contador web

CULTURA | EL ESCRITOR ARAGONÉS HA PUBLICADO SU ÚLTIMO LIBRO, UNA SOLA PALABRA

Joaquín Berges: "Hay un juego de la memoria y el olvido"

Por JORGE GARCÍA GARCÍA . 14/11/2017

Joaquín Berges es un escritor zaragozano que ha publicado su libro Una sola palabra. Él es licenciado en filología hispánica y ha publicado varias obras.

Escritor
Literatura
libro
novela
Zaragoza
Joaquín
berges
unasolapalabra

Joaquín Berges presenta su última obra. (Fuente: La Rioja).

El escritor aragonés cuenta detalles de su último libro, una sola palabra. . Esta obra tiene mucha carga de emoción y sensibilidad, donde el ictus cerebral de un personaje es el hilo conductor.

P: 1-Ha escrito un libro llamado Una sola Palabra. ¿En qué o quién se inspiró para elaborar esta obra?

R: Lo que me inspiró fue la situación misma: que una persona sufra un ictus y olvide los últimos años de su vida me pareció un punto de partida interesante para explorar en el pasado de esta persona, y en su presente, que es un lugar desconcertante para ella, más aún si consideramos que es una periodista. Y los periodistas trabajan con el presente.

P: 2- ¿Ha tenido que leer libros sobre el ictus cerebral para plasmar en el libro como se siente una persona tras esta enfermedad?

R: No. Apenas me documento cuando escribo. Todo lo que hago es darle el manuscrito a uno de mis amigos médicos y decirle: ¿Algo así puede suceder? En este caso, tratándose de un tema sobre la memoria, me vinieron a decir que (casi casi) cualquier cosa era posible.

P: 3- Uno de los quids más importantes del libro es la memoria de la Celia tras el accidente. Puede recordar cosas poco importantes y los detalles imprescindibles. ¿Ha jugado un poco con la memoria de Celia durante el libro?

R: Hay un juego de la memoria y el olvido, sí, como si fuera una partida de ajedrez entre las piezas blancas y las negras. Celia solo tiene recuerdos buenos de su pasado y sabe que eso no es posible. Algo malo tuvo que pasarle también. La cuestión es por qué no lo recuerda.

P: 4.- Paula, que es una profesional médica, cuida a su madre hasta casi lo innecesario, como si le ocultara algo que pudiera ser perjudicial para su salud. ¿Hasta dónde puede llegar una hija por proteger a su madre?

R: En este caso, puede llegar hasta la mentira. O al menos la ocultación de ciertas verdades. El problema es que Celia se da cuenta de que su hija la está tratando con condescendencia y deja de confiar en ella. La relación entre madre e hija es en todo momento muy tensa. Y da la sensación de que en el pasado ya era así.

P: 5- Celia busca la palabra que abre todos los archivos que tiene en el ordenador. La ha olvidado y no quiere que un informático desbloquee esos archivos. ¿Qué importancia tiene esta palabra en la novela?

R: Celia guardaba todos sus documentos protegidos con la misma contraseña. Era una sola palabra pero no recuerda cuál. La búsqueda de esta palabra es el hilo conductor de la novela (el MacGuffin, como dicen en el cine). La buscando en el tiempo, primero en el presente, luego en el pasado más cercano y así se va alejando hasta llegar al pasado más lejano, que es la infancia.

P: 6- Ha querido mantener también la conexión que tiene los zaragozanos con la localidad de Cambrils, que siempre han recurrido para ir a la playa a este lugar. ¿Ha querido recalcar de algún modo esta relación?

R: Sí, así ha sido. La literatura que yo hago se basa en la realidad y las cosas que suceden tienen que parecer reales, aunque no lo sean en absoluto. Celia es una zaragozana afincada desde hace años en Madrid pero no olvida sus orígenes y, como buena zaragozana, tiene una casita al sur de Cambrils, en esa playa que nos es tan familiar.

P: 7- París también mantiene un lugar privilegiado en el libro, puesto que Celia pasó parte de su juventud allí. ¿Por qué ese cariño tan especial a la ciudad del amor?

R: Seguramente porque en la época en la que Celia era joven (los 70), París era la máxima exponente del amor y la democracia y la libertad en el sentido más romántico del término. París era lo que quizá hoy sea Manhattan o Los Ángeles. O incluso Londres. La gente joven de los 70 iba a París, como hizo Celia, a vivir ese ambiente revolucionario del 68. Ella concretamente fue a cuidar a unos niños mientras aprendía francés, lo que se conoce como aupair.

P: 8- El fútbol es el deporte que predomina en el libro. Celia recuerda a su tío Augusto con el transistor y el gol que le dedicó Lucien en la juventud. ¿Ha querido ser fiel al Real Zaragoza donde sus aficionados tienen especial pasión por su equipo?

R: Inevitablemente sí. Normalmente uno no es del equipo de la ciudad donde vive, sino del equipo de la ciudad donde ha nacido y crecido. Celia vive en Madrid pero recuerda los partidos del Real Zaragoza que escuchaba por la radio. El fútbol está íntimamente unido al territorio. Por eso en Una sola palabra aparecen, además del Real Zaragoza, el Paris Saint Germain en el que jugó el joven Lucien y el Deportivo Coatepeque, que es el equipo guatemalteco de Rosario.

P: 9- Rosario, asistenta de Celia, se volvió su mano derecha y cuidadora después de su infarto cerebral. ¿Necesitaba este personaje alguien cercano para contarle sus confidencias?

R: Así es, efectivamente. Ese personaje cercano era necesario con mayúsculas, porque Celia está débil y no solo ha perdido la memoria, también ha perdido de alguna manera la independencia. De modo que necesita que alguien cercano la ayude a vestirse, a moverse, a salir a la calle. Y ese papel lo juega su fiel Rosario. Además, esta guatemalteca inteligente y divertida le recuerda a su tía Paulina, ese personaje inolvidable de la infancia que todos tenemos.

P: 10- Asimismo, Celia anhela la compañía de su perro Charlie. ¿Fue positivo para su recuperación estar rodeado de un animal tan cariñoso?

R: Charile es un pastor alsaciano de 40 kilos. Como todos los perros, necesita un amo al que admirar, por el que suspirar y al que obedecer. Y ese amo, en este caso ama, es Celia. El perro cuida de ella en todo momento. Está pendiente de sus cambios de humor, de sus dudas y sus miedos. Es un personaje que no habla, claro está, pero que resulta indispensable en la recuperación de Celia.

P: 11- Paula es médico, pero su relación con su madre parece ser no muy buena. ¿Por qué ha querido dar juego en este conflicto?

R: Es un conflicto muy habitual. Paula es hija y médica: las dos cosas a la vez. Eso va a traer problemas en la relación con su madre, seguro, porque lo que dice la médica no es necesariamente lo que diría la hija. Y viceversa.

P: 12- La relación de Celia con su nieta Alba es muy tierna. Celia le gusta escuchar cantar a su nieta y pasar rato en el juego de la granja en el que ambas participan. ¿Ha querido resaltar el cariño infinito que dan los abuelos a sus nietos?

R: La relación de los nietos y los abuelos es muy intensa porque está libre de responsabilidades. Para eso ya están los padres, de modo que los abuelos la mayoría de las veces se convierten en compañeros de juegos de sus nietos y pueden ser tan traviesos o más que ellos. Además, Celia necesita que alguien le enseñe a manejar un teléfono móvil (cosa que también ha olvidado). ¿Y quién mejor que una niña de 8 años para hacerlo?

TAMBIÉN EN:
NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar