martes, 21 de septiembre de 2021

Coco no es para olvidarla

Que esta película sea de animación no os engañe, porque el contenido es apto para todos los públicos.


Coco no es para olvidarla
  • whatsapp
  • linkedin

Al principio, parece una película como tantas otras donde alguien quiere cumplir su sueño, concretamente el de ser músico, y para ello tiene que ir en contra de su familia, porque ésta no acepta ese sueño ni siquiera quiere oírle cantar. Desde el principio se le da especial importancia a la familia y al cuidado de ésta, pero eso no hace que nuestro protagonista se aleje de ella para poder cantar y tocar su guitarra, la cual guarda con mucho cuidado en la propia casa. Y es que la música está en las raíces de esta familia, aunque ésta reniegue de ella.

En el protagonista Miguel, un niño de 12 años, se ve cómo la música sigue presente, y la acepta y la ama con todo su corazón. Él piensa que siempre ha sido diferente, lo que le hace acudir y hacer cosas que su familia odia: escucha canciones a escondidas, visita lugares donde la música sigue presente. Todo esto no puede evitarlo porque él sigue su corazón y su alma y ésta le pide que sea músico, aunque eso signifique alejarse de su hogar. Muchas personas se encuentran con este dilema en la vida, seguir el camino trazado, o empezar a buscar otro sendero.

La película da un salto importante cuando, de repente, el protagonista quiere robar la guitarra de sus antepasados. Desde entonces empieza la “magia”, una magia muy familiar que envuelve toda la película, puesto que ya la fantasía entra totalmente en escena y poder ver a los muertos se hace realidad. La magia del cine, señores. Aquí, en contra de lo que su familia espera de él, hace un acto arriesgado para cumplir su sueño.

Es algo curioso cómo algo que suele unir a las personas, como es la música, los separa en esta película. Una canción que pondrá los vellos de punta es la de “recuérdame” sobre todo en el momento de ver su origen, el cual es hermoso.

La importancia del recuerdo es clave. Recordar a las personas que ya no están y aceptar que se van o que se tienen que ir. Esto también se ve en la enfermedad del alzheimer, que padece Coco, un personaje entrañable y al que le da un toque tierno al tráiler, donde el recuerdo de su padre es imprescindible para que éste siga vivo allá en el mundo de los muertos. De aquí podemos sentir esa esperanza que sentimos de volver a ver a las personas que un día partieron, y aquí en la tierra nos queda el consuelo de su recuerdo, un tesoro que guarda los momentos que nos dejaron quienes ya no están.

Está ambientada en la cultura mexicana en el día de los muertos, esto se puede apreciar a lo largo de todo el tráiler con homenajes a Frida Khahlo, y la flor de cempasúchil, típica en México.

En definitiva, una película tierna que hará llorar a más de un espectador consiguiendo llevarlo hasta la catarsis, hablando de la muerte de forma tan natural como de la vida. Quitando ese rechazo que solemos ponerles algunas personas desde niños y ese miedo, aquí, se respira muerte y vida por todos lados, por eso Miguel está rodeado de muertos, la muerte y la vida juntas, la cara y la cruz de una misma moneda.

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar