sábado, 23 de octubre de 2021

W.A.S.P.: La historia detrás de "The Crimson Idol"

A pocos días de su gira española, analizamos los detalles del disco que W.A.S.P. interpretarán íntegro en España.


W.A.S.P.: La historia detrás de "The Crimson Idol"
  • whatsapp
  • linkedin

Quedan muy pocos días para que W.A.S.P. vengan a España dentro de su gira "Re-Idolized: The 25th Anniversary of the Crimson Idol", en la cual el grupo liderado por Blackie Lawless tocará íntegro su célebre disco de 1992, "The Crimson Idol", además de una selección de los principales éxitos de su carrera.

Como ya informamos en Columna Cero, los finlandeses Beast In Black serán los teloneros de W.A.S.P. en estas cuatro fechas.

Las entradas para los conciertos en España aún se pueden adquirir en Madness Live!, Fnac, Carrefour, puntos de la red Ticketmaster.es y en el teléfono 902 150 025, al precio de 28 € (también a 33 € en el concierto de Burlada).

Miércoles 1 de Noviembre, 19:30 hrs. - Auditorio de Burlada (Navarra)

Jueves 2 de Noviembre, 19:30 hrs. - Sala Gamma (Murcia)

Viernes 3 de Noviembre, 19:30 hrs. - Sala La Riviera (Madrid)

Sábado 4 de Noviembre, 19:30 hrs. - Sala Razzmatazz 1 (Barcelona)

"The Crimson Idol" es posiblemente el disco más aclamado de W.A.S.P., y por el que más reconocimientos ha recibido Blackie Lawless, y puesto que en estos conciertos será el protagonista absoluto, a modo de aperitivo repasaremos la historia detrás de su composición y grabación, así como todos los detalles y situaciones que llevaron a que esta obra maestra viera luz.

La historia detrás de "The Crimson Idol"

Año 1989. W.A.S.P. había completado la gira de presentación de su cuarto disco, "The Headless Children", un trabajo con el que recibieron muy buenas críticas y consiguieron un gran éxito de ventas, pero con el que también cambiaron su estética y su dirección musical. La sangre, la carne cruda y la provocación de los primeros años, habían desaparecido para dejar paso a una banda más madura, más seria, que cuidaba más su imagen y que buscaba el reconocimiento como compositores. Por su parte, su heavy rock crudo y sin concesiones de los tres primeros discos pasó a ser más complejo, elaborado y variado. Las temáticas de sus canciones habían cambiado también y más allá de los manidos temas de sexo, drogas y rock and roll, Blackie había empezado a abordar también temas sociales y políticos.

Pero todos los miembros del grupo no parecieron compartir esta nueva madurez musical adquirida por Blackie Lawless. En agosto de 1989, el guitarrista Chris Holmes, fiel compañero de Lawless desde los inicios de la banda, abandonó (o fue despedido, aquí hay dos versiones) W.A.S.P. por motivos no del todo claros. Entre ellos estaban que Holmes no compartía la nueva dirección musical de W.A.S.P., pero viendo su estelar aparición en la película-documental "El Declive de la Civilización Occidental. Parte 2", en la que es entrevistado totalmente borracho en una situación más que patética, desde luego tampoco parecía compartir la idea de Blackie sobre la nueva imagen que la banda debía proyectar.

Así pues, sin Holmes a bordo, Blackie decide suspender la actividad de W.A.S.P. y comienza a trabajar en el que, en principio, iba a ser su primer disco en solitario. En medio de una crisis creativa, y aún aturdido por la desaparición de W.A.S.P. y la reciente muerte de su madre, Blackie decide retomar una historia que había empezado a dar forma en 1986. La historia giraba en torno a la vida de un joven, criado en un entorno familiar problemático, carente de amor, que consigue su sueño de convertirse en una estrella de rock, pero tan pronto como llega a la cima empieza a descubrir toda la oscuridad que ese mundo de fama y dinero esconde, hasta el punto de que su sueño se convierte en una verdadera pesadilla, lo que unido a su imposibilidad de encontrar el amor y la aprobación de sus padres le lleva al suicidio. Con esta idea en mente Blackie empezó a componer por su cuenta "The Crimson Idol".

Emulando a los discos "Tommy" y "Quadrophenia" de sus idolatrados The Who, la intención de Blackie desde el principio fue crear un disco conceptual, que a modo de ópera rock contase la historia de Jonathan Steel, el protagonista ficticio de "The Crimson Idol".

Blackie hizo construir su propio estudio de grabación, llamado Fort Apache, en Malibú, y consciente de que las canciones que tenía en mente requerían un alto nivel técnico en los instrumentos, se rodeó de unos músicos de primera categoría, entre ellos el guitarrista Bob Kulick y el batería Frankie Banalli, para que llevasen las interpretaciones instrumentales al nivel que el quería.

La grabación de "The Crimson Idol" duró algo más de dos años y casi acaba con la salud del perfeccionista Blackie, quien no era consciente de la complejidad que iba a acarrear grabar este disco.

Para principios de 1992, el álbum estaba acabado, y Blackie se encontraba literalmente exhausto, aunque satisfecho con el resultado. "The Crimson Idol" era una auténtica obra maestra. A lo largo de diez canciones, enlazadas unas con otras, el álbum contaba magistralmente la historia de Johnathan Steel, llevando al oyente a través de un torbellino de emociones que iban desde la sensación de soledad, incomprensión y falta de cariño del protagonista en los temas iniciales, a la euforia tras convertirse en una estrella del rock, para llegar de nuevo a la soledad y la depresión que le produce el ver que aún siendo una estrella sigue careciendo del amor de su familia, lo cual le conduce a un trágico final.

Al más puro estilo del citado "Tommy" de The Who, "The Crimson Idol" cuenta perfectamente la historia de Jonathan Steel y encaja sobresalientemente los pasajes sonoros de cada canción con las emociones que transmiten las letras. Por este motivo, para disfrutar este álbum en su plenitud, lo ideal es ir leyendo las letras según lo escuchas, ya que de esa manera comprendes completamente el significado de esta fabulosa obra.

"Chainsaw Charlie (Murders in the New Morgue)", un tema dedicado a los avariciosos hombres de negocios de las casas discográficas, a los que Blackie llama sanguijuelas, fue el tema elegido como primer single.

Presionado precisamente por su discográfica, Lawless se vio obligado a editar el disco bajo el nombre de W.A.S.P. con el fin de que tuviera una mayor aceptación comercial. Poco antes de que el álbum fuera editado, Blackie se embarcó en una gira promocional de dos meses en la que, según sus propias palabras, llegó a hacer unas 800 entrevistas.

Ya con el disco en la calle, Blackie se hizo acompañar del guitarrista Doug Blair (actualmente en la banda), el batería Stet Howland y de nuevo el bajista Johnny Rod, quien entró a formar parte de W.A.S.P. en 1986. Esta nueva formación inició oficialmente la gira el 15 de agosto de 1992 en Mannheim, Alemania. Días antes del concierto, Blackie comenzó a sufrir verdaderos problemas físicos. Sufrió escalofríos, fiebres y vómitos hasta horas antes de la actuación en Mannheim. El esfuerzo mental y la presión a la que se había visto sometido durante los más de dos años de gestación del álbum, le terminaron pasando factura a nivel físico.

Afortunadamente, y tras un comienzo de gira nada fácil, W.A.S.P. completaron el tour según lo planeado, y con gran éxito de crítica y público. Sin embargo, al llegar a su casa en Hollywood, Blackie no se encontraba bien, sentía confusión, incertidumbre sobre su futuro y una profunda tristeza. Y es que las intensas emociones y la tensión que llevaba aguantando desde 1989 le habían terminado convirtiendo en el protagonista de su obra. "The Crimson Idol" nunca fue un álbum basado en la persona de Blackie Lawless, según él mismo ha afirmado, pero durante tres años se metió tanto en la historia que finalmente Blackie se dio cuenta de que se había convertido en Jonathan Steel. Le llevaría unos años superar la sensación de ser una víctima de su propio éxito.

Más allá de las exageraciones y dramatizaciones de Blackie a la hora de contar el proceso de composición y grabación del disco, lo cierto es que "The Crimson Idol" es a día de hoy uno de los trabajos más aclamados de W.A.S.P., y no son pocos los fans que lo eligen como el mejor disco de su carrera. Gustos aparte, es evidente que a nivel compositivo es su obra cumbre, ya que si bien álbumes como su debut "W.A.S.P." o "The Last Command" son más característicos del sonido que hizo famosa a esta banda y contienen sus mayores himnos, ninguno de ellos puede competir en cuanto a complejidad y madurez compositiva e instrumental con "The Crimson Idol".

Hace diez años W.A.S.P. hiceron una exitosa gira celebrando el 15 aniversario de disco y tocándolo en su integridad, y ahora están haciendo lo mismo pero celebrando su 25 aniversario. Esta será una oportunidad de oro para disfrutar en vivo, y quizá por última vez, de la interpretación de "The Crimson Idol" al completo. Es una cita obligada para los fans de W.A.S.P. y del buen rock en general. ¿Te lo vas a perder?

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar

Luto en la copla: Muere Concha Márquez Piquer a los 75 años
  • Juan Carlos Rubio Criado 18 octubre 2021
Luto en la copla: Muere Concha Márquez Piquer a los 75 años
XII Ciclo de Cine y Derechos Humanos
  • Amparo Rodríguez Frías 07 octubre 2021
XII Ciclo de Cine y Derechos Humanos
El nuevo thriller de Mikel Santiago, En plena noche
  • Marta Hernández Acámer 12 octubre 2021
El nuevo thriller de Mikel Santiago, En plena noche