contador web

CULTURA | LA PLAZA MADRILEÑA QUE ESCONDE UNA PUERTA A UN MUNDO DESCONOCIDO

La plaza madrileña que esconde una puerta a un mundo paralelo

Por ALVARO ANULA PULIDO. 12/09/2018

Según explica una placa situada en la popularmente conocida como Plaza de la Luna, desde allí se puede acceder a la 'Umbraesfera'

Madrid
umbraesfera

Placa en la Plaza de la Luna donde se dice que es un acceso a la Umbraesfera

Si a los madrileños se les cita el nombre de la Plaza de Santa María de Soledad Torres Acosta, nadie la conoce. Pero si hablas de cómo es conocida popularmente, la Plaza de la Luna, saben que se trata de uno de los espacios públicos más transitados del centro de Madrid.

En esta plaza, situada muy cerca de la mítica Gran Vía, existe una misteriosa placa con un extraño mensaje que todos han pisado, pero que nadie ha reparado en ello. La placa dice lo siguiente:

“En los tiempos de Kcymaerxthaereal, cada 257 órbitas de nuestra luna visible, convergían en este lugar eclipsándose, las 29 lunas invisibles de las 29 dimensiones alternativas (cada una simbolizando los 29 infinitos negativos de cualquier xthaere), todas ellas en su plenitud (algunas eran más grandes que nuestro planeta), reunidas en este espacio. Esta conjunción de fuerzas puede ser la causa o la consecuencia de que esta plaza sea un portal insólito de incalculable valor, una puerta aparentemente pacífica hacia la Umbraesfera, la conexión entre todas las sombras, la oscuridad y las penumbras de este planeta que llamamos Tierra".

Después, continúa diciendo: "Esta plaza era antaño peligrosa, ya que las distintas series dimensionales de sombras encadenaban sus zonas más oscuras, formando una ruta de viaje poderosa en la Umbraesfera, que era transitada por los viajeros más audaces para evitar las ywrengs (fronteras del tiempo). Fue aquí, en la Plaza de las Lunas, donde Nobunaga Ventreven, recién llegado de los gwomes de liquen, en el lugar que denominamos Soria, siguió la ruta más veloz a pSegoleno, un sitio tan inaccesible como remoto, pero que, una vez que se llega, el viajero se encuentra paradójicamente cerca de cualquier otro punto del universo. Allí, tuvo lugar el encuentro con Eliana Mei-Ning, la mujer de la voz inconcebiblemente bella, dejando su huella en la Batalla de Some Times (Algunos Tiempos), donde Kmpass, el Urgende Dios de la Direccionalidad, fue derrotado cuando intentó destruir toda la complejidad del mundo. Es función y deber de la Plaza de la Luna preservar la riqueza de Kcymaerxthaere, por ello celebramos aquí cada año lineal la gloria y el claroscuro que define al Festival de las Lunas Restadas".

Esta placa que llevaría a la Umbraesfera, no es nada más y nada menos que un relato escrito por Eames Demetrios, un artista que se hace llamar "geógrafo interdimensional". Demetrios tuvo la idea de escribir una novela de ciencia ficción a través de diferentes placas repartidas por todo el mundo. En España existen dos placas más que dicen ser accesos a la Umbraesfera: en Pedraza (Segovia) y en Losana (Soria). No obstante, no hay que irse muy lejos para descubrir esta curiosidad, donde se dice que desde la Plaza de la Luna, un personaje de ficción llegó a un mundo interestelar.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar