viernes, 3 de diciembre de 2021

Patricia Aguilar (TCNMST) nos deja entrar en su 'Mundo ilógico'

Hablamos en primicia con la artista madrileña y finalista de 'Tu cara no me suena todavía' tras publicar su primer álbum.


Patricia Aguilar (TCNMST) nos deja entrar en su 'Mundo ilógico'
  • whatsapp
  • linkedin

Patricia Aguilar, “madrileña completamente” como ella misma se define, es cantante, compositora e imitadora. A los 6 años de edad realizó sus primeros pinitos en el mundo de la música ante sus compañeros de clase, pero hasta los 11 no grabó su primera maqueta con versiones de Disney. Un año más tarde, en 2002, se presentaba a los Premios Veo Veo de Teresa Rabal, concurso en el que quedó en tercera posición y recibió la “Mención especial” del jurado. Pero para Patricia, el verdadero lugar donde formó sus tablas musicales y escénicas, fueron los numerosos conciertos y giras con la orquesta y el coro góspel del que forma parte.

El talento de Patricia se hace palpable desde el primer minuto en el que pisa un escenario. La espectacular capacidad vocal y la enorme versatilidad de su voz la han llevado a convertirse en imitadora para el concurso de Antena 3, Tu cara no me suena todavía, donde el público la ha convertido en finalista. Aunque se define como una persona “bastante loca, en el buen sentido” y a pesar de ser persona “muy, muy, muy tímida e introspectiva”, Patricia es una fiera escénica como ha demostrado en el programa.

Con tan solo 27 años de edad, la voz de Fuenlabrada es mucho más que una cara bonita de la tele. Patricia Aguilar ha llegado al mundo de la música para quedarse y con su primer disco de estudio, Mundo Ilógico, a la venta desde el 27 de Abril, aspira a demostrarlo. En Columna Cero hemos tenido el privilegio de hablar con ella sobre su nuevo trabajo y su paso por Tu cara no me suena todavía.

- ¿Puedes describirnos brevemente a Patricia Aguilar?

Como artista, yo creo que tengo algo de versatilidad que he aprendido en la orquesta sobretodo. Me gusta la creatividad, componer mis canciones…Y ahora he descubierto que me gusta imitar, e incluso me gusta más que cantar. Es algo un poco raro pero para mí es algo muy divertido (ríe). Empecé a cantar en serio con las películas de Disney con once años, especialmente con Christina Aguilera y Britney Spears. Y luego con Operación Triunfo, me despertó la ilusión para dedicarme a esto, era muy fan de Chenoa. Pero comencé a dedicarme profesionalmente con 16 años, cuando comencé a trabajar con la orquesta. Eso fue lo que me dio mis primeras tablas sobre un escenario. Es muy buena escuela porque aprendes autodidácticamente, después de haber recorrido muchos pueblos y muchas plazas. Gracias a todo lo que he aprendido con la orquesta, con lo vergonzosa que soy, haberme movido de un lado a otro del escenario en el programa sin haberme meao es un logro (ríe).

- ¿Por qué decidiste presentarte al programa?

Subí un vídeo a Youtube imitando porque había gente que lo hacía, y quería intentar a ver si era capaz de cambiar la voz así. A los dos días, la gente me decía en las redes que iban a hacer un programa nuevo de imitadores y que debería presentarme. Envié el vídeo, me llamaron para hacer el presencial y me presenté porque veía una oportunidad de lujo. Tu cara me suena es mi programa favorito, lo sigo desde que empezó y siempre quise estar allí pero no siendo famosa no tenía la opción. Tenía miedo porque no sabía imitar, no estoy acostumbrada y no es algo que tenga interiorizado. Aún así fui a por ello, lo que no me imaginaba era llegar. Cuando me dijeron que iba a entrar en el programa no podía evitar llorar de la alegría.

“Me gustaría ir a la final de TCNMST como Cher, Christina Aguilera o Laura Pausini”

- Cuando entraste, ¿creías que recibirías tanta aclamación del público?

Yo pienso que imitar a Mónica Naranjo le da más curiosidad al público. Pienso que dirían, “mira a esta chica, se atreve a hacer eso, que fuerte”. Creo que eso dio mucho morbo, mucha curiosidad. Por eso, pasaron cosas como que me hiciera Trending Topic… No sé, yo creo que pasa con todos los concursantes. De todos modos, antes de entrar en el programa tenía unos 2 mil suscriptores por el vídeo que había hecho antes de entrar el programa. Pero después de salir en el programa, me puse con 16 mil o algo así. No dejaban de subir las visitas, tenía cientos de notificaciones de todas las redes, y yo decía “¡¿pero qué ha pasao?!”. Y claro, al final se me quedó el móvil pillado (ríe). Es verdad que noté que la gente se fija un poco más en mí. Por ejemplo, Blas Cantó, Canco Rodríguez o Beatriz Luengo me retuitearon… Me han parado unas cuantas veces en el ave, pero yo decía “¿qué pasa, por qué me mira esa gente?” (ríe). No sé, como que no te acabas de creer todo lo que te está pasando, no creo que lo asimile nunca.

- ¿Qué sentiste en ese primer instante cuando salías del famoso clonador, vestida de Mónica Naranjo y tenías que cantar frente a ella?

Ese momento en el que sube el ascensor, que suena esa música…Yo estaba allí pensando, “¡dios mío, ha llegado el momento y no hay marcha atrás!”. Si me iba corriendo, ya me iba a ver todo el mundo. Bajaba las escaleras intentando no caerme, estaba atacada. Yo sabía que estaba ella ahí, pero me hacía juegos mentales para pensar que no estaba. No sé ni cómo lo hice, he desafinado poco para lo que tenía que haber desafinado (ríe). Hombre, hubo fallos…Era mi primer directo en la tele, con lo tímida que soy, la gente estaba esperando el momento de Mónica Naranjo porque me pusieron la última, sabía que eran 3 millones de personas mirando, éramos Trending Topic… Era mucha responsabilidad. Cuando me estaban valorando entré en un estado de shock y no podía ni hablar. Yo solamente quería que Mónica me dijera algo, que me calmara… Cuando se me acercó estaba totalmente acojonada, pensando “Mónica Naranjo se está acercando a mí, y yo estoy aquí disfrazada de ella”, y ya cuando me dio el beso, pensé “pues muy bien, me está dando un beso”, fue muy surrealista (ríe).

- Una de las cosas que destacó de ti en tu paso por el programa fue tu naturalidad ante las cámaras, ¿te gustaría dedicarte también al mundo audiovisual?

Sin duda, me gusta. Pero me veo mucho en Youtube, por ejemplo, porque como no estás en directo puedes mejorarlo para hacerlo como tú sabes hacerlo. Pero bueno, en la tele también me veo totalmente. Yo creo que podría servir para televisión porque como estoy tan loca y soy tan personaje podría encajar (ríe).

“Cuando Mónica Naranjo se me acercó estaba totalmente acojonada, pensando ‘se está acercando a mí, y yo estoy aquí disfrazada de ella’”

- ¿Cuál ha sido para ti tu actuación más difícil en Tu cara no me suena todavía?

No voy a decir que la más difícil fue Mónica Naranjo, aunque parezca mentira, porque tuve por lo menos 20 días para ensayarlo. Te da tiempo de prepararlo, aunque Pantera en libertad es una canción hiperdifícil y me hubiera gustado que me pusieran otra. Pero por ejemplo, a Ariana Grande no la he imitado en mi vida y tenía solo 15 minutos para aprenderme la coreografía con los bailarines porque ellos están acostumbrados a ese ritmo de trabajo. Con Pasión Vega estaba más nerviosa, incluso, que con Mónica Naranjo porque no me dio tiempo a asimilar que venía. Con Britney Spears, fue muy complicado cuando estaba en casa porque me di cuenta que o bailaba bien o cantaba bien. Las dos cosas eran imposibles… ¡Incluso ella hace playback! (ríe). Todas han sido muy complicadas, pero quizá la más complicada Ariana Grande por los agudos que hace mientras está bailando. Pero también Pasión Vega porque estás tú sola en el escenario sin el arropo de los bailarines.

- De todos los artistas que participan este año, ¿quiénes son tus favoritos para ganar TCNMST?

Keunam, sin duda. Y si no le voto yo el mismo día (ríe). También me gusta Nacho Lozano, quiero que le repesquen porque tenía mucho que dar y no pudo dar todo lo que él sabe. A Nacho Lozano también le admiro muchísimo como artista, yo era seguidora de él antes del programa. Pero Keunam me parece muy completo, encima que te hace reír, las actuaciones que ha hecho han sido increíbles; el pulsador le ha hecho mucha justicia. Es muy buena gente, y encima es muy humilde.

- ¿Te ves ganadora en TCNMST?

¡Hombre, por verme me veo, claro! ¿Quién no se ve con 30 mil euros? (ríe). A ver, en mi imaginación me veo, pero es muy difícil. Cada vez que veo programas, como por ejemplo la semana pasada con Paula Domínguez o David Moreno, lo veo más complicado. Es que hay tantos máquinas que ya puedo hacer la actuación de mi vida porque está complicado.

- ¿Has empezado ya a preparar tu actuación para la gala final de TCNMST?

Ya he empezado a preparar la final. Espero que dejen elegir porque no quiero ir con Britney. A mí me gustaría mucho Cher, Christina Aguilera o Laura Pausini, pero todavía estoy dándole vueltas. Hasta poco antes no voy a escoger con quién presentarme a la gran final.

