martes, 21 de septiembre de 2021

Sevilla se ilumina con OT

Operación triunfo, una mezcla de música y voces que despertó las emociones de todos y que concentró a más de 20.000 personas en el estadio olímpico de Sevilla.


Sevilla se ilumina con OT
  • whatsapp
  • linkedin

OT, un concurso emitido por primera vez en España en 2001, y que sigue atrayendo a personas de todas las edades, tanto niños, como jóvenes, y adultos con esta maravillosa edición número 10 que ha despertado las ganas de seguir a este querido concurso otra vez. Mientras que vuelven a comenzar los castings de nuevo, hace un año ya que los dieciséis concursantes se preparaban para estar donde están ahora.

Ayer en Sevilla la masa de gente que había en pista no dejaba atrás a aquella que llegaba más tarde y se colocaba en las gradas para ver a los triunfitos. Los primeros que estaban en pista habían estado horas y horas en la cola para poder ver de cerca el concierto. Era tan esperada la llegada de los cantantes que la gente aplaudía a cualquiera que pasaba por detrás del escenario. Concretamente hubo un pipa que pasó y que la gente confundió con Roi, el triunfito. Si, señores, hasta ese punto llegaba la expectación del público.

No obstante, no fue nada comparado con los gritos y alabanzas que se lanzaron cuando los que aparecieron por detrás del escenario fueron los dieciséis, encabezados por Amaia y Aitana que se mostraban tímidas y felices de estar allí.  La gente le gritaba hasta a los músicos, pero sobre todo cuando Manu Guix se puso al piano, el querido profesor tanto de los espectadores como de los propios concursantes.

Aparecieron los dieciséis para interpretar “I’m still standing”, la canción que daba comienzo a una noche inolvidable para los allí presentes. A lo largo de la noche escucharon las treinta siete canciones una tras otra dejándose llevar por todas las emociones que estos jóvenes han logrado transmitir a los corazones de todos.  Gesto bonito de los deciséis concursantes apareciendo recordando a los momentos de la academia.

Siguió con la canción “Todas las flores”, de Amaia y Ana. Más tarde tras la canción de Nerea de “Quédate conmigo” dónde la joven se entregó al público y demostró una sensibilidad hermosa. Lo curioso de Nerea es que al hablar tiene una voz dulce, pero cuando canta se crece, algo así le pasa a nuestra querida Amaia Romero y a la dulce Aitana, es fanstástico el poder de la música.

 Amaia y su canción “Miedo” hizo emocionar a todo el público, la pamplonesa sigue con esa fuerza y esa forma de sentir la música que sabe transmitir como nadie, con ella parece que la canción es para cada uno de los espectadores que la escuchaban. Como dijo el cantante Dani Martin en su momento: “ha superado el concurso”. La canción habla de ese miedo que tenemos todos ya sea a nuestros propios sentimientos: “Miedo de quererte sin quererlo”, pero a la vez habla del sentimiento de pérdida: “De no verte nunca más”. Esta canción es sublime escucharla porque justamente en la última estrofa hace un silencio que deja a todos en un momento cumbre, para luego acabar con una frase que solo Amaia sabe cantar con esa emoción que abraza a todo el escenario y a todos los que tuvimos la suerte de ver su actuación en directo.

Se le veía tan natural como siempre, pequeña y para la que el escenario a veces parecía un universo, pero enorme cuando canta y eleva su voz a los cielos.  Tras esa canción vino: “Con las ganas”, de Amaia y Aitana que muestra esa complicidad de amistad que ya se les veía en la academia.

Otra canción digna de destacar es la de “Symphony”, de Nerea y Agoney, que demostraron una vez más un manejo vocal increíble que dominaban y incluso superar, porque solo había que observar el gesto de Agoney para ver que subir ese tono no le costaba nada. Por otro lado, Nerea no se quedaba atrás y se la veía también disfrutando de la canción.

 “Issues”, de Aitana fue otras de las actuaciones para destacar, logró un efecto sensual y dulce tan característico en ello. Además, en el escenario de Sevilla aparecieron unas cajas que recordaban a aquellas de la actuación de la gala tres de OT dónde la joven se subía y paseaba con atrevimiento y desparpajo.

 Los que asistieron ayer al concierto apenas tuvieron tiempo para descansar, puesto que canción tras canción los concursantes fueron uno por uno demostrando porque esta edición ha sido tan especial y nos ha llegado a los corazones, empezando por los más pequeños hasta los más adultos, ya que la música es ese lenguaje universal que nos llega a todos.

Al acabar la canción Aitana nos presentó a Cepeda con su característica dulzura y timidez: “Esta vez y bueno todas me toca presentarlo a mí, nunca sé bien que decir per es que ya lo sabéis todo, es una persona a la que quiero mucho y que esta canción es muy importante para nosotros”.  Tras esta presentación el público estaba expectante para escucharlos cantar “No puedo vivir sin ti”. Aquí se veía a un Cepeda más lanzado a nivel vocal, “Has colgado tu bandera, has traspasado la bandera eres la reina”, con una Aitana dulce y juguetona que no se quedaba atrás.

 “Say you won’t let go” fue el solo que se marcó Cepeda sin poder cantar su single todavía. La canción grupal tan querida y bien recibida por todos no fue otra que la de “A quién le importa”. El fondo del cielo y el fuego alumbró la actuación de Roy con la canción “Heaven”, una canción de Brian Adams que habla del amor por encima de todo: “And love is all that I need”. Con un Roi que elevó el escenario a puro estilo del querido sapoponcho que fue alabado por el público tras acabar la actuación, igual que hizo en la gala 11 donde por primera vez nos sorprendió con este temazo.

 Tras esta actuación aparece de nuevo en escena Amaia, y como cabía de esperar Roi la presenta con su ya conocido: “sister”. Ambos hacen disfrutar al público con el dulce y melodioso: “Shape of you”. Vuelve a aparecer Agoney   con su “Eloise”, tema de Bryan Ryan, versión de Tino Casals, tan potente como siempre y espectacular. Le sigue “invisible” de Miriam, pero que a pesar de lo que dice la canción la joven leona no pasa desapercibida para los ojos del público que cada vez la quiere más.

“Que nos sigan las luces” hace que al igual que ha pasado en otras canciones se encienda las linternas de miles de teléfonos de los presentes para seguir la canción con un Alfred que agradece a sus padres que han venido a Sevilla a verlo y ofrecerle ese calor. Alfred lanza una mirada al escenario y se mete de lleno en una canción que parece estar hecha a su medida: “Ven, ven y acércame la oreja que quiero susurrarte mis secretos si me dejas”.

Sin haberse recuperado del subidón que  deja Alfred,  este presenta a Amaia y le siguen las luces de miles de móviles de nuevo, con la canción de “Shake it out” donde la pamplonesa tiene su momento culmen elevando las manos y dejando con los vellos de punta a todos los presentes, es una canción que habla de esa sombra que sale a la luz y no queremos ver, ese pasado que arrastramos, pero a la vez se vuelve más fuerte cuando sacamos a la luz, porque como dice siempre es más oscuro justo antes del amanecer: “It´s always darkest before the dawn”.

Traen un piano al escenario y Alfred vuelve al escenario, ya nos imaginamos todo que van a cantar: “City of stars”, canción en la que ambos enamoraron al público de nuevo como habían hecho en la academia de OT, un tema que transmite un mensaje tan bonito como el de compartir tus sueños con alguien y que estos se hagan realidad. Tras las emociones que nos despiertan Amaia y Alfred, llega con fuerza Ana Guerra, con su famosa canción “La bikina, altanera, preciosa y orgullosa no permiten la quieran consolar”. El escenario se levanta para bailar el tema de la canaria.

Da paso a uno de los crecimientos más enormes que ha dado la academia: Aitana, esta nos canta “Chandelier”, demostrando su merecido puesto en segundo lugar. Una canción de Sia que habla de fortaleza y soportar hasta el final.  Y llegó “Lo malo”, de Aitana y Ana Guerra. Un tema que se está convirtiendo en el himno de muchas mujeres con camisetas con frases como: “Yo decido el dónde, el cuándo y el con quién”. Ese movimiento de caderas que levantó al estadio siguiendo la letra de la canción tan conocida y querida por todas: “Pa fuera lo malo”.

 Suena una melodía muy querida y que tiene en común el grupo que no es otra que “Caminar”, y si, la gala ya casi llega al final en una despedida de los que ninguno de los presentes quiere que ocurra. En un concierto maravilloso de aproximadamente dos horas donde el ritmo no para y llega: “Tu canción”, otra de las más queridas y que representó a España, y que, a pesar de no ser de las mejores en Eurovisión, sigue siendo una canción que todos los seguidores de OT van a llevar en sus corazones.

Y para acabar vuelven a aparecer los dieciséis y se despiden con un temazo de la Casa azul: “La revolución sexual”, dejando ese toque dulce y divertido en el público. Con una bandera de Andalucía y una despedida llena de confeti y alegría de los concursantes que están cumpliendo su sueño, y nosotros aquí en Sevilla siendo testigos de ello, en una noche inolvidable para el recuerdo de todos. 

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar