lunes, 29 de noviembre de 2021

"Me imagino un país con más de 3 millones de vehículos eléctricos circulando en 2030"

Enrique Alía, de CargaTuCoche analiza la situación actual del vehículo eléctrico. Solo un 40% de la población tiene la posibilidad de tener un punto de recarga propio.


"Me imagino un país con más de 3 millones de vehículos eléctricos circulando en 2030"
  • whatsapp
  • linkedin

Aumentar y potenciar la movilidad eléctrica es uno de los objetivos de la nueva agenda ecológica. Sin embargo, ese objetivo se encuentra ante múltiples obstáculos económicos y técnicos. Enrique Alía es CEO de CargaTuCoche, una compañía española que busca fomentar el uso de la movilidad eléctrica a través de la instalación de puntos de recarga. Esta startup ha lanzado, además, una iniciativa para promover la Recarga Colaborativa como forma de solventar una de las principales cuentas pendientes de la movilidad eléctrica, la falta de puntos de recarga.

 

¿En qué situación se encuentra, en España, el vehículo eléctrico?

Comparándonos con otros países de Europa, como Portugal, Francia, Alemania o Reino Unido, aún estamos lejos en cuanto a la cuota total que suponen los vehículos electrificados sobre el total de vehículos matriculados en el país. Sin embargo, no todo son malas noticias. Desde 2019 estamos viviendo un crecimiento exponencial en la compra de vahículos eléctricos. Un crecimento que ha sido posible, en gran parte, gracias al plan de ayudas públicas a la compra de vehículo y el despliegue de infraestructuras de recarga.

Hay que decir, también, que el plan de ayudas, llamado "Plan Moves" tiene muchas deficiencias que hay que mejorar, pero aún así ha sido un gran incentivo para ayudar a los usuarios a dar el salto a la movilidad eléctrica. Este año, sin ir más lejos, hemos alcanzado un crecimiento de las matriculaciones del 121% respecto al año anterior.

En resumen, nos queda mucho recorrido por delante, pero se están empezando a hacer las cosas bien. La calve estará en escuchar las necesidades de los consumidores y fabricantes para lograr un escalado bien estructurado y ágil.

 

¿Cuáles son los principales obstáculos que se encuentra un posible conductor de vehículo eléctrico?

Los usuarios se enfrentan a 3 barreras principales en el momento de dar el salto al vehículo eléctrico: la autornomía, el precio y la recarga.

La autonomía está prácticamente resuelta. Tenemos ejemplos, como el del Hyundai Kona, que ha sido capaz de recorrer más de 700 km en una prueba real en Madrid con una única recarga. Muchos nuevos modelos se acercan a esa cifra y se alejan de esos primeros modelos que apenas superaban los 250 km de autonomía.

La diferencia de precios sigue latente, pero también tiene solución a corto plazo. Ahora mismo es más caro adquirir un coche eléctrico que de combustión. Por eso, las subvenciones juegan un papel fundamental a la hora de incentivazr al usuario. Además, la diferencia de precios sigue cayendo gracias al abaratamiento de los costes de fabricación de las baterías. A eso hay que añadir que la demanda sube y que eso hace que se produzca más y que el precio termine bajando.

El tercer problema es el que mayor regto supone. Cargar un vehículo eléctrico no es como ir a la gasolinera una vez al mes. Se parece más a la carga de un ordenador o un móvil. El usuario necesita cargar prácticamente de manera diaria. Ante esa necesidad, el modelo perfecto es el de la recarga en casa, pero en las grandes ciudades solo un 40% de la población tienen la opción de instalar un punto de recarga propio. Para el resto se instalarán puntos de recarga públicos, pero algunos estudios apuntan a que esos puntos solo podrán cubrir las necesidades del 10% de los vehículos, así que habrá infraestructura para cubrir al 50% de los usuarios y la otra mitad lo tendrá muy difícil para cargar en el día a día.

 

¿Cómo puede ayudar la idea de la Recarga Colaborativa a aumentar el uso de vehículos eléctricos?

Es muy sencillo. La infraestructura de recarga que se instale en garajes comunitarios y viviendas unifamiliares puede cubrir al 40% de los usuarios, pero tiene un potencial mayor. Son puntos de recarga que se pueden instalar fácilmente, sin necesidad de alterar la infraestructura eléctrica existente y están libres la mayor parte del día. Por eso pensamos que son una alternativa perfecta para dar servicio a ese 50% de personas que no tienen la opción de cargar su vehículo de forma recurrente.

Este modelo colaborativo permite reutilizar y aprovechar al máximo la infraestructura ya existente, de tal forma que los usuarios propietarios puedan ayudar a otros usuarios y obtener, a la vez, una rentabilidad sobre la inversión que ya han realizado.

 

¿Sentís que la gente está motivada para cambiar a la movilidad eléctrica?

Una de las pocas cosas buenas que trajo la pandemia fue la reducción del CO2 de las ciudades, gracias a la limitación de los transportes. Eso hizo que cada vez más personas fuesen conscientes de la necesidad de mejorar el aire que respiramos, a través de ciudades más sostenibles. 

En CargaTuCOche, antes solo recibíamos peticiones de clientes que ya habían adquirido un vehículo eléctrico. Ahora, hay muchos usuarios que se plantean el cambio y buscan información extra para dar el salto.

 

En CargaTuCoche también formáis a instaladores de puntos de recarga, ¿faltan profesionales? ¿qué se necesita para ser instalador?

Como siempre ha ocurrido en la Historia, la llegada de una nueva tecnología demanda una gran cantidad de servicios nuevos y personas capaces de prestarlos. Una revolución como la del vehículo eléctrico no iba a ser menos. Ante esta necesidad, es fundamental crear un tejido de profesionales preparados y cualificados para ofrecer los servicios que el usuario demanda.

Con el papel tan importante que juega la infraestructura de recarga, es clave la figura del instalador. En CargaTuCoche podemos presumir de tener la red de instaladores de puntos de recarga mejor cualificada y preparada de todo el país. Según nuestra experiencia, este tipo de perfiles necesitan mucha información y formación en todo lo relacionado con los cargadores y la relación entre el cargador, el vehículo y la fuente de energía. 

 

Lleváis solo tres años funcionando, pero habéis sabido haceros un hueco en un mercado que parece al laza, ¿cómo os imagináis el futuro de la movilidad eléctrica para los próximos 10 años?

Con una transición ágil y soportada, en un primer momento, por las subvenciones y los híbridos enchufables, me imagino un país con más de 3 millones de vehículos eléctricos circulando por las carreteras en 2030 y una cuota de más del 60% para el eléctrico puro.

La generación eléctrica habrá conseguido un mix con un peso principal en las fuentes renovables, lo que permitirá soportar la nueva demanda energética sin condenar el medioambiente. También. la nueva generación de baterías y los modelos de reciclaje mejorarán las autonomías y el aprovechamiento de las mismas para otras industrias.

A nivel de los usuarios, el número de vehículos en propiedad será menor y se optarán por modelos compartidos, también en el caso de la recarga. Donde las personas tendrán diferentes opciones para cargar sus vehículos en el día a día. Es posible que veamos otras tecnologías de recarga, como la carga conductiva con placas en el suelo. Por supuesto, la recarga colaborativa jugará un papel fundamental en esa transición, adaptando cualquier ciudad a la movilidad eléctrica.

 

  • whatsapp
  • linkedin
Autor

M. I.

Te puede interesar

Nuevo teclado Razer Hunstman V2
  • David Martín Lorente 27 septiembre 2021

Nuevo teclado Razer Hunstman V2

Análisis HP Spectre x360 convertible 14
  • David Martín Lorente 28 septiembre 2021

Análisis HP Spectre x360 convertible 14

Análisis Sony WF-100XM4
  • David Martín Lorente 16 octubre 2021

Análisis Sony WF-100XM4