“El disco tiene un toque de Bon Jovi, Avril Lavigne o Amaral”

Con una larga vida dedicada al mundo de la música, Patricia nos comenta que su primer álbum, Mundo ilógico?, nació como una necesidad para sacar de la sombra las canciones que ella y sus músicos habían creado. Ella se encarga del proceso de composición vocal, la melodía y la letra; y los músicos de su orquesta han realizado los arreglos de las canciones. De los diez temas que forman Mundo ilógico, Patricia ha compuesto seis. En el proceso productivo, uno de los elementos claves ha sido su guitarrista, David Fernández Leal, quién la apoyado en todo el proceso y se ha encargado de la composición de tres temas y de la producción del disco. En el álbum, colabora también el coro Black Ligth Gospel Choir, en el que también trabaja la artista madrileña.

El disco, publicado con la discográfica independiente Maral Producciones Musicales, fue grabado en DalaMix Studio, donde han trabajado artistas como Serrat, Joaquín Sabina o David Bisbal. Además, el álbum cuenta con la colaboración en producción de Guillermo Guigher que, para Patricia, “le ha aportado ciertos toques modernos, un sonido fresco y actual”.

- ¿Por qué es tu Mundo ilógico?

Para mí tiene mucho significado. Yo siempre estoy en mis mundos de yupi, en mi propia pompa…Yo quiero que ese, mi Mundo ilógico, sea el real. En el Mundo ilógico es todo fantasía, todo muy bonito, hay príncipes azules…Pero en la realidad no es así, es un poco más…mierda (ríe). Soy una persona muy introspectiva, aunque soy muy sociable, pero a veces necesito desconectar y me voy a mi Mundo ilógico. Tengo mi mundo aparte, como los niños. Soy muy niña en eso.

"Britney Spears y Operación Triunfo despertaron mi ilusión de dedicarme a cantar"

- ¿Cuáles son las influencias musicales que han marcado tu primer álbum?

Mundo ilógico tiene un estilo de rock-fresco. Pero hay un poco de todo. Yo he escuchado mucha música, especialmente pop-rock, mucha música negra y soul. Al álbum queríamos darle un toque del estilo de Bon Jovi, en los arreglos y en los solos de guitarra. También tiene influencias como Avril Lavigne o Amaral. Un pop fresco, pero con calidad, con mucho trabajo detrás y con melodías muy cuidadas. He descubierto que me encanta cantar rock, porque me desahogo muchísimo. Rompo la voz y saco toda la mala hostia (ríe). Pero también me gusta mucho cantar baladas o música negra, rhythm and blues, pop americano…Todo lo que sea muy melódico, canciones en las que te puedas lucir un poco más vocalmente.

- ¿Cuál es tu canción favorita del disco?

Me gustan mucho Espejo, Aquello e Indiferente. Para mí son las que mejor han quedado y de las que más orgullosa estoy. Aquello está compuesta por David, y participa el coro góspel, así que para mí ha quedado preciosa. Espejo me gusta muchísimo porque habla de de las inseguridades, de los complejos, y aunque habla de cosas más negativas, es muy positiva, cuando llega el estribillo se olvidan todos los males y resulta muy reconfortante. Está compuesta por mí y de esta me siento muy orgullosa.

- ¿Qué sentiste cuando te entregaron en mano el álbum?

¡Esta mañana me lo acaban de dar! Acabo de llegar de la discográfica, y me lo han dado en mano y he dicho “¡por fin!”. Te viene flashes de todo lo que has pasado, y piensas “dios mío, por fin lo tengo, lo que ha costado, lo que nos hemos jartado a trabajar”. Ha costado mucho, se hacía de rogar y parecía que no llegaba nunca. Llevo desde el 2012 deseándolo y al fin está. Cuando lo vi casi me emociono, pero me acababa de maquillar y no era plan, que el rímel cuesta muy caro (ríe). Cuando llegue a casa lo veré y ya me pondré a llorar.

El 16 de Junio tendrá lugar la presentación oficial de 'Mundo ilógico' en la Sala Copérnico de Madrid

El proceso de creación ha sido muy largo para Patricia Aguilar y sus músicos; entre la grabación, la mezcla y la composición han tardado más de un año. Aunque para ella, el resultado hace que el esfuerzo haya merecido la pena: “yo creo que para ser cantante hay que tener tu música propia, sino tienes tus canciones no tienes nada diferente que aportar”. Mundo ilógico, con un diseño de “princesa Disney cabreada” como bromea Aguilar, salió a la venta el 27 de abril en la tienda digital de Maral Producciones Musicales, y estará en FNAC y El Corte Inglés desde esta semana.

Para ver la presentación en directo de su trabajo habrá que esperar hasta el viernes 16 de Junio, cuando actuará en la Sala Copérnico de Madrid a partir de las 21.30 de la noche. Para los más ansiosos, el videoclip y el primer single, Delirio, podrá disfrutarse desde el mes de Mayo en Youtube y diversas cadenas musicales.

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar