lunes, 16 de mayo de 2022

Descubrimos el futuro del drag español gracias a Japan Weekend

Conocemos un poco más a las drag queens que están comenzando en España


Descubrimos el futuro del drag español gracias a Japan Weekend
  • whatsapp
  • linkedin

Japan Weekend siempre tiene algo nuevo que enseñarnos y en esta ocasión hemos podido conocer al futuro del drag de la escena española

Gracias a una mesa redonda celebrada el sábado en el pabellón número 8 de IFEMA tuvimos la oportunidad de escuchar a cinco Drag Queens emergentes del territorio nacional.

Si quieres saber sus nombres y todo lo que nos contaron... ¡Sigue leyendo!


Europa Vestidero

18 años y de Madrid nos encontramos ante una drag queen única dispuesta a dar su toque diferente a este mundo.

Podemos decir que mi drag se basa muchísimo en lo que es el mundo del cosplay, anime, otaku, videojuegos, el mundo ciberpunk, etc. Empecé hace más o menos año y medio o dos años en el mundo del drag, adivinad cuando: en medio de la pandemia evidentemente, como la mitad de las dragonas que existen hoy en día, no pasa nada. Empecé a partir de ver RuPaul’s Drag Race, no pasa nada, que lo empecé a ver por Killer Queen y Ariel Rec, esta es la historia de mi vida, mi ‘trauma’. Empecé haciendo cosas un poquito más afeminadas, lo comprendido como afeminado, y posteriormente empecé a experimentar un poquito más y a ponerme creativa y comencé a mezclar lo que es el mundo del cosplay y el mundo del drag, porque yo antes hacía cosplay y me subía a las pasarelas cosplay de Japan Weekend y tal y dije que si quería hacer drag no podía invertir el dinero en el cosplay, hasta que me he dado cuenta de que los puedo juntar”.

¿Cuáles son sus referentes en el drag?

Cuando hago drag me suelo basar en el mundo del ciberpunk, porque es un mundo que me gusta mucho que es post apocalíptico pero muy estético al final, es una estética muy despreocupada pero a la vez muy medida y rigurosa, todo está muy pensado pero a la vez es trash. Sobre todo mi mayor referencia es la serie de dibujos animados de Cartoon Network ‘Steven Universe’ que a mí me ha cambiado la vida, yo soy lo que soy hoy en día gracias a esa serie porque transmite unos valores muy importantes y muestra la diversidad tal y como es. Puedo ser quien soy gracias a Rebecca Sugar, una tía chulísima. También es un referente, evidentemente, League of Legends porque también tiene una estética ciberpunk y es un videojuego y al final yo soy otaku y me huele el sobaco. Finalmente, Pokemon es el videojuego de mi vida y me encanta. No puedo olvidarme del mundo del cosplay porque es un mundo que me inspira que se enlaza con el anime. Yo al principio pensaba que había que hacer o cosplay o drag cuando realmente son dos mundos que están en una línea muy muy fina porque ambos se basan en caracterizarte en algo distinto a ti, más expresivo Cuando te montas en drag eres tú misma pero con más fuerza, más energía y más guapa”. 


Morfina Drag

Ella tiene un mensaje muy claro: las mujeres también pueden hacer drag.

Llevo ocho meses en drag y yo no empecé por Drag Race, empecé por Drag Reign que son una casa Drag de Madrid de la que era y soy súper fan, de hecho les hice un club de fans que es lo más friki que les he hecho en mi vida”.

¿Sus referentes?

Para mí una persona que su madre no es su referente, no. Por eso Dita The Vain es una de las mías. Es mi madre drag y no veas la paciencia que tiene. No por hacer drag todas tus referentes tienen que ser drag, ni drag de Drag Race. Después también me gusta mucho un look de Cruella. Me baso también mucho en las villanas de Disney y en películas de miedo como por ejemplo las de Chucky o Scream, que están muy relacionadas con las villanas de Disney. Y también en la religión, ¿por qué? Porque yo de chica me obligaban a ir a ver los tronos y nunca he visto nada más terrorífico y siniestro que la religión, en plan ver la escena en un trono de un cristo muerto y alguien gritarle guapo, me parece el colmo de lo siniestro”.


Luna la Bruja

Parte de la casa Drag Reign se define a sí misma en cuatro palabras: Punk Sucia Drag Monster.

Llevo 5 años haciendo drag. Empecé porque me dio la gana, honestamente, Cuando me mudé a España vi unos referentes queer que no podía ver en mi pueblo en Estados Unidos y yo ‘oye, pues yo quiero ser eso’, pero entonces yo tenía 16 años y ni siquiera había salido del armario, llamarme loco. Ya con 20 años empecé a hacer drag porque yo quería, pero que pasa que estaba con mi primer novio que me dijo ‘no quiero que te hagas drag porque yo quiero estar con un hombre de verdad’ y le dije ‘ah, bueno pues ahí está la puerta guapa’, así que le eché de mi vida y fui al Primor y me compré 20 euros de mierdas. Estaba fatal, pero me veía guapísima. Soy la punky sucia reina osa de Madrid”.

Su inspiración es muy clara y evidente.

Tengo cuatro grandes referentes. La primera, que para mí es mi madre drag, es Divine que ella era una drag queen asquerosa, súper fea y me encanta porque realmente lo que hacía en los años 70 era muy punk y diferente, porque en esa época la gente quería ser lo más femenino posible, pero ella dijo no yo voy a salir a la calle y voy a comer caca de perro porque sí y es una fantasía. Luego estaba ‘Él’ de las Supernenas, que mi madre puede decir, aunque no está, que cuando yo era pequeño estaba obsesionado porque fue la primera vez que vi algo tan queer, tan raro, en plan de no saber si es hombre o mujer, las dos o ninguna, y me dejó fascinado aunque me daba mucho miedo. También tenemos a Nancy Downs de la película Jóvenes y Brujas y ella me encanta porque es una chica gótica súper violenta, y a mí, honestamente, me gustan mucho las mujeres que son violentas porque son mujeres que no suelen tener mucho poder en su vida pero cuando lo tienen, se pasan y destruyen el mundo y eso es lo que a mí me encanta. Yo de pequeño era un chico muy tímido, siempre he dicho sí a todo aunque no quería y cuando crecí me puse a ver películas y vi a esas mujeres poderosas, siniestras y violentas, y pensé ‘yo quiero ser así’ y ahora soy así. Por último, tenemos a La Gran Bruja de la película Las Brujas, que yo soy igual que ella porque las dos somos unas monstruas que odian los niños, comemos niños, una maravilla de verdad (risas)”.


Saga

Desde la Casa Futura y con los pronombres ella y elle, nos llega una drag queen diferente que acaba de comenzar a descubrir su estilo.

Soy drag aproximadamente desde hace 3 años, pero empecé en esto profesionalmente hace 2 porque yo también estoy en una casa drag, Casa Futura, que somos integrantes un poco alien, futurista, somos el drag diferente. Yo soy una chica trans desde hace aproximadamente un mes, salí hace poquito del armario como trans y todo esto se debe al drag. Cuando empecé en esto fue como Europa en la cuarentena, experimenté con la expresión de género, maquillaje, etc. entonces bueno mi primer drag fue como una rubia saliendo de una concha como una Venus. Viendo eso yo de repente me di cuenta de que, ostras, yo estoy aquí y no solo en drag, mi feminidad no corresponde solo a un aspecto performático que solo me da la imagen que me pongo la peluca o un eyeliner, no, va mucho más allá. Era como que me sentía en mi piel, por así decirlo. Entonces a partir de ahí mi drag fue cambiando mucho porque al principio era muy femenino como Europa, pero hoy en día ya veis que soy una cosa extraña. La verdad es que el drag es lo que me ha dado, el poder conocerme y el saber quien soy y estar en mi piel de manera honesta y real, y conocer a personas maravillosas como las compañeras con las que comparto mesa”.

¿Quién la inspira?

Tengo 3 referentes a la hora de ponerme en drag y crear un poco mis personajes. El primero se llama Gilaroby, que es una drag queen que yo conocí hace muchísimo tiempo en Instagram, la cual me fascina muchísimo su estética y su maquillaje para deformarse el rostro para alterar su humanidad. Para ello utiliza pedrería, materiales que no son propios de un maquillaje al uso, aunque cada vez más estamos viendo el uso de materiales como prótesis, ajenos a una sombra o una base. Ella es una de mis grandes inspiraciones a la hora de crear, si os enseñase mi Instagram en la parte de guardados tengo prácticamente todas sus fotos, cada vez que sube una publicación es alucinante. Otra de mis inspiraciones es Hungry, ella es drag, maquilladora protésica, artista multidisciplinar que se centra sobre todo en la deconstrucción del rostro. Una de las cosas que tengo referencia de ella es el utilizar la parte de abajo del ojo más que la de arriba, ella utiliza un eyeliner que hace la cara como más alien, más extraterrestre. Ella trabajó con Björk en uno de sus álbumes con las prótesis. Para terminar quiero presentaros a José Pérez Ocaña que era un artista que fue la resistencia contra el franquismo dentro de un espectro queer y creo que es importante remarcar que no solo es importante la estética sino también tu posicionamiento como persona o individuo, creo que eso es un poco Killer Queen ahora mismo. Ocaña se caracterizaba por sus performances de carácter provocativo como salir por la calle travestido sin ropa interior enseñando sus partes íntimas y como persona que vivía en el régimen franquista hizo mucho por el colectivo y creo que era importante contrarrestar esta parte contemporánea del maquillaje y la estética con algo más profundo y personal, porque cuando estamos creando drag no solo somos estética sino muchas veces esa estética va mucho más allá y es parte de lo que vivimos”. 


Satanasa

No pudo estar desde el principio en la conferencia, pero su hermana de casa nos explicó un poco más de ella.

Según Saga: “Es de mi misma casa drag y es una drag que mezcla estética de miedo con estética de años 80. Es bastante ‘camp’”.  Ella se define a sí misma en Instagram con estas frases: El arte es el arma y el camp el método".

Lo que sí nos pudo explicar Satanasa son sus referentes y su manera de hacer drag.

Al final el drag se puede hacer de muchas formas, no siempre tiene que ser la forma normativa sino que podemos inspirarnos a lo mejor en una canción. Con el drag no solo podemos ser una persona diferente, sino que podemos apropiarnos de esos personajes que construimos y eso nos puede servir un poco para nuestro futuro. Yo hago drag utilizando las cosas que me van interesando como puede ser una canción, un pokemon o mañana puede ser otra cosa. Os invito mucho a que podáis expresaros libremente con el drag, el cosplay o con vuestra vestimenta del día a día. Yo soy una chica emo de Plaza España y mis referencias tienen que ver un poco con eso, lo gótico, lo oscuro... Hay que celebrar la diversidad de cada una y que podemos hacer lo que nos salga del Rayquaza”. 


El futuro del drag en España lo tenemos asegurado y si queremos que esto continúe así debemos apoyarlas a todas no solo a través de redes sociales, sino también acudiendo a eventos en directo.

El drag es cultura.

 

 

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar