lunes, 24 de enero de 2022

‘Piano’, de Vita Maria Drygas, Mejor Documental en XI la edición de MiradasDoc

‘Os días afogados’, mejor documental español; ‘Dead slow ahead’, mejor documental canario y ‘El árbol’, mejor corto.


 ‘Piano’, de Vita Maria Drygas, Mejor Documental en XI la edición de MiradasDoc
  • whatsapp
  • linkedin

La película polaca Piano, de la lituana Vita Maria Drygas, ha obtenido el premio internacional al Mejor Largometraje Documental en MiradasDoc. El galardón se dio a conocer la noche durante la clausura de la undécima edición del Festival y Mercado Internacional de Cine Documental de Guía de Isora, en el auditorio de este municipio de Tenerife (Islas Canarias). También resultó premiada la película española Os días afogados, de César Souto Vilanova y Luis Avilés Baquero, que obtuvo el reconocimiento como Mejor Documental Nacional.

El palmarés del festival se completa con el premio a Dead slow ahead, de Mauro Herce Mira, como Mejor Documental Canario; la película El árbol, de la iraní Roya Eshraghi, a la que se le concedió el premio internacional al Mejor Cortometraje Documental, y la producción brasileña Jonas e o circo sem lona, de Paula Gomes, que recibió el premio internacional a la Mejor Ópera Prima. El Premio Especial del Público, uno de los más valorados por los participantes en el certamen, recayó en esta ocasión en la película Agua sagrada (L’eau sacrée), de Olivier Jourdain.

"La música es un arma mejor que las armas de fuego o de guerra”

Menciones honoríficas

Además, el film Frágil equilibrio, de Guillermo García López, recibió el Premio Movistar+, que anualmente concede esta cadena de televisión en MiradasDoc. El palmarés de la undécima edición del festival incluye también varias menciones honoríficas: para el documental Close Ties, de la polaca Zofia Kowalewska, película que participó en el concurso internacional al Mejor Cortometraje Documental; para la película Caribbean Fantasy, de la dominicana Johanné Gómez Terrero, en el concurso internacional a la Mejor Ópera Prima; para Pequeñas mentiras piadosas, del italiano Niccolò Bruna, en el concurso al Mejor Documental Nacional, y para Juana, de Silvia Navarro y Miguel G. Morales, en el concurso al Mejor Documental Canario.

Con la entrega de premios se clausuró, el sábado 4, la undécima edición de MiradasDoc, en la que se exhibió la película Frágil equilibrio, que esa misma noche concurría por los premios Goya al Mejor Documental y a la Mejor Canción Original. La película fue escogida para concluir MiradasDoc, por el comité de selección del festival entre los documentales que se postularon para participar en la sección oficial.

Alejandro Krawietz

El director de MiradasDoc, Alejandro Krawietz, al dirigirse al público presente en el auditorio, reflexionó sobre el cine documental al asegurar que, “frente a la idea extendida de que el documental pone el foco en las cosas pequeñas, realmente lo que sucede es que el cine documental demuestra que no hay cosa pequeña”.

La concejala de Cultura de Guía de Isora, Lorena Medina Mora, reiteró las ventajas derivadas del cambio de fechas del festival, tanto en número de películas, directores asistentes a las muestras y, sobretodo, en el número de documentales que han tenido su “estreno mundial” en las pantallas de MiradasDoc.

“Estoy encantada con la implicación de toda la gente que ha estado vinculada de una forma o de otra, para conseguir el éxito que se ha logrado este año y que, coincidirán conmigo, este festival es tan puro y tan genuino que atrapa a cada persona que lo conoce, sin posibilidad de desligarse de él”, señaló Medina.

La concejala quiso destacar también el refuerzo en los vínculos por parte de administraciones como el Gobierno de Canarias y el Cabildo de Tenerife, que, “si bien han venido apoyando hasta ahora el Festival, se han comprometido a hacerlo aún más para poder acceder a un mercado más amplio a nivel nacional e internacional”, añadió.

Largo, corto y ópera prima

El jurado del concurso internacional, integrado por Rolando Díaz, Luis González Zaffaroni y Sebastién Tendeng, fue el encargado de conceder los premios al mejor largometraje y al mejor cortometraje. La producción polaca de Vita Maria Drygas, Piano (45', 2015), mereció ser el Mejor Largometraje Documental “por construir un relato equilibrado entre el discurso social y la emoción estética”. La película premiada es la historia de un instrumento musical usado para reforzar una barricada símbolo de la revolución ucraniana.

La productora ejecutiva del equipo ucraniano del documental premiado, Alexandra Bratyshchenko, presente en el auditorio, agradeció la entrega del premio y recordó que el piano en torno al que gira la película es “el alma de la revolución” de la plaza Maidán, en Ucrania. “Había muchas historias que contar a través de él y el piano las hace más fuertes y significativas. La música es un arma mejor que las armas de fuego o de guerra”, ha manifestado Bratyshchenko en MiradasDoc.

Él árbol

El mismo jurado concedió el premio internacional al Mejor Cortometraje Documental a la película Él árbol (producción de Diana Reyes, 14’, Cuba, Costa Rica), un poema visual de la directora iraní residente en Costa Rica Roya Eshraghi, que se pregunta si un árbol puede crecer en el aire sin echar raíces en la tierra. El jurado tomó su decisión, “por haber construido un hermoso poema visual”. La directora iraní envió un mensaje grabado en el que agradeció el premio, al identificar a MiradasDoc con un jardinero “que riega nuestro árbol”, en un momento en el que la proyección de la película en el contexto de inquietudes de la humanidad por asuntos como las migraciones “para mí viene siendo un pequeño grano de arena que podemos aportar”.

En la misma categoría, el jurado decidió otorgar una mención honorífica a Close ties, de Zofia Kowalewska (Munk Studio, 18’, Polonia), que presenta al matrimonio formado por Barbara y Zdzislaw, casados hace 45 años, “por el finísimo relato de oposición entre la rutina y la reconciliación”. Kowalewska envió un mensaje grabado en el que agradeció la mención al jurado y el haber sido seleccionada para participar en la sección oficial de MiradasDoc.

Jonas e o circo sem lona

El jurado compuesto por Álvaro Priante, Joaquín Estefanía y Patrick Bernabé, encargado de otorgar el premio internacional a la Mejor Ópera Prima, escogió la película Jonas e o circo sem lona, de Paula Gomes (Marcos Bautista, Ernesto Molinero, Milena Pinheiro, 81’, Brasil) “por haber logrado plasmar el relato de un personaje cuya grandeza invade todo el diálogo cercano entre directora y protagonista”.

La producción brasileña premiada muestra cómo Jonas, de 13 años, atraviesa la gran aventura de crecer mientras intenta mantener vivo el circo que creó en el patio de su casa. Desde Brasil, Gomes envió un video acompañada de Jonas, el protagonista de su documental. A la felicidad expresada por Jonas, Paula Gomes añadió, con el ánimo de que “nuestro cine siga cruzando fronteras”, que el premio los hace “muy muy felices y nos hace mucha ilusión que una historia tan chiquitita contada desde el patio de casa pueda llegar hasta ustedes, y más en este momento político tan difícil para Brasil y para el cine brasileño; es como ganar un nuevo ánimo y seguir motivados a hacer más y más documentales”.

Caribbean fantasy

La mención honorífica fue concedida a Caribbean fantasy, (con producción de Amelia del Mar Hernández y Alejandro Andújar, 53’, República Dominicana), de Johanné Gómez, “por establecer una fotografía en movimiento capaz de describir el viaje entre las dos orillas de la cruda realidad dominicana”. Igualmente, Gómez envió un mensaje de agradecimiento grabado desde República Dominicana. Su película revela el amor secreto entre Morena y su amante, Ruddy, un barquero que cruza cada día en su barca a remo el río Ozama, que divide la ciudad de Santo Domingo, capital de la República Dominicana.

Premio al documental español

Igualmente, Álvaro Priante, Joaquín Estefanía y Patrick Bernabé distinguieron como Mejor Documental Español la película Os días afogados, de César Souto Vilanova y Luis Avilés Baquero (con producción de Iván Patiño Álvarez, 86'), “por mostrar como una realidad, la bajada de nivel de las aguas, hace aflorar los recuerdos de una vida pasada que siempre es mejor”.

Los directores de la película y su productor, presentes en Guía de Isora, expresaron “una felicidad absoluta por estar en uno de los festivales de documental más importantes no solo del cine español, sino a nivel europeo; haber estado en la sección oficial, seleccionados entre cerca de doscientos documentales ya es un premio; que encima salgas galardonado después de ver la calidad del resto de los documentales es una honra para nuestra película y otro grano más para sumar a su visibilidad; me gustaría partir el premio en pedazos entre todo el equipo que participó en el rodaje durante tres años”, dijo el productor, Iván Patiño.

“Estar en este festival es un caramelo; el premio demuestra el estado del sector audiovisual en Galicia, que es muy rico pero se encuentra en desamparo ante las instituciones. Este premio sirve para creernos más a nosotros mismos y para que la gente de Galicia sepa que desde hace 10 años hacemos cinematografía propia, de mirada de autor y que es un referente”, destacó Luis Avilés Baquero, codirector de Os días afogados.

Pequeñas mentiras piadosas

El jurado reconoció con una mención honorífica a Pequeñas mentiras piadosas, de Niccolò Bruna, “por poner de manifiesto que no siempre los conocimientos transmitidos son adquiridos y que por ello se vuelven paradoja”. El director envió un mensaje de agradecimiento. En Pequeñas mentiras piadosas (Progetto Cataclisma, 88'), rodada en La Habana, Niccolò Bruna cuenta la emblemática historia de Lourdes, una mirada íntima a la condición de los cubanos y sus esperanzas en tiempos de grandes cambios.

Mejor documental canario

Juan Gopar, María Sanz y Mercedes Afonso, integrantes del jurado que otorgó el premio al Mejor Documental Canario, distinguieron a Dead slow ahead, de Mauro Herce Mira (70’/ José A. Alayón-El Viaje), “por la minuciosa observación de un viaje hacia las entrañas del leviatán de la máquina”. El productor del documental, José A. Alayón, transmitió al público de MiradasDoc un mensaje a través de José Miguel Viña, de la productora El Viaje, en el que expresó que “sentimos que este premio nos reafirma. MiradasDoc es uno de los espacios donde se valoran, por encima de todo, la cultura, la política y la ética, y por todo ello representa la resistencia y la esperanza”.

Dead slow ahead

La ópera prima de Mauro Herce, Dead slow ahead, muestra cómo un carguero atraviesa el océano, con una mirada que se adentra en la cadencia hipnótica de los engranajes, en los que se revela el movimiento continuo de una maquinaria devorando a sus obreros: los últimos gestos del viejo oficio de los marineros, desapareciendo bajo el ritmo autómata del siglo XXI. Quizá se trate de una nave a la deriva, o del último ejemplar de una especie en extinción. No se sabe, pero los motores siguen girando, imparables.

Juana

El mismo jurado dedicó una mención especial a Juana, de Silvia Navarro y Miguel G. Morales (7’ / Navarro y Morales/España), “por su capacidad para construir en unos pocos trazos muy evocadores un personaje completo y rotundo”. Los cineastas encontraron en la isla canaria de El Hierro al personaje de su corto, en el que las creencias, prácticas y representaciones relacionadas con la muerte, actúan como rituales de afirmación del orden social en un complejo entramado simbólico, donde la muerte domina la vida de la protagonista mediante un luto perpetuo supeditado a prohibiciones y concesiones. Los directores de Juana recogieron la mención honorífica a su película con un reconocimiento al equipo que los apoyó en El Hierro y al propio festival.

Premio del Público y Premio Movistar+

El público de la undécima edición de MiradasDoc escogió como película favorita, reconocida con el Premio Especial del Público, al documental Agua sagrada (L’Eau sacrée), del belga Olivier Jourdain (55', Nameless Productions, Bélgica), una cinta que descubre la sexualidad ruandesa en busca del agua que brota del cuerpo femenino, de la mano de Vestine, una extravagante estrella de las noches de radio.

Finalmente, un jurado integrado por profesionales y programadores de Movistar+ decidió otorgar el premio a la producción española Frágil equilibrio, la ópera prima de Guillermo García López, “porque es una película que ofrece una teoría lúcida y valiente sobre la globalización, los recursos y la libertad individual”. El director envío un mensaje desde Madrid, en la antesala de los Goya, en el que agradeció la participación de la película en el festival.

El premio consiste en la compra de los derechos de proyección de la película ganadora y, según manifestó Krawietz, “pone de manifiesto el interés que Movistar+ mantiene, desde inicios del festival.

En Frágil equilibrio se entrelazan tres historias en tres continentes distintos: dos ejecutivos japoneses en Tokyo cuyas vidas se encuentran encerradas en un círculo vicioso de consumismo y trabajo en corporaciones, una comunidad subsahariana en el Monte Gurugú, cerca de la valla de Melilla, la frontera entre África y Europa, que se juega la vida todos los días intentando cruzar al Primer Mundo y varias familias en España destrozadas por la crisis, la especulación inmobiliaria, la corrupción política y la pérdida de sus viviendas. Estas historias se articulan a través de las palabras de José Mujica, expresidente de Uruguay, quien en la película aborda cuestiones universales que amenazan a la humanidad, poniendo en entredicho importantes pilares del mundo que vivimos.

MiradasDoc escogió Frágil equilibrio para clausurar su undécima edición, porque añade con su visión una perspectiva al debate sobre las izquierdas latinoamericanas, una reflexión que el Festival y Mercado Internacional de Cine Documental de Guía de Isora propuso a su público, con una muestra informativa y con la presencia de Aleida Guevara.

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar