domingo, 25 de septiembre de 2022

Patarroyo publica la primera vacuna contra todas las variantes y mutaciones del Covid

Actualmente existen 280 candidatas a vacunas biológicas contra el Covid, Colombia ha logrado la primera química contra todas sus cepas y mutaciones , según publica hoy Frontiers in Inmunology


Patarroyo publica la primera vacuna contra todas las variantes y mutaciones del Covid
  • whatsapp
  • linkedin

SM-COLSARSPROT. Highly Inmunogenic Supramutational Synthetic Peptides Covering the World´s Population (SM-COLSARSPROT: péptidos sintéticos supramutacionales altamente inmunogénicos que cubren la población mundial). Es el título del importante artículo científico que hoy publica la revista suiza Frontiers in Immunology, quinta en el ranking de medios especializados con mayor impacto mundial.

La primera vacuna contra las múltiples variantes del virus causante del Covid-19: el SARS-CoV-2 ha sido desarrollada por el Premio Príncipe de Asturias de Investigación colombo español Manuel Elkin Patarroyo y su hijo Manuel Alfonso Patarroyo, Doctor en Ciencias, con su equipo científico de la Fundación Instituto de inmunología de Colombia (FIDIC), en colaboración con el grupo de Inmuno-virología de la Universidad de Antioquia dirigido por la Doctora María Teresa Rugeles y la Universidad de Ciencias Aplicadas y Ambientales (UDCA).

Al conocerse la tremenda variabilidad genética del virus con variantes de preocupación (Variants Of Concern o VOC en inglés) de altísima transmisión y letalidad como las originalmente descritas: en el Reino Unido la a, en Sudáfrica la ß, en Brasil la ?  y en India la d, las variantes de interés  (VOI en inglés) como la Eta y iota de USA, la mu descrita en Colombia y la recientemente introducida como VOC la Omicron de Sudáfrica, fueron el objetivo de este estudio. Siguiendo la tradición de la FIDIC de efectuar la síntesis química de estas vacunas, con la experiencia obtenida en más de 35 años, los componentes de dicha vacuna fueron el centro de este análisis. 

Un estudio previo de las mismas instituciones había desarrollado la primera vacuna químicamente fabricada contra este virus, con una capacidad inductora de anticuerpos denominada COLSARSPROT (Colombian SARS Protection), con una capacidad de inducción de anticuerpos protectores entre 33.5% y 48.5% y duración de 6 a 3 meses.

Con la aparición de las distintas variantes genéticas del virus y la caracterización de los sitios y sus mutaciones, el grupo de la FIDIC tomo esos fragmentos del virus donde mutaba y mediante técnicas bioinformáticas que habían analizado más de 250.000 genomas del virus, identificó los aminoácidos del virus con los cuales mutaba y con cuales no. En un rasgo de genialidad supuso que si el virus no mutaba con esos aminoácidos era por que dicha mutación podría ser nociva para él.

Los científicos de la FIDIC adaptaron la metodología química desarrollada desde mucho tiempo atrás en sus estudios de Malaria, en donde se reemplaza el aminoácido en cuestión por otro muy similar en masa, volumen y tamaño, pero con carga eléctrica y polaridad opuesta. En esencia lo que estos científicos colombianos de la FIDIC hicieron fue mutar las mutaciones, por aminoácidos con los cuales el virus no podía mutar.

En un primer ensayo, se sintetizaron 50 fragmentos con estas modificaciones para vacunar monos Aotus, cuyas reacciones inmunológicas fueron indicativas sobre la factibilidad de la idea y del proceso. Este grupo inmunizado fue analizado durante los 180 días (6 meses) que duraban los anticuerpos (larga persistencia) con grandes concentraciones en el suero de estos primates. Mucho más tiempo que la vacuna actual en uso, que requiere refuerzos cada 3 o 4 meses.

En un ensayo posterior con 53 fragmentos, muchos similares a los seleccionados en el experimento anterior, se utilizaron fracciones así mutadas para inmunizar un número igual de monos. Este grupo fue estudiado durante 90 días.

Ambos estudios reportaron con el tiempo un incremento considerable de anticuerpos, deseados en una vacuna. 

Los distintos tipos de fragmentos fueron producidos para proteger los diferentes grupos étnicos de la población humana: blancos, hispanos, negros, árabes, asiáticos, orientales y colombianos, sugiriendo una capacidad protectora de entre un 77,9% a un 83,1% entre la población mundial.

Esta vacuna, la primera multivariante, la primera supramutacional, la primera químicamente producida, incluye los fragmentos característicos de Wuhan (China), más otros correspondientes a las mutaciones de a, ß, ?, d, e, µ (no incluidos en ninguna de las que están siendo utilizadas a nivel mundial).

Se trata de la primera multiproteína sintetizada químicamente basada en subunidades mínimas, altamente inmunogénica contra el SARS-CoV-2. Esta publicación demuestra la factibilidad de una vacuna (primera multifuncional) altamente efectiva contra todas las variantes presentes y futuras mutaciones del virus SARS-CoV-2 , siendo además la primera multifuncional diseñada para las mutaciones que el virus ha realizado y pueda realizar en el futuro.

La validez de sus resultados han sido avalada y ratificada por un prestigioso panel de científicos y expertos mundiales. Esta multiproteina sintética -denominada SM (por Supramutational) COLSARSPROT abre un importante camino para (siguiendo dichas reglas) desarrollar de forma muy fácil y sencilla nuevas vacunas químicas.

Dos años después de que se descubriera el virus del SARS-CoV-2, se habían registrado 6,1 millones de muertes y 460 millones de personas se habían infectado, provocando graves problemas socioeconómicos y de salud pública en todo el mundo.

En la actualidad, existen unos 280 candidatos a vacunas biológicas en desarrollo (algunas en ensayos clínicos de fase IV). Se agrupan por plataformas como tradicionales (vacunas de virus inactivados/vivos), con licencia reciente (proteína recombinante/virus vector izado) y/o nunca han sido autorizadas (vacunas de ARNm/ADN). Sin embargo, ninguna es de síntesis química.

SM-COLSARSPROT. Esta primera vacuna química altamente inmunogénica  a nivel mundial, constituye un nuevo hito en la historia de las vacunas.

Frontiers in Inmunology es una revista con un alto factor de impacto en comparación con el resto de revistas científicas de su campo. Supera al 96% de las revistas internacionales de inmunología en el conjunto de veinte categorías analizadas en revistas JCR. Este hecho representa un magnífico indicador del importante y contrastado nivel científico del trabajo SM-COLSARSPROT. Highly Inmunogenic Supramutational Synthetic Peptides Covering the World´s Population.

En el artículo han colaborado veinticinco científicos de cuatro instituciones diferentes. No obstante, la aportación mayoritaria en investigadores y materiales, se ha realizado desde la FIDIC dirigida por el profesor Manuel Elkin Patarroyo. 

Según Manuel Carlos López López, Exdirector del Instituto de Parasitología y Biomedicina López Neyra de Granada desde 1989 a 1994 y actual Director de su Departamento de Biología Molecular: “El trabajo es excelente y sin duda altamente relevante para la ciencia biomédica en general, diseño de vacunas y específicamente, para el potencial control de la covid”.

También Antonio Muro Álvarez, Ex decano de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Salamanca y Catedrático de Parasitología (CIETUS, IBSAL. Grupo de Enfermedades Infecciosas y Tropicales) se postula muy gratamente sorprendido por este hallazgo al tiempo que expresa su máximo apoyo -para la continuidad de ensayos clínicos avanzados- a los autores de este “magnífico trabajo, que proponen una nueva vacuna para SARS-CoV-2, basada en el diseño y desarrollo de péptidos de síntesis química con la finalidad de dar respuesta a las variaciones que origina el virus en su replicación”.

El nombre de la vacuna es SM-COLSARSPROT, desarrollada en el Instituto de Inmunología de Colombia (FIDIC), en colaboración con el grupo de inmunología de la Universidad de Antioquia y la Universidad de Ciencias Aplicadas y Ambientales (UDCA) mediante diseño, selección y síntesis química de péptidos modificados de las proteínas S, M y E del virus en base a la variabilidad genética de SARS-CoV-2 y a los polimorfismos inmunogenéticos humanos descritos. Esto le confiere las siglas SM (SupraMutacional)”,

Además, recalca el Dr. Muro, los numerosos e indudables beneficios de este hallazgo inmunológico sobre todos los demás ya existentes: “la vacuna propuesta en esta extraordinaria publicación representa la primera vacuna químicamente sintetizada contra SARS-CoV-2 con las ventajas de su pureza, de estar exenta de contaminantes y de ser estable a temperatura ambiente, sin necesidad de utilizar la cadena de frío, requisito imprescindible, caro e incómodo necesario para el transporte y la administración de vacunas RNA. La vacuna referida en este artículo es de bajo coste, sin necesidad de disponer de laboratorios sofisticados para su producción. Sus características permiten sintetizarla y distribuirla en países de rentas bajas”.

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar