martes, 21 de septiembre de 2021

El gran truco final como iluminación del placentero viaje, de Love of Lesbian

Grabado en el Wizink Center de la pasada Gira Halley. Lo de la música, la emoción y el enamoramiento


El gran truco final como iluminación del placentero viaje, de Love of Lesbian
  • whatsapp
  • linkedin

Te enamoras de la música. Un día te llega algo al oído que te rompe por dentro y ya está, estás acabado. Tu vida va a depender de eso para siempre. Luego conoces a gente a la que le ocurre lo mismo. Entonces se crea una familia que vive con, para y por eso. 

'Qué suerte que aún hay gente que lo hace fácil, aquellos que consiguen que fluya bien'. 

Ellos, posiblemente, sean todo eso. Porque además están en el momento más álgido de su carrera. Un lugar donde todo pesa más, se mira más, se cuida más... pero donde no es difícil explicar el por qué de todo esto. Es un sitio en el que todo el grupo de Love of Lesbian se siente, y en el que Jordi Roig -a la guitarra-, con Joan Ramon Planell-bajo y sintetizador-, marcando a Oriol Bonet-batería- sumando la incorporación de Julián Saldarriaga-guitarra y coros- y al siempre calor humano de la voz de Santi Balmes, observan la altura que han cogido; quizás de un golpe a otro y casi de repente, pero con una seña de muestra de que sus canciones les han guiado hasta aquí. Y qué bien. 

Gira en torno a la necesidad de seguir usando la música como vía de comunicación

Porque aun teniendo facilidad para escribir canciones que enganchen al público, no dejan de explorar caminos -sonoros y de los otros-. Ya lo hicieron en anteriores vivencias y ahora vuelven a ello, con menos urgencia, con más sosiego. Con una versión del concierto de fin de la Gira Halley que ofrecieron el pasado mes de noviembre en el Wizink Center de Madrid. que gira en torno a la necesidad de seguir usando la música como vía de comunicación, anteponiendo la honestidad a cualquier fin. Contiene canciones pegadizas, pero no es una obra creada para contentar a nadie salvo a sus propios autores. Fue una noche acogedora, extraña y familiar a la vez que invita a quedarte dentro para siempre.

 

En ella y como se vivió en la canción grabada, se formó una guía total embarcada en un tramo por Serrat y su Poeta Halley. Y es que si conocer a tu ídolo ya es emocionante, trabajar con él debe ser algo que tardas en digerir, por lo menos. A partir de ese momento no concebirás mejor tema de conversación que rememorar aquel día, y emplearás gran parte de tu vida en narrar la historia a todo aquel que quiera escuchar. Así, Santi [Balmes, cantante y letrista del grupo] lloró emocionadísimo el primer día que cantaron e hicieron las delicias juntos en el progrma de Ángel Carmona, en Radio 3. Y cada vez que se hacen sonar se nota.

Santi Balmes ya invoca desde el comienzo a ese fantasma llamado inspiración que nunca se sabe cuándo va a aparecer ni tampoco qué traerá consigo. También da la pauta de lo que aguarda en el álbum. En Los males pasajeros, mientras el público ya está en la cima del escenario con la propia banda, Santi dice que es 'el rey del chiste malo', aludiendo a ese humor que ayudó a cimentar la popularidad del quinteto.

Como llega una de las composiciones más bravas del álbum, como es Cuando no me ves, un conjunro, una pieza eléctrica rematada que le dan un baño de pop, aportando otro estribillo que apetece cantar, contrapunto también a las canciones más introspectivas, a los tiempos medios que llegan con Contraespionaje (uno de los grandes momentos de la noche con Coque Malla) Nadie por las Calles, 1999/2009, Manifiesto delirista, Allí donde solíamos gritar, Segundo asalto o Oniria e insomnia, (también canciones favoritas de quien escribe este artículo). Todas ellas vienen a apoyarse en un riff de guitarra marcada por un estribillo que monta ser coreado en el concierto al igual que lo hace el de I.M.T (Incapacidad Moral Transitoria), otro ejemplo de que la banda también aprovecha la sencilla energía del rock si se tercia. Como cantan en Belice... "De qué me sirve salir de esta inmensa ciudad, si de quien pretendo huir, seguirá dentro de mí, y eres tú?".

En definitiva, El Gran Truco Final marca la iluminación de El Poeta Halley de una manera algo más como de lo que resultó ese placentero viaje, con un sentido maravilloso a las palabras que nos ayudan a encontrar sentido a tantas cosas; la obra que marca una nueva cima en la vida de Love of Lesbian; cuando te enamoras de la música...

"El Gran Truco Final es un agradecimiento a tanta gente que ha confiado y se ha dejado llevar por una propuesta que, veinte an~os atra´s, empezo´ a gestarse en locales de ensayo situados en los extraradios del Sistema Solar. El Gran Truco Final es…Euforia. Ansiedad. Expectativas. Placer. Catarsis. Tu´. Nosotros.

Es un agradecimiento a vuestra lealtad y quizás a nuestra constancia. Es un brindis a la luna, un sacarse el sombrero ante tantiísima gente con la que hemos compartido miradas fugaces, pero también una reverencia a nuestras increíbles y pacientes familias con los cuales somos como estrellas fugaces que van, vuelven, se esconden, pero siempre retornan. Y por último, pero no menos importante, este concierto es un reconocimiento sonoro al maravilloso equipo humano que nos ha acompañado durante tantas noches por los cuatro puntos cardinales y con los que hemos compartido miradas de complicidad y abrazos con los ojos cerrados.

Esto es un documento que intenta envasar emociones. Difícil cometido. El instante es escurridizo, la compañía de aquella noche, o aquel ser anónimo con quién te sonreíste cuando aquella canción sonó y a quien no volviste a ver de nuevo. La coyuntura de cada uno en estas noches de gira, en definitiva, el momento, se escapa de nuestra memoria como arena en las manos de un niño.

Pero, de alguna manera, nos sentíamos obligados a devolveros todo este amor y respeto. Durante estos dos años de gira Halley, las olas que enviábamos hacia primeras filas llegaban hacia la úlltima pared de cada sala donde hemos actuado, y volvían a nosotros en un dulce tsunami. Queríamos, pues, dejar constancia del momento en el que, quizás la luz del Poeta Halley brillaba más que nunca en nuestros cielos, a menudo demasiado oscuros. Era el momento. Ahora o nunca. Estaba claro.

Ahora. Era “ahora”. Frase- paradoja. Esperamos que, mientras no volvamos, este Gran Truco Final sea un buen álbum de emociones donde podáis acudir cuando os plazca. Ah, y una última cosa.

¿Qué era el gran truco final? El gran truco final fuiste tú. Fuisteis vosotros. Fuimos nosotros. Ya sabéis. A brillar, que son dos sílabas".

Love of Lesbian

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar

¡Regresa el Baum Fest!
  • Elva Manrique García 14 septiembre 2021
¡Regresa el Baum Fest!
Los siete quesos ingleses
  • Maribel Torres 20 septiembre 2021
Los siete quesos ingleses