martes, 30 de noviembre de 2021

El documental ‘Gigantes descalzos’ abre la puerta al futuro de los niños triquis

La cinta, de Álvaro Priante e Iván Roiz, se adentra en esta comunidad indígena mexicana y en un proyecto educativo, a través del baloncesto.


El documental ‘Gigantes descalzos’ abre la puerta al futuro de los niños triquis
  • whatsapp
  • linkedin

Los codirectores de Gigantes descalzos, Álvaro Priante e Iván Roiz, documental que abrió la XI edición de MiradasDoc, aspiran a recorrer la difícil región mexicana, donde habitan los indígenas triquis, para que los protagonistas puedan ver la película.
Álvaro Priante e Iván Roiz se aliaron para hacer posible Gigantes descalzos (63’/España), un documental que obtuvo el premio de distribución, que concedió la empresa Treeline Distribution en el pitching de MiradasDoc Market en 2015, y que ha sido la película de apertura de esta undécima edición del Festival y Mercado Internacional de Cine Documental de Guía de Isora (Tenerife).

"Niños bajitos, que jugaban descalzos y que podían ganar a otros más altos y mejor equipados"

¿Cómo les llega esta historia de los niños triquis que juegan al baloncesto?

- Estos niños, los protagonistas del documental, forman parte de una selección indígena de baloncesto de México y vienen a Barcelona a participar, en 2014, en un campeonato, donde quedan subcampeones. Este hecho tiene cierta repercusión en los medios deportivos. Así nos llega la historia y nos ponemos en contacto con su entrenador jefe, Sergio Zúñiga, para que nos facilitara información. Nosotros dos ya teníamos lazos profesionales. Al principio, nos quedamos con que eran niños bajitos, que jugaban descalzos y que podían ganar a otros más altos y mejor equipados. Ahí había una historia. Los dos estábamos en un momento en el que queríamos hacer un trabajo documental que nos llenase. Se juntó un buen tándem, en el que hemos hecho los dos de todo: montadores, directores, productores, editores….

¿Cómo consiguen financiar un proyecto en el que se tienen que desplazar a México?

- Nos liamos la manta a la cabeza. La historia nos llega en julio, nosotros empezamos a hablar de esto en serio en septiembre y a finales de noviembre estábamos en Oaxaca, por nuestros propios medios. Conseguimos ayuda del Centro de Estudios Cinematográfico INDIe, que consistió en apoyo material y equipo humano. Con cinco profesionales mexicanos creamos un equipo pequeño, pero que fue suficiente para hacer un trabajo muy profesional.

¿Fue fácil acceder a la comunidad triqui?

- La comunidad es muy cerrada, pero la asociación que lleva este proyecto, sobre todo Sergio, sabe que sin difusión no tiene nada. Así que íbamos de la mano del que tiene la llave. Eso fue una suerte. De hecho, casi todo en este proyecto fue saliendo rodado. Además, nosotros fuimos el primer equipo de rodaje que se quedó a dormir allí, con los triquis, y convivimos un mes con los niños. Eso también nos facilitó las cosas.

¿Ellos han visto la película?

- La organización, sí y les ha gustado. Creemos que los niños no la han visto. De hecho, un objetivo para 2017 es conseguir financiación para ir a la región y recorrerla proyectando la película con la intención de que todos los niños que participan de este proyecto educativo la puedan ver. Para nosotros es un deber.

¿Qué tal la experiencia de MiradasDoc?

- Ojalá todos los festivales fueran como MiradasDoc. Desde que trajimos el proyecto al pitching, en 2015, nos sentimos cuidados y atendidos. Además, estamos muy contentos de que hayan elegido ‘Gigantes descalzos’, que se ha estrenado aquí como la película de la apertura y nuestros encuentros diarios con los escolares en EnseñanDoc está siendo un gratificante regalo.

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar