CULTURA | EL ÚLTIMO SERVICIO

La película que Nolan nunca hizo

Por ÁNGEL J. MARTÍNEZ MARÍN. 13/06/2017

La posibilidad de una nueva película de Batman de Christopher Nolan es remota, pero las piezas encajarían a la perfección según este guión.

cine
Batman
Bale
Joker
Nolan
ElCaballeroOscuro
Ledger
Robin

Batman en 'El Caballero Oscuro' | FOTO: Flickr

¿Y si Nolan tuviese un guión en su despacho sobre una continuación de El Caballero Oscuro pero ha preferido declinar dicha opción por miedo a fracasar en una nueva entrega? Tendría sentido y más tras los tropiezos en el pasado de Warner en otras películas del murciélago. Su trilogía fue tan perfecta e hiperrealista, que sería difícil, por no decir imposible, poder ver de nuevo a Christian Bale en el papel de Batman/Bruce Wayne o al de Michael Caine como Alfred.

Posiblemente la muerte repentina de Heath Ledger no solo trastocó la posibilidad de que apareciese el Joker en La leyenda renace, sino que la opción de una hipotética cuarta película con el Joker de nuevo como el ‘villano’ céntrico de la historia, sería imposible. No tendría sentido incluir al Joker de Jared Leto, por ejemplo, ya que el Joker de Ledger y el Joker de Leto son dos personalidades totalmente distintas construidas bajo la visión de dos guionistas diferentes. Christopher Nolan le da un toque realista a la historia, donde los villanos son de carne y hueso y donde no hay cabida a monstruos o sucesos paranormales difíciles de explicar. Mientras que David Ayer está a caballo entre el realismo y el cómic, con demasiadas escenas de acción a cámara lenta y de sucesos imposibles sin base científica en un mundo real.

Poniéndonos en el caso de que Ledger siguiese vivo y no hubiese aparecido su personaje en La leyenda renace, la trilogía de Nolan pasaría a ser una grandísima antología. Ledger daría de nuevo vida al Joker, Christian Bale a Batman y Bruce Wayne, respectivamente, Gary Oldman a James Gordon y Joseph Gordon-Levitt a John Blake Robin, entre otros muchos actores más. ¿Pero cómo se llevaría a cabo la historia? Aquí dejo un pequeño boceto de cómo podría haber sido la última gran película de Nolan sobre el murciélago justiciero.

*** INICIO ***

A Bruce Wayne se le da por muerto en Gotham tras salvar la ciudad de una bomba nuclear, hechos que aparecen al final de La leyenda renace. Pero realmente, y por sorpresa de todos, Bruce no está muerto, ya que Alfred Pennyworth, protagonizado una vez más por el majestuoso Michael Caine, se lo encuentra en Florencia en unas vacaciones. No es ni un sueño ni una alucinación de Alfred, es real. Bruce Wayne sigue vivo y se encuentra en Europa, viviendo con Selina Kyle (Anne Hathaway) y alejado de cualquier contacto con Gotham.

Un lustro después de la supuesta muerte de Bruce Wayne, Gotham es una ciudad recuperada de la anarquía sufrida por Bane, el último villano con ansias de acabar con Gotham City. Con Bane muerto y la gran mayoría de asesinos, locos y capos encarcelados, el trabajo de James Gordon se vio reducido notablemente.

Pero la paz en Gotham suele durar muy poco y la aparición en escena de un psicópata se olía desde hacía bastante tiempo. Más de una década atrás fue detenido en Gotham un psicópata que se le conocía como el Joker y que poco más se sabía de él salvo que dejaba una carta en todo acto criminal que realizaba. En la cárcel fue examinado en numerosas ocasiones hasta su trasladado al asilo de Arkham. En el manicomio fue atendido por la psiquiatra Harleen Quinzel. Durante su estancia logró engatusarla de tal manera que se enamoraron y gracias a ella pudo escapar del manicomio y volver al centro de Gotham para dominar la ciudad y acabar con Batman.

La escena principal de la película que Nolan jamás rodó podría ser el Joker convenciendo a la psiquiatra y ésta convirtiéndose posteriormente en una psicópata como el Joker. Por lo tanto, Harleen Quinzel pasaría a ser Harley Quinn, la novia del Joker. Pese a que esto se ha podido ver en la película Escuadrón Suicida, diversas escenas podrían haber sido perfectamente el comienzo de la cuarta película.

El inicio del filme seguiría con el Joker intentando escapar de Arkham, matando a todo el que se entrometiese en su camino y haciendo ‘amigos’ para volver a tener el poder perdido años atrás por su captura a manos del murciélago. Por otra parte, una escena brillante para finalizar la introducción sería la del Joker saliendo de Arkham y diciendo alguna de sus frases características que tanto gustaron en El caballero oscuro. En este caso la frase peculiar del Joker sería "I'm back" lo que se traduce a "he vuelto" en español.

*** DESARROLLO***

Tras un inicio marcado por las escenas de acción y el entusiasmo impuesto por el Joker por salir del manicomio, el filme se traslada a Europa, donde allí se encuentra Bruce Wayne con su novia Selina Kyle. Bruce empieza a tener sueños que le impiden descansar por las noches, sueños relacionados con Gotham, con todos los villanos con los que se había enfrentado y con una risa de payaso que tiene mucho que ver con la risa característica del Joker. Una llamada de madrugada de una persona desconocida —todo hace entrever que es el Joker— y que decía “he vuelto” marca el desarrollo posterior de la trama.

