tras un tremendo choque cabeza con cabeza entre el danés y Geis. Finalmente, visiblemente mareado, se retiró del terreno de juego en el minuto 35.




Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar