lunes, 16 de mayo de 2022

5 Cuentas de Instagram que exploran el desnudo femenino con arte y elegancia

Un repaso breve por las mejores fotos y cuentas de Instagram que hablan del erotismo con un toque de arte y elegancia maravilloso


5 Cuentas de Instagram que exploran el desnudo femenino con arte y elegancia
  • whatsapp
  • linkedin

En la década de los 80´s e incluso hasta mediado de los 90´s, satisfacer nuestra curiosidad sexual era un tema complicado, pues todo material al respecto no solo era una tabu inmenso para la sociedad de aquellos años, sino de difícil acceso. Un VHS era estorboso y difícil de esconder. Lo mismo pasaba con las revistas de #Playboy que en cualquier momento podían caer en las manos equivocadas haciéndonos pasar un rato incomodo y los servicios por cable era muy caros. Todo esto convertía en erotismo en un placer casi idílico hasta que las computadoras llegaron.  

Hoy, en pleno siglo XXI, las cosas han cambiado y el sexo está casi en todo lado, literal mente a uno solo clic de distancia. Esto por supuesto también tiene sus contras pues ahora estamos del otro lado de la balanza en que la sobre exposición de contenidos sexuales que muchas veces se cae en lo grotesco y de mal gusto, entonces, tal vez la nueva era digital nos coloque en redescubrir ese gusto por lo erótico desde otra óptica.  

Así, aquí te dejamos una lista de algunas cuentas de Instagram que exploran el erotismo a partir de la fotografía, pero mucho más importante que eso, desde un punto de vista artístico y muy elegante.  

1. Mamudsny  

No podíamos abrir el conteo con otro que no fuera Mar Shirasuna, el fotógrafo japones (o eso suponemos) que se sube con cámara en mano a la cima de los rascacielos de New York y Japón para retratar a las mujeres más bellas de aquel sitio. Además de los hermosos cuerpos que captura, los paisajes urbanos que en sus fotos guarda, conjugan la libertad y el placer de una forma pocas veces antes vistas.  

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Mar Shirasuna (@mamudsny) el

2. Arsenic 

El segundo puesto de nuestro conteo, al parecer es un colectivo de fotógrafos en todo el mundo que exploran el desnudo humano en que se ofrecen no solo varios escenarios, sino varios enfoques e ideas que pluralizan el erotismo, pero que particularmente cada una de ellas, goza de un toque artístico único que aleja por mucho todo lo vulgar de sus maravillosas imágenes.  

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Whatchu know bout @iamalexismichaud

Una publicación compartida por #Arsenic (@arsenic) el

3. Sex_istentialcrisis  

Esto no es sólo erotismo desde el ojo del hombre, ya que esta cuenta de Instagram es una cuenta rosa; erotismo de mujeres para mujeres, enfocada a poner sobre la mesa la naturalidad del cuerpo y el placer de una mujer explorando su vida sexual de una forma libre y plena. Es innegable que la óptica femenina cambia en mucho la perspectiva y de paso dota a cada una de las fotos de una alta carga erótica, pero sin perder la sutileza.  

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Via • @heydarling

Una publicación compartida por Sexistential crisis (@sex_istentialcrisis) el

4. Impredecivle  

El siguiente peldaño en la cuenta es una perspectiva del desnudo más fresca, hecha por fotógrafos de hecho mucho más jóvenes que el resto, y por ende, también las modelos que aparecen tienen un rango de edad menor, cosa que le da un toque distinto a la cuenta y refresca miradas y placeres.  

5. El hartista 

El último lugar de nuestra lista es de hecho el que más seguidores tiene en su cuenta de Instagram, y aunque es el que menor apartación estética da a esta lista, es cierto que suma pues la apertura mental es la punta de lanza de su contenido, mismo que al mismo tiempo se comercializa por el autor y que podría mermar un tanto la calidad de las fotos desde un punto de vista artístico. Aun así, es una cuenta que se disfruta.  

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Dejarías que tu novia se disfrazara así en halloween? ???©?elhartista®?

Una publicación compartida por elhartista (@elhartista) el

 

  • whatsapp
  • linkedin
Autor

Adolfo Reyna

Te puede interesar