Mientras tanto, John Blake cogió el testigo de Batman en Gotham y se convirtió en el nuevo justiciero con el seudónimo Robin (su segundo apellido) gracias a todos los trajes que tenía Bruce Wayne escondidos en su mansión y a todo el arsenal recuperado tras la ‘Guerra Civil’ contra Bane y su ejército. Robin consiguió el contacto de Lucius Fox y éste le ayudó para mejorar su arsenal para luchar contra la corrupción en la ciudad. Con Robin y un nuevo cuerpo de policía reforzado con James Gordon a la cabeza, Gotham se mantuvo tranquila durante cinco años pero la paz se iba a romper de golpe y porrazo con la aparición del Joker.

Tras un altercado sufrido en Arkham, James Gordon acudió al manicomio para inspeccionar la zona. Se encontró con la psiquiatra Harleen Quinzel pero esta se negaba a hablar con el inspector ya que el Joker le había lavado previamente el cerebro. Gordon insistió en Arkham y encontró una carta escrita —supuestamente— por el propio Joker que decía “he vuelto”, las mismas palabras que había recibido por teléfono la madrugada antes Bruce Wayne por parte de un desconocido. Con esa carta empezó la investigación por parte de Gordon que contactó con Robin para que éste le ayudase a buscar al Joker.

De golpe y porrazo, la tranquilidad de Gotham se ve afectada por un caos inminente causado por un psicópata que quiere dominar la ciudad, así como acabar con Batman. Lo que no sabe el Joker es que Batman lleva cinco años muerto (al menos eso se cree), hasta que se entera leyendo periódicos antiguos que se había encontrado en una casa abandonada donde se refugiaba.

El Joker se apropia en su reaparición de la cadena pública GBC y ante las cámaras empieza a sembrar el caos. Su mensaje es el siguiente: “Me han quitado muchos años de mi vida, al igual que yo he quitado muchas vidas durante todo el tiempo que he estado libre. Ahora soy libre de nuevo, he vuelto a Gotham para dominarla, porque esta ciudad me pertenece. Además, he vuelto para acabar con el murciélago, aunque los periódicos dicen que está muerto.”

Su maquiavélico mensaje es visto por Alfred Pennyworth, que no duda ni un segundo en coger un avión dirección Europa en busca de Bruce Wayne. Alfred, que años atrás no quería que Bruce siguiese siendo Batman, acude a él y lo convence de que Gotham no descansará en paz hasta que el Joker no sea detenido. Bruce, sorprendido con Alfred, deniega en un primer momento volver a ser Batman ya que Selina Kyle intenta convencerlo de que es un error volver y luchar ante un psicópata que tarde o temprano será detenido por la policía.

Alfred insiste y le deja un mensaje antes de marcharse que cala en Bruce: “Señor Wayne eres una persona con principios pero ese psicópata no tiene principios. No cree en nada, solo quiere ver el mundo en llamas. No tiene compasión con los niños, ni con las mujeres, ni con nadie. ¿De verdad podrá dormir por las noches sabiendo que su ciudad, una ciudad donde usted es un verdadero héroe, está en llamas y que solo usted puede salvarla? Piénseselo bien señor Wayne, de usted depende el futuro de la ciudad de sus padres.”

Alfred se vuelve solo a Gotham pero su mensaje acaba convenciendo a Bruce. De tal forma que Bruce Wayne contacta con Lucius Fox para volver a la acción en secreto y sin que Alfred, ni James Gordon ni Blake se enteren de su regreso. Solo 24 horas después de haber hablado con Alfred, Bruce Wayne en solitario acude a Gotham para acabar de una vez por todas con el Joker.

*** DESENLACE ***

El final de una película mítica necesita un desenlace mítico, a la altura de las anteriores. El final de El caballero oscuro deja abierta la historia y el de La leyenda renace deja numerosas interrogaciones: ¿Robin coge el trono de Batman en Gotham? ¿Bruce Wayne muere? ¿Es un sueño de Alfred? Numerosas preguntas sin resolver para poder firmar una última gran película que agrandase la leyenda del murciélago.

La escena empezaría con el Joker tomando el control de la torre Wayne, uno de los muchos rascacielos de Gotham City y que es propiedad de Bruce Wayne, pese a perderlo durante la anarquía impuesta por Bane. La idea del Joker es la de derribar la torre una vez que haya acabado con Batman en la planta más alta del edificio, donde tendría lugar la última gran batalla entre el murciélago y el Guasón.

Antes de tal encuentro, Batman se reencuentra con John Blake pero lo que no sabe es que Blake ha cogido su testigo en Gotham City y que lucha contra los malos bajo una máscara y el seudónimo Robin. Ambos, y con la ayuda del cuerpo de policía comandado por el inspector James Gordon, intentaran desactivar todos los explosivos que el Joker ha puesto en la torre Wayne, así como intentar capturar al payaso.

Tras más de dos horas de metraje, se llega a la mítica pelea entre los dos personajes antagónicos cara a cara en la última planta de la torre Wayne. Un final digno para una antología digna, que hubiese sido posible si Ledger siguiera con vida y si Nolan hubiese tenido la brillante idea de alargar, al menos una película más, la mejor trilogía de superhéroes de la historia.

¿Qué quién ganaría? Esa es la verdadera incógnita final que queda manos de la interpretación de cada lector.

TAMBIÉN EN:
‘Baby Driver’, tanta brillantez como caos

Por JUAN RODRÍGUEZ MILLÁN

NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar