domingo, 28 de noviembre de 2021

Fernando Sosa: "Me encantaría bailar con mi hija, que ella hiciera un show con Tropical"

El artista, que visitó España para asistir al Almería Pasión Congress, habló acerca de su visión de la salsa, a la que definió como "la libre expresión de la mezcla musical que hay dentro de ti".


Fernando Sosa: "Me encantaría bailar con mi hija, que ella hiciera un show con Tropical"
  • whatsapp
  • linkedin

Es uno de los mayores bailarines de salsa del mundo. Uruguayo, a sus 40 años, dirige la compañía de danza 'Tropical Gem' y no para de cosechar éxitos. Su último proyecto, la película 'The Latin Dream', ha alcanzado grandes números en Italia y ya trabaja para que llegue al resto del mundo. Este fin de semana, Fernando Sosa ha estado en España, en el congreso Almería Pasión Congress, donde ha impartido clases y ha mostrado su último trabajo coreográfico. Columna Cero pudo hablar con él y preguntarle acerca de su particular visión del baile y su vida.

Pregunta: ¿Quiénes son tus maestros dentro del mundo de la salsa? Háblanos un poco de tus raíces.

Respuesta: Nací en Uruguay y me fui a Italia muy jovencito, a los 13 años. Pasé mi adolescencia en Italia. En realidad el baile me encantaba desde chiquito pero nunca pensé que fuese a ser mi profesión. Me gustaba escuchar música, salsa, pero en esos tiempos en mi país no había referencias salseras. Era todo cumbia y bailes tradicionales. Pero parte de mi familia viajaba mucho y me inculcaron rápidamente lo de la salsa. Yo creo que soy uno de los pocos uruguayos (de mi generación, porque hoy bailan todos) al que le gustaba la salsa. En Italia conocí a mi primer maestro real. Se llama Alberto Valdés, un cubano que trabaja también por países como España. Fue un cambio en mi vida, él me abrió un mundo y me llevó a Cuba por primera vez a estudiar. Ese fue mi primer paso, no para nivel profesional, pero si para decir “quiero meterme en este mundo de lleno a estudiar todo lo que pueda”.

Pregunta: ¿Hay alguna mujer?

Respuesta: Como maestra principal, no. He seguido a muchas mujeres bailarinas pero no hay una en especial. También en la salsa, así como en los bailes caribeños, el hombre es el dominante. Y, claro, siempre fue como seguir la imagen de un hombre, para imitarle los movimientos, sacar expresiones corporales…

Pregunta: ¿Qué es el Sosa Style? ¿Cómo definirías tu estilo?

Respuesta: Mi carrera comenzó por Cuba con Alberto Valdés pero, después, al igual que todas las personas que van creciendo artísticamente, me di cuenta de que había otra parte que me estaba llamando y empecé a estudiar lo que es el estilo Los Ángeles, Nueva York… me gustaba estudiarlo todo. Incluso siempre digo que, viniendo de un país que no tiene una cultura salsera predominante, es como que yo estaba abierto a todo, quería estudiarlo todo. Y de ahí nacen mis fusiones.

Es a raíz de estudiarlo todo, cuando me di cuenta que me salían cosas un poco particulares porque mezclaba lo cubano, los Ángeles, Nueva York…, estaba naciendo algo propio. Lo empecé a percibir cuando comencé a ver mis primeros imitadores. Es decir, en esos años, alrededor del 2001-2002, me daba cuenta observando el baile social de que la gente me imitaba. Y ahí comencé a observar mi estilo, viéndolo en los demás.

En una escuela en la que yo enseñaba por aquellos entonces surgió la pregunta: ¿qué nombre le ponemos? Porque no es salsa Nueva York, no es Cuba… “Ponerle Sosa Style”, les dije. Y salió como un nombre comercial de algo que es una mezcla de todo.

Pregunta: ¿Qué crees que hace diferente a Tropical Gem? Vuestras coreografías son innovadoras, fusionan muchos estilos… ¿Cuál es el secreto para mantenerse en el top tanto tiempo?

Respuesta: Después de 18 años, lo difícil es mantenerse. Creo que el secreto está en no cambiar nada. Es decir, yo 18 años atrás me levantaba por la mañana y salía a entrenar y hoy me levanto por la mañana y salgo a entrenar igualmente. Creo que, si uno no pierde el ritmo y la pasión, ahí se queda. Es cuando uno empieza a aflojar, cuando no está más dispuesto a darlo todo, que pierde puntos.

Todos dicen que yo tengo un don como coreógrafo. Puede ser… Creo que hay una parte dentro de cada cantante, de cada artista, que no se entrena. Es como una estrella que se ilumina unas veces y otras no. Y se ve que la tengo porque las ideas me salen. Pero no bastan las ideas. Debes desarrollarlas. La dificultad está en levantarse por la mañana para entrenarse. Yo nunca he dejado de hacerlo y eso es lo que le enseño a mi grupo. Incluso los años en los que tuvimos coreografías menos exitosas, algo que puede pasar, le dábamos tan duro que seguíamos ahí. Si te mantienes fuerte, ahí te vas a quedar, nadie te va a bajar.

Pregunta: Has conseguido éxitos mundiales, incluso una película. ¿Cuáles son tus próximos retos? ¿Por qué objetivos trabajas actualmente?

Respuesta: Aún sigo trabajando en la película. Es mía, soy quien la escribió y el protagonista. Salió en Italia y fue muy bien pero quiero que la película tenga un carácter mundial. Ahora mismo podría decir que está en un 10 por ciento de lo que yo quiero que llegue a ser.

El mundo exterior no cree en la salsa, nos consideran siempre un carril chiquitito y, en realidad, este “carrilcito” tiene millones de aficionados en todo el mundo. Con esta película me gustaría llegar a todos esos millones. Por ahora, está un poco difícil y estamos trabajando en eso. En Italia funcionó muy bien. Tenía que estar cuatro días en cartelera y se quedó 14 días. Y, pese a estar programada una sesión al día, sacaron hasta cuatro sesiones. Estuvimos entre las 10 mejores películas de la semana… Es decir, hubo números importantes y, gracias a eso, se despertó algo en Italia. Ahora el DVD se está vendiendo muy bien, gracias a que el cine fue bien pero yo quiero que la película llegue a España, Latinoamérica, Estados Unidos…

Eso es lo difícil y eso es en lo que, junto a mi socio, ocupa mi mente. La peli tiene que salir e incluso estoy pensando en un plan B en el que, si no se cree en esta distribución internacional, la quiero poner en la web, en las plataformas importantes para que la gente la pueda comprar a… nada… 2,99 dólares. Quiero que llegue al mundo, es una de las primeras películas que habla de salsa y son muchos los salseros que tienen ganas de verla. Ese es mi proyecto principal ahora.

Mi segundo proyecto es mantenerme ahí con Tropical, haciendo coreos nuevas… Eso gracias a Dios, va genial. En este momento estoy vendiendo 2019 porque 2018 ya lo tengo agotado. Es el resultado de un duro trabajo de 18 años. Estoy muy y quiero mantener eso, cuidar eso, que es lo más importante, mi trabajo de todos los días.

Además, tengo una academia y una discoteca junto a mi socio, que no baila pero está ahí machacando. Nuestro evento de Tropical va muy bien y con la película lo estamos intentando porque ya tengo la segunda parte escrita. Está en el cajón. Pero, hasta que no salga del todo la primera…

Pregunta: ¿Nos puedes adelantar algo, aunque sea el título?

Respuesta: Aún no. El título, muchos me dicen que ponga ‘The latin dream 2’ pero no. Porque no es la continuación. Va a tener los mismos actores, bailarines… pero es otra historia que no tiene nada que ver. En realidad, comercialmente funcionaría ‘The latin dream 2’ pero no quiero que la gente se espere la continuación. Quiero ver cómo comercialmente puedo llamar la atención de la primera pero con un título segundo. Por ejemplo, ‘Step up’ hicieron 1, 2, 3, 4, 5 pero ninguna tiene que ver con las otras, las historias son diferentes. Algo así.

Pregunta: ¿Qué te parece el Almería Pasión Congress? ¿Has podido visitar Almería?

Respuesta: En realidad no soy mucho de visitar. Me gusta más conocer y visitar la gente. Es decir, yo choco mucho con las culturas, en el buen sentido. Me gusta probar la comida del lugar, ver qué se toma en cada sitio… me gusta probar más que ir a visitar un templo o una montaña. Eso me aburre. Me gusta conocer culturas. En realidad, España fue mi segunda casa laboral después de Italia. Y, como Italia, España tiene regiones donde la gente es totalmente diferente, del norte al sur…

La gente aquí en el sur muy bien, muy calurosa, muy pegadiza. Veo que el evento ha crecido, lo veo muy bien. Desde que se cayeron colosos como Murcia, Madrid… van surgiendo realidades nuevas con las que estamos muy contentos.

Pregunta: ¿Vendrás el año que viene?

Respuesta: Si, claro, ya está confirmado.

Pregunta: Cuando vienes a un congreso como el Almería Pasión, cuál es el objetivo? Con qué mensaje quieres que se quede la gente? 

Respuesta: Yo me considero maestro. Hay otros colegas míos que son más gente de show que hacen una clase en un congreso. Yo intento siempre ser maestro. ¿En qué sentido? En el que, de los 50 minutos que te hablo y te muestro, algo en el bolsillo te tienes que llevar. Hay colegas que no razonan así. Vienen y hacen como un show en el taller y está bien porque la gente viene, graba, se divierte… pero no entiende nada. O no se lleva nada. Yo intento que la vuelta, que un consejo, que la pisada, que recuerdes que el hombre debe hacer esto o aquello. Igual la figura no se te queda, pero te quedó el concepto de lo que te enseñé. Eso es lo que intento. En los 50 minutos trato de dejar algo que comercialmente funcione y, al mismo tiempo, didácticamente que te quede algo. Ese es mi objetivo.

Pregunta: ¿Cómo ves la salsa actualmente? ¿Hacia dónde va? ¿Qué te gustaría mejorar?

Respuesta: Hay muchas cosas que mejorar. Siempre. Creo que la salsa es eterna. Lo contaba Eddie Torres en una entrevista el otro día. Cuando él era joven, en Nueva York surgió la fiebre del latin hustle y todo el mundo dejó el mambo por el latin hustle. Él fue el único que se quedó haciendo mambo. Y le decía a sus amigos: “Se van a cansar del latin hustle y van a venir todos a tomar clases conmigo de mambo”. Y así fue.

De la misma forma, hoy veo la bachata, la bachata sensual, la kizomba, la bachata moderna, la bachata coreográfica, la bachata cabaret… que está rompiendo en todas partes. Que está bien, no digo que se vaya a caer. Pero la salsa siempre está ahí. Si se acuerdan, antes estaba el merengue, la bachata se comió al merengue, después la kizomba, el chachachá… La salsa siempre estuvo ahí. Son momentos de altos y bajos pero creo que si los salseros no aflojamos y seguimos haciendo que la gente se apasione, la salsa no va a morir nunca porque es una expresión cultural muy grande. Ahora la bachata está en un momento alto.

Siempre tengo mis consideraciones, con todo el respeto a los grandes bachateros: la salsa es más difícil. Y hay muchas veces que el ser humano busca lo más fácil.

Pregunta: Podemos buscar en un diccionario la definición de salsa pero, me gustaría saber qué es la salsa para Fernando Sosa. ¿Cuál es tu “intención” en el baile? ¿Cuál es la esencia de la salsa?

Respuesta: En realidad eso también va por épocas. Años atrás, cuando no se giraba, la esencia era otra. Hay varias definiciones de salsa pero una que me gusta es aquella que la compara con una salsa de tomate. Lleva muchas cosas dentro porque en realidad es un mix de ritmos que, comercialmente, le llamaron salsa pero que en realidad era son. En esa mezcla está un poco la esencia del baile también. Está bueno todo.

En mis clases, cuando alguien me dice “maestro, a mi me gusta pisar así”, respondo: “Pues si te gusta así y eso es lo que sientes, así tiene que ser”. Incluso les digo a los alumnos: “yo os estoy enseñando que el 1 va hacia delante, pero si mañana a usted le viene hacia el lado y el ritmo está bien… está bien. Tiene que ser un instinto”. Por eso, la palabra salsa como definición debe ser la libre expresión de la mezcla musical que hay dentro de ti.

Pregunta: Yo personalmente soy muy fan de tus videos en redes sociales en los que haces reflexiones en una escalera acerca de, por ejemplo, el hambre en el mundo o, si no me equivoco, los motivos por los que eres vegano. ¿Qué te mueve a hacerlos? 

Respuesta: Creo que las hago porque es una parte de mi, instintiva, de comunicación, que tengo. Soy muy sensible a muchas cosas que pasan en el mundo: calentamiento global, hambre, maltrato de animales, violencia en niños, esclavitud infantil… Soy muy sensible a eso y a veces no puedo creer la indiferencia que hay en el resto del mundo. Me enojo, no me la puedo agarrar con nadie y lo digo en un video. Mucha gente me dice que tengo que mantener una imagen por ser Fernando Sosa pero no, es al contrario, es porque soy Fernando Sosa que lo tengo que decir. Porque si un video mío llega a medio millón de personas, es medio millón que vieron mi concepto. Y aunque sean menos, tenemos el deber, la gente como yo a la que conocen en todo el mundo, de hacerlo. Y, si lo pienso y lo quiero decir…

Soy un comunicador y creo que, si estuviera en otro ámbito, podría estar en política porque me gusta comunicar… aunque por otro lado no soy alguien que se venda. Por ejemplo, en Italia hay muchas federaciones de baile y todo eso. Nunca me gustó eso de las federaciones. Ni te cuento cuánta plata me han ofrecido para entrar en federaciones. Y el hecho de que me estén ofreciendo… no es limpio. No me gusta y no soy una persona que se deje comprar. Por ese lado, creo que en política no iría bien, porque en política todo se compra.

Pregunta: Muchas mujeres tienen la ilusión de bailar con Fernando Sosa. ¿Tiene Fernando Sosa la ilusión de bailar con alguna mujer con la que aún no lo haya hecho?

Respuesta: Coreográficamente, me encantaría bailar con mi hija si ella sigue con el mundo del baile. En realidad, me encantaría que hiciera un show dentro de mi compañía pero no sé todavía si estará en el nivel cuando sea mayor. Ahora tiene 12 años, está bailando y aún no tiene el nivel para entrar en mi compañía. Puede ser que lo tenga, me encantaría que hiciera un show con Tropical Gem.

Pregunta: ¿En qué piensas cuando bailas?

Respuesta: Vacío la mente totalmente e intento concentrarme lo más posible en la coreografía.

Pregunta: ¿Qué música escucha Fernando Sosa cuando está en casa, cuando no está “trabajando”?

Respuesta: No escucho música. Sólo escucho música por trabajo. Puede ocurrir que escuche algo de la infancia, que me recuerde la escuela, rock argentino, algo de Ricardo Montanero, Ricardo Arjona… pero es muy raro. Si no trabajo, no escucho música.

Pregunta: ¿Te gusta el reguetón?

Respuesta: Normal…

Pregunta: Si no fueses bailarín, ¿a qué te dedicarías?

Respuesta: Sería futbolista. Era mi otra carrera que se interrumpió por mala suerte. Eso me llevó a ser bailarín pero tenía muy buenas condiciones para jugar al fútbol.

Pregunta: ¿Real Madrid o F.C. Barcelona?

Respuesta: [ríe] Si estuviese en España… Barcelona. [risas]

Pregunta: Si tuvieras que mandarle un mensaje a los salseros, a esas personas que se inician o que están en el mundo de la salsa, ¿cuál sería?

Respuesta: Siempre doy el mismo consejo: nunca dejes de sentirte alumno y serás maestro de maestros.

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar